Análisis – Mario Party Superstars (Nintendo Switch)

La fiesta especial de Mario lleva 20 años en el horno y os contamos cómo ha sido en el análisis de Mario Party Superstars en Nintendo Switch.

Nintendo es la voz de la experiencia, y si pensábais que las canas no podían montar grandes fiestas es porque no habéis asistido a la de Mario Party Superstars, cogiendo lo mejor de cada juego de la saga y haciendo algo que nos ha dejado con la boca abierta. Hemos jugado un montón para contaros qué nos os ha parecido esta fiesta tan especial que Nintendo lleva más de 20 años preparando. Este es nuestro análisis de Mario Party Superstars para Nintendo Switch.

Más de 20 años de experiencia

Cuando Nintendo exprime a Mario no siempre le sale bien. La saga Mario Party tiene ya más de diez entregas numeradas, diversos spin-offs y no todos ellos han llegado a la calidad que esperábamos.

Super Mario Party para Nintendo Switch era un buen juego para jugar con amigos, especialmente por el uso de los Joy-Con durante los minijuegos, y su existencia no es incompatible con la de Mario Party Superstars: este nuevo título de Nintendo Switch recoge lo mejor de cada uno de los diez primeros juegos de Mario Party para reunirlo en uno solo, comenzando por el argumento.

Análisis de Mario Party Superstars para Nintendo Switch

Tampoco esperéis mucho de un juego de fiesta: Mario y sus amigos se embarcan en una aventura a través de 5 tableros en la búsqueda de un héroe que sea capaz de traer la paz y resolver distintos problemas de cada lugar.

Más que como un argumento en sí mismo, Koopa nos cuenta al inicio de cada partida los acontecimientos que sucedieron en el pasado en dichos tableros, en la época de su lanzamiento original. Este es uno de los bonitos detalles que se han colado en Mario Party Superstars para sentirlo un poco más cercano y cálido.

Análisis de Mario Party Superstars para Nintendo Switch

Para los jugadores veteranos, este Mario Party será un golpe nostálgico tras otro, tanto en forma de minijuegos como en los propios tableros, o incluso en el menú, rescatado de la entrega original de Mario Party en Nintendo 64.

Nada más comenzar el juego se nos pregunta si vamos a jugar en modo sin conexión, en modo local con varias consolas y varios juegos o en modo online, una declaración de intenciones de este juego de Mario Party: Superstars está pensado para todo tipo de jugadores, tanto los que quieren disfrutar de una fiesta con amigos que no estén muy puestos en videojuegos, como para los más pro y tácticos que quieren un reto en el modo online.

Mario Party Superstars está pensado para todo tipo de jugadores, desde los más novatos hasta los más expertos en videojuegos.

El plantel de personajes seleccionables se ha simplificado enormemente respecto a anteriores entregas, reduciéndolo a diez y siendo más que suficientes. Al fin y al cabo, preferimos que Mario, Daisy o Yoshi estén mejor recreados que poder jugar con Huesitos. Y os adelantamos que así es.

El buen gusto de Nintendo

El espacio de trabajo que ha dejado la reutilización de tableros y minijuegos, Nintendo lo ha dedicado a reforzar el apartado visual y sonoro de Mario Party Superstars. La calidad técnica de este título es muy superior a la de Super Mario Party, comenzando por la enorme estabilidad que da tener un entorno tridimensional controlado.

Mario Party Superstars alcanza los 900p de resolución vertical y las 60 imágenes por segundo bastante estables, siendo uno de los juegos con mejor aspecto y más agradables visualmente de Nintendo Switch. Tras el análisis técnico, hemos visto que Mario Party Superstars se mueve en ocasiones entre las 50 y 60 imágenes por segundo, algo que no hemos notado a simple vista durante nuestras sesiones de juego, y que achacamos, principalmente, a la aparición de más elementos móviles en pantalla, efectos de iluminación y desenfoque de fondos que se ven muy bien en Nintendo Switch.

Análisis de Mario Party Superstars para Nintendo Switch

Los minijuegos, que aparecieron en un principio en entregas de Nintendo 64, GameCube y Wii, han sido rehechos completamente para Mario Party Superstars, por lo que su parecido visual será anecdótico, más allá de tomar la idea de cada minijuego y adaptarlo a las capacidades técnicas actuales de Nintendo Switch.

Nos ha sorprendido gratamente que Nintendo haya dedicado tanto cariño al apartado audiovisual de este Mario Party: las animaciones de los personajes son más naturales que nunca, viéndolos en algunas situaciones únicas hasta el momento.

Los minijuegos que aparecieron en anteriores entregas de Mario Party han sido rehechos completamente, por lo que su parecido visual será anecdótico.

No nos sorprende y es que, en realidad, casi nada del juego tiene un diseño totalmente nuevo y todo ha sido adaptado desde los títulos originales, pero es que el resultado visual ha sido tan bueno y agradable que nos sorprende que se trate de un Mario Party, algunas partes de escenarios teniendo texturas de muy alta resolución y haciendo que tenga un aspecto fotorrealista, como las galletas del pastel de Peach.

Durante los minijuegos, y al ser momentos muy cerrados, se ha podido utilizar todo tipo de efectos visuales para darle magia al asunto. Los reflejos en el agua y en superficies brillantes son algunas de las bondades gráficas de este Mario Party, siendo el punto más flojo la calidad de algunos sombreados, a los que no se le ha dado tanta importancia, aunque no es nada realmente grave.

Análisis de Mario Party Superstars para Nintendo Switch

Una remasterización visual de este nivel también requería algo similar a nivel musical, y los temas clásicos de los 5 tableros principales han sido rehechos para darle un tono más actual, teniendo versiones más aceleradas para cuando queda poco tiempo de juego y pudiendo elegir entre la versión original o la moderna. Además, podremos comprar gran parte de la banda sonora de los diez primeros Mario Party en la tienda del juego, para poder rememorar la historia de esta gran saga de Nintendo.

Lo mejor de lo mejor

Mario Party es una idea de videojuego muy japonesa: una especie de Monopoly con los personajes de Super Mario, con un montón de eventos, uso de objetos, elementos inesperados y, todo esto, combinado con divertidos minijuegos que el juego clasifica para que sea totalmente accesible para todos los públicos.

El modo principal de Mario Party Superstars es el “Modo Mario Party”, donde hasta 4 jugadores compiten en uno de los cinco tableros disponibles, clásicos de Nintendo 64, para convertirse en la superestrella. El objetivo siempre es conseguir el mayor número de estrellas posibles, moviéndose por las casillas de juego ganando monedas y alcanzando a Toadette, que nos venderá estos preciados objetos por 20 monedas.

Análisis de Mario Party Superstars para Nintendo Switch

Cuando los cuatro personajes en juego hayan lanzado su dado y terminado su turno, tendrá lugar un minijuego: estos incisos servirán para conseguir monedas y romper un poco la monotonía de la partida.

Todos los minijuegos de Mario Party Superstars son reciclados de anteriores juegos de Mario Party, que dicho así puede sonar terrible, pero no es el caso: se han elegido cien de los mejores minijuegos de toda la serie Mario Party hasta Super Mario Party, dejando este excluido en su totalidad. Con tantas entregas a sus espaldas, nos ha encantado que Nintendo haya hecho esta selección de grandes y divertidas experiencias que ha creado durante veintitrés años, porque aquí hay enormes joyas que se habían perdido en el tiempo y que, creemos, se han valorado más y más según ha pasado el tiempo.

Super Mario Party se queda fuera de este homenaje a la saga, pudiendo convivir en Nintendo Switch ofreciendo distintas experiencias, siendo Superstars claramente superior.

Minijuegos tan simples pero efectivos como “El Mamotreto” demuestran dos cosas: que Nintendo sabe muy bien hacer juegos multijugador, y que las ideas estaban palideciendo durante las últimas entregas de la serie, teniendo más presencia las primeras.

Mario Party Superstars es un juego totalmente accesible para todo el mundo, que permite configurar las partidas para jugar de una forma más seria o más aleatoria. Dentro de la propia aleatoriedad de Mario Party y sus dados, trazar y hacer análisis de estrategias, elegir caminos, el uso de objetos y la ventaja de ganar minijuegos o poder ir a por bonificaciones especiales fijas, convierten a Superstars en el Mario Party más técnico y táctico hasta el momento, algo que a los jugadores más tradicionales les encantará, pasando por encima del anterior Super Mario Party que también llegó a Nintendo Switch.

Si no queréis jugar un tablero con todo lo que ello conlleva, os recomendamos pasaros por el Monte de los Minijuegos, un lugar en el que hasta cuatro jugadores pueden batirse en duelo de diversas formas. También será el hogar de los retos más complicados a través de internet, con desafíos diarios de minijuegos con ranking mundiales, modos de supervivencia y otras más ligeros que un tablero tradicional. La particularidad es que todos ellos están enfocados a ser un as de los minijuegos.

La fiesta más “pro” para todos

Ya podemos decir, sin ningún tipo de duda, que la saga Mario Party ha evolucionado de la forma que los jugadores más “pro” querían: nada más comenzar el juego, se nos da la opción de entrar en modo online u offline, para divertirnos con amigos en el mismo lugar o desafiar a otros a través de internet.

Todo Mario Party Superstars está creado para ser jugado a través de internet, tanto con amigos como con desconocidos, y pudiendo incluso dejar partidas a medias para continuarlas más adelante, ya que no son cortas, precisamente.

El juego usa opciones avanzadas del sistema operativo de Nintendo Switch, como la selección de distintos perfiles dentro del propio juego para que cada jugador utilice sus propios datos de guardado y gane recompensas de forma independiente. A su vez, cada uno tendrá una tarjeta de perfil con nuestro juego favorito de la saga, minijuegos preferidos, un sobrenombre e imagen de perfil, además de un nivel de jugador. Así, Mario Party se convierte en una especie de RPG en el que cada jugador sube de nivel con puntos de experiencia ganados por jugar.

Este nivel, además de para tener una referencia respecto a otros jugadores, sirve para desbloquear contenido en la tienda del juego. Este apartado es una de las cosas que más nos ha gustado de este Mario Party: las monedas que ganemos jugando podrán ser utilizadas para desbloquear contenido en el orden que queramos, desbloqueando a su vez más contenido mientras subimos de nivel.

Esta recompensa constante se complementa con un apartado de “Logros”, que tanto piden los fans, teniendo que realizar distintas tareas en minijuegos o tableros, o incluso en el modo online.

Seguro que con todo esto que os hemos contado ya os hacéis una idea de por dónde van los tiros con este Mario Party; Superstars es también el juego de la saga más enfocado al modo en solitario, teniendo un mogollón de contenido desbloqueable y dándonos decenas de horas de diversión.

No por ello deja de lado el multijugador local, y es que creemos que, en este aspecto, también supera a todas las entregas anteriores por su accesibilidad y opciones competitivas.

El funcionamiento del modo online es muy estable. No hemos notado ningún tipo de lag ni durante el juego en los tableros ni durante los minijuegos, incluso dentro de los que hay interacción entre los personajes y jugando a través de red inalámbrica.

Como nota extra, es el juego de Nintendo Switch que más hemos podido disfrutar en Modo Tabletop con la versión OLED de la consola.

El Mario Party que siempre quisimos

Nintendo nos ha sorprendido. Mario Party Superstars es el mejor juego de la toda la saga, tanto para los jugadores más avanzados como para los que juegan ocasionalmente.

La forma en la que se ha configurado para poder jugar en modo local u online es simplemente perfecta, además de la selección de perfiles para poder tener cada jugador sus propios datos de guardado e ir evolucionando a distinto ritmo, incitando después a jugar en solitario.

El desbloqueo continuo de contenido extra es un genial incentivo para jugar más y más, sin bloquear minijuegos o partes importantes del juego desde el inicio para poder disfrutarlo igualmente nada más encenderlo. Técnicamente la desarrolladora se ha esforzado en que todo se sienta nuevo, vibrante y agradable, con un diseño y aspecto audiovisual redondo.

Nintendo ha hecho dos cosas muy bien en este Mario Party: darle a los jugadores expertos opciones para reducir la aleatoriedad y premiar la habilidad y las estrategias, pero también pudiendo elegir opciones que hacen que cualquier jugador, hasta el menos dicho en los videojuegos, tenga posibilidades de ganar.

Es uno de esos juegos de Nintendo Switch en los que te ríes y mucho jugando con amigos, haciéndoles la puñeta y provocando momentos memorables. En parte, esto se debe a la enorme calidad de los minijuegos seleccionados, pero también a la fórmula perfecta de los tableros clásicos que vuelve mejor que nunca en Mario Party Superstars.

Si os ha gustado el análisis de Mario Party Superstars para Nintendo Switch, os recordamos que podéis ver el top completo de la consola en La Lista.

Análisis – Mario Party Superstars (Nintendo Switch)
84

Puntuación: Notable

Nintendo saca todo el esplendor de la saga Mario Party con Superstars, un juego que recopila lo mejor de los diez primeros títulos de la serie creando una divertida experiencia multijugador en Nintendo Switch, tanto offline como online.

Presentación
Gráficos
Música y Sonido
Jugabilidad
Extras
Online
  • Los mejores minijuegos de la serie recopilados en un nuevo juego.
  • El nuevo aspecto visual que se ha dado tanto a los minijuegos como a los tableros.
  • Sistema de perfiles con subidas de nivel y desbloqueo de contenido.
  • Las animaciones se sienten más fluidas y naturales que en juegos anteriores.
  • Modo online total.
  • No habría venido mal un mayor número de tableros.
  • Los minijuegos no utilizan el sensor de movimiento de los Joy-Con.
  • Todo Super Mario Party y su contenido se queda fuera de Superstars.
Archivado en:
Redactado por:
Álvaro Rodríguez
administrator de Nintendúo
Voz y Mii en Nintendúo. Ingeniero electrónico. Gamer, pianista electrónico, fotógrafo en prácticas, inkling y héroe del tiempo.
¿Qué te ha parecido?: