Análisis de Super Bomberman R 2 para Nintendo Switch
Buscar
Inicio > Análisis > Análisis de Super Bomberman R 2 para Nintendo Switch
Análisis de Super Bomberman R 2 para Nintendo Switch
Análisis

Análisis de Super Bomberman R 2 para Nintendo Switch

En este análisis de Super Bomberman R 2 para Nintendo Switch descubrirás si merece la pena el nuevo juego del personaje.

Konami no está en su mejor momentos con algunas de sus mejores sagas sin nuevas entregas, aunque no es el caso de Bomberman. El explosivo personaje de los videojuegos regresa una vez más a Nintendo Switch con Super Bomberman R 2, una secuela del primero juego que llegó a Switch de Bomberman y que perfila un poco la experiencia de la anterior entrega. Ya lo hemos jugado para contaros en este análisis nuestra opinión sobre si merece la pena hacerse con Super Bomberman R 2 en Nintendo Switch.

Un mucho hecho para explotar

Los juegos clásicos no lo han tenido fácil para evolucionar. El paso del tiempo ha dejado en evidencia las carencias de las consolas retro, y Bomberman ha sido uno de los personajes que más ha sufrido esto.

Bomberman nació como un juego multijugador en el que los jugadores tenían que intentar eliminarse unos a otros utilizando bombas que explotaban en cuatro direcciones rectas. No tenía más premisa ni se había pensado crear un universo a su alrededor.

Análisis de Super Bomberman R 2 para Nintendo Switch

Ahora se le exige que tenga una historia y Konami ha creado un pequeño mundo y dado algo de personalidad a los personajes clásicos, con unos resultados regulares.

Bomberman vive con sus hermanos de colores y en esta aventura tendrán que rescatar a unos pequeños seres conocidos como Elon. La forma de contarse la historia es lenta y no llega a generar un gran interés en el jugador. Konami ha preferido dejar esta historia como una excusa para actualizar un enésimo juego de Bomberman, centrándose una vez más en la jugabilidad clásica.

Bomberman no sabe explotar Nintendo Switch

Nintendo Switch siempre termina sorprendiéndonos, tanto para bien como para mal. Si bien tenemos juegos espectaculares visualmente, también hay otros que han fallado estrepitosamente.

Super Bomberman R 2 no está clasificado en ninguno de estos dos tipos de juegos. Se encontraría en un punto intermedio justificado por las versiones para otras consolas de sobremesa. El juego llega a plataformas mucho más potentes, y Konami lo ha porteado como ha podido, sin grandes optimizaciones específicas que dejan un apartado gráfico bastante raro.

Análisis de Super Bomberman R 2 para Nintendo Switch

Se ve correcto en modelados y efectos, pero la forma de ajustar el juego a Nintendo Switch ha sido reducir la resolución y el número de imágenes por segundo, normalmente de 30fps, hasta que se ha conseguido un funcionamiento bastante estable. Esto nos deja un aspecto borroso, especialmente jugando en modo portátil con resoluciones muy por debajo de los 720p.

No se han esforzado en optimizar Bomberman R 2 en Nintendo Switch al hacer grandes cargas de mapas relativamente sencillos que se demoran demasiado tiempo, superando incluso los tiempos de carga de juegos de mundo abierto como Zelda: Tears of the Kingdom.

Esto no tiene justificación y en un juego en el que se juegan partidas rápidas, se convierte en un problema.

El diseño sigue la estela de Super Bomberman R, con un estilo animado en dos dimensiones en las escenas que tienen doblaje al inglés, con texto de pantalla en castellano. El cambio al 3D en el juego se siente natural y más acorde con lo que conocemos hasta el momento en la saga de Bomberman.

Competitividad explosiva

Los videojuegos han cambiado, pero Bomberman sigue siendo Bomberman. Su mítica jugabilidad, que consiste en poner bombas para romper bloques y derrotar a enemigos, se ha trasladado hasta Super Bomberman R 2 intentando adaptar cosas como un modo historia o una tienda de elementos desbloqueables.

Al final, tenemos un juego que intenta adaptarse a tiempos modernos, y lo consigue con un resultado solo correcto. En el modo historia Bomberman llega a diferentes planetas que explorar y donde rescatar Elon.

Análisis de Super Bomberman R 2 para Nintendo Switch

Para que nos entendamos, han intentado llevar al experiencia de Bomberman a algo así como un gran mundo por el que el personaje puede moverse libremente, derrotando enemigos y rescatando Elon. No es una jugabilidad genial pero es entretenida, sobre todo por la posibilidad de subir de nivel, aumentando así la potencia de las bombas, la velocidad del personaje o añadiendo habilidades especiales.

Si te gusta Bomberman y no quieres disfrutarlo en modo multijugador, el modo historia seguro que te encanta.

Por otro lado, se ha intentado enfocar como un juego online. Pudiendo enfrentarnos en batallas clásicas de Bomberman a jugadores conocidos o desconocidos. En lugar de incluir algo como un “pase de batalla”, todo está disponible en la tienda desde el principio y puede comprarse usando monedas del juego, obtenidas al jugar.

Dos bombas mejor que una

Donde mejor creemos que puede funcionar Super Bomberman R2 es en el modo multijugador local, aunque su jugabilidad, al fin y al cabo, está tan limitada como entonces. No importa que consigas potenciadores. Bomberman sigue siendo Bomberman.

En este sentido, habrá modos cooperativos y competitivos para añadir variedad al juego, aunque tras jugarlos creemos que no están especialmente inspirados.

Konami ha puesto todas sus IP a disposición de Bomberman para crear personajes inspirados en otras sagas. Castlevania, Sillent Hill o Metal Gear tienen representación en Super Bomberman R2, y se añaden a la ingente cantidad de cosméticos desbloqueables en la tienda.

Para perfilar el contenido del juego, existe un modo de Creación de Fases donde podremos diseñar nuestro nivel y luego utilizarlo en batallas locales u online. Incluso podremos mirar los creados por otros usuarios, votar por ellos y descargarlos.

Bomberman ya no es la bomba

Konami tiene claro que Bomberman todavía tiene mucha mecha, y no va a dejar pasar la oportunidad de intentar que el personaje llegue aún más alto. No ha puesto todo el esfuerzo que debería en Super Bomberman R 2, quedándose como una entrega más del universo actual del personaje.

El modo historia lleva la jugabilidad de Bomberman a un mundo más abierto con pequeños toques RPG que, creemos, es el camino a seguir. Pero está hecho de forma tan tímida que puede que no llegue a convencerte.

A Nintendo Switch le cuesta desenvolverse bien con Super Bomberman R2, con algunos niveles de resolución que nos han parecido insuficientes. No pedimos mucho a Bomberman, pero tampoco es un juego que debiera requerir tantos recursos como para que la consola no lo mueva sobradamente y sin tiempos de carga tan extensos.

Sigue siendo notable como juego competitivo multijugador, pero en este punto no ofrece nada nuevo o rompedor respecto a anteriores juegos de Bomberman.

Si te ha gustado el análisis de Super Bomberman R 2 para Nintendo Switch no te olvides de consultar el top completo de juegos de la consola en La Lista.

Resumen del análisis de Super Bomberman R 2 para Nintendo Switch

Super Bomberman R 2

62
Bueno
Konami no ha puesto todo el esfuerzo que debería en Super Bomberman R 2. Los nuevos modos e innovaciones respecto al clásico Bomberman no son especialmente divertidos y desaprovechan un core jugable muy potente. Además, la versión para Nintendo Switch sufre de problemas de rendimiento y resolución.
Historia Valoración 2
Gráficos Valoración 2
Música y Sonido Valoración 3
Jugabilidad Valoración 3
Extras Valoración 3
Multijugador Valoración 4
  • La jugabilidad clásica brilla como el primer día.
  • Colaboraciones con famosas sagas de videojuegos.
  • El toque RPG de la historia hace que sea entretenida.
  • Cientos de cosméticos desbloqueables.
  • Tiempos de carga excesivamente largos.
  • Resolución de pantalla y rendimiento pobres.
  • El universo de Bomberman no resulta muy interesante.
Archivado en:
Análisis
Etiquetado en:
Redactado por:
Álvaro Rodríguez
administrator de Nintendúo
Voz y Mii en Nintendúo. Ingeniero electrónico. Gamer, pianista electrónico, fotógrafo en prácticas, inkling y héroe del tiempo.
¿Qué te ha parecido?: