Análisis – Mario Strikers: Battle League Football (Nintendo Switch)
Buscar
Inicio > Análisis > Análisis – Mario Strikers: Battle League Football (Nintendo Switch)
Análisis – Mario Strikers: Battle League Football (Nintendo Switch)
Análisis

Análisis – Mario Strikers: Battle League Football (Nintendo Switch)

Análisis del regreso de Mario Strikers en Nintendo Switch, la saga de fútbol del fontanero que sube de nivel en Battle League Football.

Cuando Nintendo presta a otros a Super Mario pueden pasar cosas muy buenas o muy malas, pero Next Level Games sabe bien cómo hacer grandes juegos del fontanero y lo demuestra una vez más con el regreso de “Mario Futbol”. Hemos estado jugando al nuevo Mario Strikers: Battle League Football para Nintendo Switch, tanto en local como en línea, y os contamos qué nos ha parecido su regreso en este análisis.

Video Análisis de Mario Strikers: Battle League Football para Nintendo Switch

No es un Mario fútbol cualquiera

Este juego deportivo de Mario no es como los demás: Mario Strikers es una serie que Nintendo deriva a Next Level Games, los creadores de Luigi’s Mansion. Esto significa que tienen cierta libertad para dar su toque original a los juegos, algo que agradecen mucho los jugadores.

La estética de Mario Strikers siempre ha sido mucho más sucia y cruda que las de los juegos de Mario normales. Podría haber ocurrido de igual forma con juegos como Smash Bros, pero aquí Next Level Games pone su toque y no le da miedo hacer a Mario y compañía con unos aspectos mucho más agresivos de lo normal.

Análisis de Mario Strikers: Battle League Football para Nintendo Switch

Battle League Football no tiene un modo historia en sí mismo. Al igual que ocurre con Mario Kart, la acción pasa por ganar todas las copas disponibles en el juego: un total de 6 estándar. Esto puede decepcionar a algunos jugadores que esperaban una guía más visible u otro tipo de motivación. Pero debemos recordar que esto es un juego deportivo y, como en la mayoría durante los últimos años, el mayor peso recae sobre el modo multijugador.

El deporte de Mario Strikers no es el fútbol exactamente, aunque se llame Battle League Football. El deporte del juego se llama Strike, y mezcla el balonmano, el fútbol y la lucha libre, con unas reglas que pillaréis rápidamente.

El plantel inicial de jugadores se queda con diez personajes, entre los que se encuentran figuras tan populares como Mario, Yoshi o Waluigi, con algunas grandes ausencias como Bowsy o Daisy que no nos explicamos. No se desbloquearán más personajes en el juego base sin requerir de actualizaciones posteriores, lo que nos ha decepcionado un poco al ser un plantel tan escueto.

 A primera vista, Mario Strikers: Battle League Football tiene una enorme personalidad. Algo que Nintendo no se atrevía a hacer y que Next Level Games ha dejado perfecto.

Análisis de Mario Strikers: Battle League Football para Nintendo Switch

Clase de estilo y buen gusto

Y una de las cosas que tienen más personalidad es la visión artística que se ha querido dar al juego. Luigi’s Mansion 3 es, para muchos, el juego mejor animado hecho por Nintendo en Switch. Mario Strikers ha heredado el buen hacer de los animadores de Next Level Games haciendo a los protagonistas de Super Mario más expresivos que nunca. Y con animaciones más atrevidas que nunca.

El juego tiene una estética tridimensional similar a la de otros juegos de Mario, de corte un poco más oscuro, pero igualmente reconocible. La cosa cambia con una serie de efectos con los que el estudio ha querido destacar a los personajes y las escenas. Para dar espectacularidad a los movimientos, se ha creado un filtro especial capaz de resaltar a los personajes, ponerles bordes negros y recrear un dibujo a grosso-modo en movimiento, y todo esto corriendo en el motor del juego.

Si bien el rendimiento no es perfecto, nos ha sorprendido cómo Switch es capaz de cambiar entre uno y otro estilo artístico en pleno partido de Strike, sin romper con la fluidez y pareciendo una serie de animación. El uso de este estilo nos parece el gran acierto visual de Mario Strikers: Battle League Football. Hace que el juego derroche personalidad y le diferencia en muchos niveles de títulos como Mario Tennis o Mario Golf.

Y no solo por el estilo artístico tan particular que tiene: todo el tono del juego es más fuerte y siniestro que los juegos normales de Mario. Le viene bien al fontanero para cambiar de aires aunque puede no llegar a gustar a todo el mundo.

Análisis de Mario Strikers: Battle League Football para Nintendo Switch

Tras el análisis técnico, hemos visto que en Mario Strikers durante los partidos, cuando la cámara se sitúa en la parte superior, tiene un rendimiento fijo en las sesenta imágenes por segundo y alguna caída muy puntual cuando se arma mucho jaleo en pantalla, pero nada grave y con lo que Nintendo Switch puede sin problemas. Sí que se reduce el rendimiento cuando la cámara baja hasta el campo y vemos a personajes y entornos más detallados, sin bloquear el frame rate y pudiendo caer incluso por debajo de las 25 imágenes por segundo. Lo que nos ha parecido más importante es que, de haber ralentizaciones, solo ocurren en escenas donde no afecta a la jugabilidad.

Podremos elegir entre una variedad de estadios para competir, aumentando sus posibilidades eligiendo cada equipo la estética de la mitad del campo. Es curioso el concepto, pero en la práctica no hemos notado una gran diferencia estética entre ninguno de los campos, incluso cuando están fusionados.

La música del juego tiene claros y oscuros: mientras que existen excelentes remezclas de canciones de diversos juegos como Luigi’s Mansion o Donkey Kong, las originales que encontramos están poco inspiradas, especialmente las de los menús del juego que resultan sosas y repetitivas.

Todos los personajes tendrán sus voces clásicas con algunas variaciones para que encajen con sus geniales nuevas animaciones.

Análisis de Mario Strikers: Battle League Football para Nintendo Switch

Next Level Games hace a Mario subir de nivel

Si os hemos dicho antes que el Strike era una mezcla entre el fútbol, el balonmano y la lucha libre era cien por cien real: tendremos una pelota que habrá que meter en una portería, incluso usando las manos, mientras arreamos golpes a diestro y siniestro entre los jugadores. Una locura, ¿verdad? Pues esto es una seña de identidad de los juegos deportivos de Super Mario.

Cada uno de los dos equipos en juego estará compuesto por cuatro personajes, y el objetivo será marcar el mayor número de goles posibles en la portería contraria. Para ello podremos usar todas las herramientas a nuestro alcance, desde puñetazos y patadas hasta fintas y golpes súper poderosos. Al fin y al cabo, y como buen juego de Mario, prevalece la magia y la fantasía sobre el realismo.

Podemos decir, sin miedo a equivocarnos, que es el juego deportivo de Mario más complicado de jugar. Pero también el más complejo y más satisfactorio cuando se domina. Tenemos un set de movimientos más sencillos que pueden complicarse si se realizan en un punto determinado de la jugada. Tener un buen timming será imprescindible si queremos dominar bien el juego de Mario Strikers. Todo tiene un punto exacto en el que soltar o pulsar los botones, además de una pizca de estrategia para mover a los jugadores.

Cuando juguemos en solitario solo podremos controlar a un personaje a la vez, pero podremos cambiar entre los cuatro en juego en cualquier momento. Esto hace que haya enormes diferencias en las formas de jugar solo o con más gente.

Análisis de Mario Strikers: Battle League Football para Nintendo Switch

También creemos que es el juego deportivo de Mario más difícil hasta el momento. La CPU hace unas endiabladas jugadas que nos pondrán las cosas difíciles, especialmente durante los primeros compases del juego en los que todavía somos unos novatos.

Cada personaje tiene unas estadísticas únicas que los hace diferentes, además de tiros especiales llamados Hipertrallazos que les ayuda a diferenciarse aún más. Por este motivo echamos en falta una mayor variedad de personajes en el juego, aunque sus estadísticas pueden ser modificadas por pares gracias a equipamiento que podemos comprar en la tienda. Este será el principal contenido desbloqueable, además de los logros en forma de copas que podemos conseguir al completar cada torneo.

En el mejor de los casos, podríais llegar a los créditos del juego en un par de horas, aunque hay bastante más contenido tras ellos.

Mario Strikers es un buen motivo para pagar Nintendo Switch Online

Aunque es muy probable que lo más importante del juego sea su modo competitivo y todo el provecho que quiere sacar a vuestra suscripción de Nintendo Switch Online.

Podremos unirnos o crear un Club con otros jugadores de Mario Strikers, y así competir con otros grupos en Ligas de juego. Con esta opción queda muy claro que este título está muy enfocado al competitivo online y al multijugador, y quizá sea por eso que su modo offline nos ha dejado simplemente bien.

Además de la propia competición, jugar con amigos es una experiencia completamente diferente en Mario Strikers. Pasar de controlar a todos los jugadores a solo uno, hace que tengamos que estar en contacto permanente con nuestros compañeros de equipo para trazar estrategias. Por eso el juego es compatible con el chat de voz de Nintendo Switch Online.

Nos agrada deciros que no hemos tenido ningún problema jugando a través de internet, ni de input lag ni de ralentizaciones, siendo una experiencia tan satisfactoria como lo es jugar offline.

Hasta ocho amigos pueden jugar a través de internet, con cuatro Switch y dos jugadores por cada consola. Pero si jugamos contra desconocidos en el modo Club, ese número podrá ascender hasta 8, sin importar el número de consolas.

En la misma consola el número se mantiene, así que con 8 Joy-Con podrán disfrutar hasta 8 personas de forma simultanea. Aquí el problema que hemos visto es que no es un juego tan accesible como lo pudo ser Mario Tennis Aces o Mario Party Superstars, y se necesita un aprendizaje bastante duro para llegar a entender cómo funciona y dominar el control.

Victoria en el tiempo de descuento

No esperábamos ni más ni menos del regreso de Mario Strikers: Battle League Football, que se adapta a los tiempos modernos de Nintendo centrándose en un sistema de juego online bastante bueno y aportando novedades jugables interesantes.

Mientras que el sistema de personalización de personajes es algo que vemos que solo los jugadores más avanzados sabrán sacar provecho, los retoques en el control con opciones graduales de dificultad creemos que aportan la complejidad que necesitaba la saga.

Análisis de Mario Strikers: Battle League Football para Nintendo Switch

Es cierto que, a la vez, hace que exista más brecha entre jugadores, pero es algo que había que hacer si se quería llevar la saga al siguiente nivel: uno más competitivo y que apunta a ser uno de los mejores eSports de Nintendo.

Si os ha gustado el análisis de Mario Strikers: Battle League Football para Nintendo Switch no olvidéis pasaros por el top completo en La Lista.

Análisis – Mario Strikers: Battle League Football (Nintendo Switch)

81

Puntuación: Notable

Next Level Games ha perfeccionado su fórmula para que Mario Strikers: Battle League Football se sienta fresco y divertido, haciendo hincapié en el modo multijugador offline y online. Las canciones originales están poco inspiradas, aunque estas carencias pasan desapercibido con su genial estilo artístico.

Presentación Valoración 3
Gráficos Valoración 4
Música y Sonido Valoración 3
Jugabilidad Valoración 5
Extras Valoración 4
Multijugador Valoración 4
  • Un sistema de juego muy divertido, complejo y profundo.
  • La variedad entre jugar solo o con amigos.
  • Visualmente muy llamativo y con buen gusto.
  • Hasta ocho jugadores en una misma Nintendo Switch.
  • Las canciones originales son muy flojas.
  • Poco contenido en el juego base, sin posibilidad de desbloquear más que equipamiento.
Archivado en:
Análisis
Redactado por:
Álvaro Rodríguez
administrator de Nintendúo
Voz y Mii en Nintendúo. Ingeniero electrónico. Gamer, pianista electrónico, fotógrafo en prácticas, inkling y héroe del tiempo.
¿Qué te ha parecido?: