seo uzmanı
Animal Crossing: New Horizons - Impresiones (Nintendo Switch)

Animal Crossing: New Horizons – Impresiones (Nintendo Switch)

Por fín, ya podemos deciros cómo han sido nuestras primeras partidas con Animal Crossing New Horizons para Nintendo Switch. Nintendo España nos ha invitado a probarlo en su fantabuloso escenario creado para la ocasión, que la verdad nos ha molado un montón ¿Tenéis vuestro billete para la isla desierta?

Animal Crossing New Horizons es un paraíso, una forma de jugar a videojuegos con cero estrés, utilizándolos para distraernos de nuestra ajetreada vida diaria y crear nuestro pequeño mundo perfecto en Nintendo Switch. Efectivamente tiene varias similitudes con otros juegos como Los Sims o Minecraft, pero no llega a ser ni un simulador de vida real, ni algo desafiante en donde podamos morir. Aquí se viene a admirar el paisaje y abstraerse, y en tiempo real para que todo sea más inmersivo.

La versión de demostración que pudimos probar constaba de tres fases, que se entienden mejor si os explicamos cómo funciona y de qué trata el juego: hemos comprado un pack de asentamiento en islas desiertas, que puede sonar muy guay para los más aventureros, pero en realidad lo que tendremos que hacer será repoblarla nosotros mismos, a nuestro gusto. 

https://youtu.be/qRDRiedl47U

Es por ello que así, de primeras, se siente increíblemente diferente a otros juegos de Animal Crossing, quizá por eso mismo, porque es una isla desierta y no hay nada construido. Esta es la fase 1, a los pocos días de comenzar el juego. No habrá casas, ni tiendas, ni puentes, ni siquiera podremos acceder a toda la isla, ya que habrá ríos que corten el paso. A medida que progresemos, encontraremos formas de llegar a zonas inaccesibles anteriormente, como utilizando una pértiga.

Esta herramienta tendrá que construirse con distintos materiales que encontremos por la isla, como la madera de los árboles. Con esto creemos que Animal Crossing New Horizons ha pegado un increíble salto hacia territorios inexplorados, la posibilidad de crear herramientas recogiendo materiales, todo un clásico de juegos como Minecraft o Dragon Quest Builders. No es ninguno de ellos porque la finalidad se ajusta más a decorar y disfrutar de un entorno virtual que nosotros mismos hemos creado, pero adopta gran parte de las funciones de juegos ya existentes.

En resumen, recoger objetos para crear otros, que nos permiten recoger más objetos y crear otros nuevos, y así hasta que construyamos nuestros propios paraísos. 

No solo los ríos nos impedirán el paso a zonas de la isla: también la altura, habiendo hasta 3 niveles diferentes y estando representados en el mapa por colores. A estos lugares podremos acceder utilizando una escalera, que como no, también se construirá con objetos.

Para que la vida no sea muy monótona se ha recurrido a un sistema importado casi directamente de Animal Crossing para móviles, misiones llamadas Millas Nook, que nos propondrán retos, tanto generales como diarios, con Millas formando parte de un programa de recompensas. Por ejemplo capturar 10 tipos diferentes de peces o explotar globos que flotan por la isla, todo fomentando el uso diario del juego, y creemos que este será el elemento que nos mantendrá enganchados meses y meses al juego.

Además, al completar misiones de Millas Nook recibiremos palabras, que más tarde podremos utilizar para personalizar nuestro pasaporte de Insulano o insulana. No tenemos que olvidar que la moneda de Animal Crossing siguen siendo las bayas, que podremos conseguir cazando bichos, vendiendo fruta, o agitando árboles. El Plan de Asentamiento en Islas Desiertas podrá pagarse con Millas Nook, pero el resto de pagos de nuestra casa tendrá que hacerse de forma tradicional, ingresando bayas a Tom Nook.

Ahora algo que seguro os gusta más, la fase dos, lo más parecido a un principio de pueblo en lo que es Animal Crossing: New Horizons. Aquí por partes, como los forenses. El sitio más destacado de la isla será el ayuntamiento, donde se gestionarán tanto los proyectos municipales como los traslados de edificios, algo muy pedido en anteriores juegos de Animal Crossing. Canela llegará para poner un poco de orden a este asentamiento, aunque su labor y por lo que hemos visto por el momento, se limitará a hacer de secretaria, algo que hacían los personajes de Sol y Estrella en Wild World. Nos habría gustado realmente que Canela tuviera un papel más protagonista, ya que se ha convertido en una importatísima representante no solo de Animal Crossing, si no también de Nintendo. Este papel ahora lo ha tomado Tom Nook. Ya veremos si más adelante esta perrita gana protagonismo.

El museo será el lugar donde estará Socrates, esperando para que le traigan nuevos ejemplares que añadir a la colección. Ha cambiado enormemente respecto a otras entregas, y esto es algo que pudimos ver ya en tráilers, pero lo hemos recorrido con nuestras propias patitas de insulana y os lo decimos desde ya: es gigantesco, y nos ha encantado. Parece la atracción más grande que ha tenido nunca un Animal Crossing, con todos los peces, fósiles y demás en un precioso entorno. Nos hemos quedado sin ver la sección de bichos, y tenemos grandes expectativas con ella.

La vida en esta fase dos del Pack de Asentamiento en Islas Desiertas de Animal Crossing New Horizons incluye el poder aprender emociones: los insulanos e insulanas ya no serán seres con mirada perdida, ahora los compañeros nos podrán enseñas a hacer muecas, especialmente útil para el modo foto del juego. La plantación de flores y árboles se ha repasado para hacerla más cómoda y ofrecer más posibilidades. Ahora podremos recoger flores de dos formas: con mata o sin mata, y así ponerla en jarrones o trasplantarlas. Algo similar ha ocurrido con los árboles: si comemos y usamos una pala, podremos llevarnos un arbol entero y guardárnoslo en el bolsillo, y así poder llevarlo al momento a otro sitio. Esto inaugura un sistema de aguante y esfuerzo en Animal Crossing, ya que algunas acciones requerirán tener estamina para llevarlas a cabo.

La casa del insulano ahora tendrá un trastero, que creemos será ampliable, a medida que la casa aumente de tamaño. Aquí podremos guardar no solo los muebles, ropa o alfombras, si no también fruta o seres vivos. No es la única novedad que se incluye en las casas: ahora podremos decorarlas con un sistema que nos recuerda al de Animal Crossing Happy Home Designer, pero incluso más avanzado, pudiendo mover la cámara de forma esférica, o incluso elegir varios elementos a la vez.

Damos una vueltecilla por el pueblo, por ahora la parte de arriba está bastante sosa, sin rastro de tumbas por ningún lado, así que suponemos que el caso de la muerte de Tortimer se quedará en una anécdota. ¡Y menos mal!

Otras cosas que nos han llamado la atención en esta fase 2 han sido la cala de la zona trasera, que por fin hemos visitado aunque no hemos encontrado nada interesante, además de algo muy curioso: una pared para nuestra casa con dibujos móviles. Estas paredes mágicas se podrán conseguir gracias a Alcatifa, uno de los personajes que visitarán la isla. Por el momento, hemos visto ya a varios que volverán en esta entrega, como Fauno, que nos insta a visitarle en su propia isla desde el aeropuerto.

Tuvimos la oportunidad de probar en pareja el modo multijugador, con algo conocido como Llamada Local. En este modo de juego, hasta cuatro personas pueden jugar simultáneamente en la misma pantalla, y para ello ambos tienen que tener perfil e insulano o insulana en la misma Nintendo Switch. Uno de ellos será el líder, al que siga la cámara y pueda realizar todas las acciones habituales de Animal Crossing, como abrir el bolsillo. El otro, mientras tanto, solo podrá usar el objeto que lleve equipado. Para cambiar de líder se ha recurrido a algo muy Nintendo y que nos ha gustado: agitar el mando, primero el jugador líder, y después el que pase a serlo. Es rápido, efectivo y divertido, aunque tampoco hemos visto un gran aliciente en jugar Animal Crossing de esta manera. Quizá para algún caso puntual, el modo multijugador pueda ser muy útil, por ejemplo si queremos mover de sitio una gran cantidad de árboles, y así un amigo nos ayude.

Y llegamos a la fase 3, el modo Dios de Animal Crossing New Horizons, por decirlo de alguna forma. Aquí pudimos probar el Modo Constructor del juego, donde podemos no solo crear puentes y escaleras, si no también pintar el suelo con un montón de materiales diferentes, como arena o piedra. También desarrollar proyectos fluviales, por primera vez crear ríos donde queramos, o taparlos si nos molestan. También formar elevaciones de terreno o depresiones, así como véis, la isla puede llegar a tener la forma que queramos. Como fans de Animal Crossing, creemos que esto es lo que muchos estábamos esperando, tener control total sobre nuestro mundo de Animal Crossing, desde construir un pequeño entorno rural, a algo similar a una ciudad.

Nos quedan muchísimas horas, días, meses e incluso años por delante en Animal Crossing New Horizons, pero nuestra primeras impresiones son positivas. En nuestro análisis que tendréis próximamente en el canal, daremos el veredicto final tras probar bien a fondo el juego, sobre si la evolución de Animal Crossing ha sido la correcta, si ha creado otros problemas que antes no existían, y sobre todo, si de verdad se siente como una herramienta de creatividad ilimitada.

¿Qué os ha parecido? ¿Vais a darle una oportunidad al primer gran juego de Nintendo Switch de 2020? Si os habéis quedado con ganas de más, no os perdáis nuestro análisis a fondo del Animal Crossing New Horizons Direct.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies