Análisis – Cult of the Lamb (Nintendo Switch)
Buscar
Inicio > Análisis > Análisis – Cult of the Lamb (Nintendo Switch)
Análisis – Cult of the Lamb (Nintendo Switch)
Análisis

Análisis – Cult of the Lamb (Nintendo Switch)

En este análisis de Cult of the Lamb para Nintendo Switch te contamos cómo es la experiencia de unirse a una secta de animales adorables.

Si morir fuera una opción… ¿Te unirías a nuestra secta? De las oscuras mentes de Massive Monster  y Devolver Digital nos llega Cult of the Lamb, un producto indie que pretende fusionar lo mejor de Animal Crossing con The Binding of Isaac y la gestión de recursos de… Age of Empires, por ejemplo. Lo mejor de todo es que, camuflado con un estilo kawaii, nuestros adeptos harán todo lo posible para rendir culto a nuestra diabólica secta. Si alguna vez has tenido la imperiosa necesidad de sacrificar a algunos de tus vecinos en Animal Crossing… Sigue leyendo porque este análisis de Cult of the Lamb para Nintendo Switch seguro que te interesa.

Bienvenidos a la secta

Que no os engañe el estilo adorable de los personajes, Cult of the Lamb es tan bonito como perturbador. Comenzaremos como el líder de una secta que adora a “Él que espera” y nuestra misión será librarle de las cadenas que lo mantienen preso en el Más Allá.

Suena tan raro como parece, pero la cosa se vuelve aún más perturbadora cuando comenzamos a convertir inocentes animalitos en temibles sectarios. Tendremos nuestro propio campamento base, y a medida que va aumentando la secta, obtendremos nuevos edificios y recursos para mejorar a nuestro líder. Esto nos permitirá salir exitosos de las incursiones al exterior, donde se generarán de forma aleatorio mazmorras con innumerables enemigos.

Análisis Cult of the Lamb para Nintendo Switch

Horriblemente bonito

El apartado artístico de Cult of the Lamb entra por los ojos desde el primer momento, pero lo que realmente nos incentiva a quedarnos es su pasivo-agresividad que mezcla lo adorable de los animales con crímenes atroces como sacrificios, suicidios y traiciones. 

El borde redondeado de los elementos y el entorno nos recuerda bastante a la estética de The Binding of Isaac, pero en vez de decantarse por un estilo pixelado, ha optado por una estética totalmente plana a lo Paper Mario. Esta elección es con una hoja de doble filo; por un lado, sentimos que le da mucha personalidad al juego, aunque en ocasiones puede resultar confuso distinguir los elementos en pantalla.

En cuanto al rendimiento, el juego se mantiene estable durante la mayor parte del tiempo a treinta imágenes por segundo, pero en ocasiones podemos encontrar con caídas de frames que paralizan la acción en pantalla. No terminan de empañar la experiencia del juego, pero sí que puede resultar molesto en contadas ocasiones, sobretodo cuando aparecen muchos enemigos en movimiento.

El apartado sonoro cumple su función. No destaca ninguna pieza musical en concreto, y la elección de efectos de sonido está muy lograda. No tendremos ninguna canción para tararear, pero sí que, en lo relativo a su ambientación, Cult of the Lamb nos hará sentir que estamos liderando una verdadera secta.

Análisis Cult of the Lamb para Nintendo Switch

Un buen líder nunca abandona

La finalidad de un culto religioso es captar más adeptos para que se unan a su causa, y Cult of the Lamb, como secta, lo cumple a la perfección. Su principal pecado será que te atará a los mandos convirtiéndose en toda una adicción. Su sistema de progresión invita a jugar una partida tras otra, y así pueden pasar las horas que ni te darás cuenta de que finalmente te han captado.

Cult of the Lamb posee un sistema de calendario, cada día tendremos que organizar nuestra secta para hacer diferentes acciones: asistir a misa, realizar incursiones, construir edificios, recolectar recursos… Nuestro papel como líder será gestionar todas estas opciones de la forma más eficiente para que la secta crezca, pero sin que sus integrantes pierdan la fe en nosotros.

Sumada a la gestión de recursos, tenemos el componente roguelike, que nos ofrecerá mazmorras de generación aleatoria para obtener recursos y avanzar en la historia. En esta parte del juego manejaremos al personaje principal por diferentes habitaciones, y tendremos que acabar con todos los enemigos de cada uno de ellas para progresar. Para ello contaremos con distintas armas y maldiciones, que sumado a elementos adicionales como las cartas del tarot, hará que cada partida sea única.

Si habéis jugado a The Binding of Isaac, sabréis perfectamente de lo que hablamos: Cult of the Lamb intenta replicar la misma fórmula en sus mazmorras, pero no consigue el mismo efecto. El número de objetos y habilidades es mucho menor, tiene tiempos de carga más largos y nos da la sensación de que estamos ante algo ya visto pero descafeinado.

Imaginad una navaja suiza… esos cachivaches que hacen mogollón de cosas pero que ninguna de ellas la hace especialmente bien. Lo mismo podríamos aplicar a Cult of the Lamb, que reúne varios géneros de videojuegos pero no termina de profundizar en ninguno de ellos, aunque es muy solvente en todos los sentidos. Esto podría ser un problema, pero como la estructura del juego es tan sólida y cada parte está tan bien definida, que en conjunto termina por funcionar y sorprender al jugador.

Más contenido para nuestra secta

En el apartado de extras hemos echado de menos la posibilidad de un modo multijugador para compartir esta macabra experiencia. Por el momento el juego se mantiene con un modo historia que nos llevará entre 15 y 20 horas completarlo. También dependerá del nivel de dificultad que elijamos, pues el juego ofrecerá hasta 4 opciones diferentes para que tanto expertos como novatos disfruten de la experiencia de controlar una secta.

Devolver Games y Massive Monster han prometido que el juego recibirá actualizaciones con más contenido a lo largo del tiempo. Así que estaremos atentos a sus próximos añadidos, aunque por el momento los seguidores de Nintendo Switch podrán recibir a Cthulhu como personaje DLC gratuito.

Análisis Cult of the Lamb para Nintendo Switch

El lobo con piel de cordero

Cult of the Lamb no pretende crear algo nuevo, más bien coger lo que ya existe y mezclarlo a la perfección para crear algo único. Es divertido, gamberro, en ocasiones injusto, y otras veces nos hará sentir mal por tomar decisiones macabras. Un título que sorprende por la inocencia de sus personajes y que te cala por la personalidad oscura y perturbadora. Un lobo con piel de cordero. 

Cult of the Lamb ya está disponible en la eShop de Nintendo Switch, y si queréis leer más análisis y opiniones de juegos de Nintendo, os recomendamos que echéis un vistazo a la lista de nuestra web.

Análisis de Cult of the Lamb para Nintendo Switch

Análisis – Cult of the Lamb (Nintendo Switch)

85

Puntuación: Notable

Sin crear algo nuevo o revolucionario, Cult of the Lamb combina varias cosas que encajan a la perfección para traernos un juego de gestión y acción de estilo roguelike muy completo, divertido y original.

Historia Valoración 4
Gráficos Valoración 4
Música y Sonido Valoración 4
Jugabilidad Valoración 5
Extras Valoración 3
  • Divertido, perturbador e ingenioso.
  • Sistema de juego muy adictivo.
  • Un estilo artístico preciosista a la vez que siniestro.
  • Caídas de rendimiento puntuales durante algunas batallas.
  • Se echa en falta un modo multijugador.
Archivado en:
Análisis
Etiquetado en:
Redactado por:
Jose Gonzalez Pascual
editor de Nintendúo
Mitad roja de Nintendúo. Normalmente edito los vídeos del canal y... bueno ¡Tengo una curiosidad insaciable!
¿Qué te ha parecido?: