Análisis de Pikmin 4 para Nintendo Switch
Buscar
Inicio > Análisis > Análisis de Pikmin 4 para Nintendo Switch
Análisis de Pikmin 4 para Nintendo Switch
Análisis

Análisis de Pikmin 4 para Nintendo Switch

Lee nuestra reseña y opiniones de Pikmin 4 en Switch y descubre si vale la pena. Analizamos su jugabilidad, gráficos y aspectos importantes.

Dice la leyenda que una vez cada 10 años, Nintendo lanza un juego muy especial. Trata sobre un planeta misterioso y unas criaturas diminutas llamadas Pikmin que hacen todo tipo de trabajos. Pues bien, la leyenda era real y aquí tenemos Pikmin 4: un juego totalmente nuevo de la saga más joven del creador de Super Mario. Ahora la pregunta es… ¿Ha merecido la pena tanto tiempo de espera? Te contamos todo en nuestro análisis de Pikmin 4 para Nintendo Switch.

Video Análisis de Pikmin 4 en Nintendo Switch.

Un nuevo comienzo para Pikmin.

Con Splatoon convirtiéndose en una de las licencias de Nintendo más importantes y Zelda vendiendo millones, las sagas “secundarias” de Nintendo están en su mejor momento en Switch. Toda la saga Pikmin está disponible en la consola híbrida, con Pikmin 3 Deluxe batiendo récords históricos de ventas… hasta la llegada de Pikmin 4.

La popularidad de Pikmin está en su momento más álgido y es la hora de un reinicio e introducir su historia a los nuevos jugadores.

El planeta de los estrellados.

Pikmin siempre ha contado la historia del Capitán Olimar llegando (de una forma u otra) a un planeta desconocido donde unas criaturas llamadas Pikmin le ayudan a reparar su nave y conseguir tesoros. La historia de Pikmin 4 tiene dos objetivos: el primero es ser una burla hacia la propia saga, riéndose de cómo los astronautas se estrellan una y otra vez en el mismo planeta, justificando así los juegos de Pikmin y sus similitudes. El segundo es un reinicio de toda la historia hasta el momento, algo que a muchos fans puede que no les guste.

El argumento de Pikmin 4 da a entender que lo que ocurrió en Pikmin 1, 2 y 3 fue un preludio. Algo así como un previo al primer paso firme que la saga tenía que haber dado, haciendo más consistente su universo sin olvidarse de personajes o lugares ya existentes.

Nos ha parecido una forma excelente de que los nuevos jugadores no se vean agobiados por conceptos que se daban por hecho, pero a su vez, hace que los jugadores que disfrutaron de anteriores Pikmin reconozcan, entiendan y se sorprendan por los acontecimientos que narra Pikmin 4, sin olvidarse de nada de su pasado.

Ochin llega pisando fuerte al mundo de Pikmin.

La introducción de un montón de nuevos personajes, con sus más y sus menos, sirve para crear un miniuniverso que complementa el ya existente. Se desmarca del clásico “reparar la nave” o “conseguir tesoros” para introducirse un poco más en el lore de la saga con Ochin, un perro monísimo que se ha convertido en la estrella de Pikmin 4 y, para nosotros, un imprescindible en Pikmin de aquí en adelante.

Sin ser ninguna obra maestra narrativa, la historia y personajes de Pikmin 4 nos han parecido geniales. No olvida el pasado, a pesar de ser un reinicio. Profundiza en el lore de Pikmin de una forma que llevábamos esperando décadas y lo pone a la altura de otras franquicias de Nintendo, como Splatoon o Metroid.

Naturalmente impresionante.

Pikmin nació en GameCube con Nintendo haciendo lo que pudo para intentar representar un mundo natural lo más realista posible, con resultados bastante buenos. Pero el tiempo ha pasado y Nintendo Switch es una consola muy capaz de ofrecer un aspecto visual que imite el mundo real que encaja con Pikmin.

Para ello, se ha optado por utilizar el motor Unreal Engine 4 de Epic Games, cuyas características lo hacen perfecto para entornos realistas. El resultado ha sido asombroso para una consola portátil con 7 años a sus espaldas: Pikmin 4 es uno de los juegos de Switch que mejor aspecto tienen. La combinación de texturas de muy alta resolución, una gran distancia de dibujado, el juego de potentes desenfoques y una excelente iluminación han hecho que el juego luzca impresionante. También los efectos como reflejos del agua, con una calidad correcta, ayudan a dar consistencia al conjunto.

Si prestas atención, los elementos con los que se puede interactuar en el escenario no son muy numerosos, pero la vegetación está lo suficientemente bien implementada para que “rellene” la pantalla, y no de sensación de vacío (al menos las primeras veces que visitemos los lugares).

En algunos momentos del juego podremos entrar en cuevas, que son entornos cerrados y más pequeños donde Pikmin 4 se siente más cómodo. Por el contrario, las fases exteriores se sienten enormes, con un montón de tesoros y cosas por hacer.

Pikmin 4 cimenta también el diseño de la saga haciéndolo un poco más agradable y simpático, con Ochin como principal reclamo de esta etapa “fluffy” pero realista de Pikmin.

Análisis técnico de resolución y FPS de Pikmin 4 en Nintendo Switch.

Pikmin 4 utiliza un sistema de resolución dinámica con máximos de 720p en televisor y bajando en momentos puntuales. En portátil la resolución es menor, dejando un aspecto un poco borroso pero manteniendo un rendimiento excelente.

Tras hacer un análisis técnico a Pikmin 4, hemos visto que el objetivo es mantener 30 FPS en todo momento, y lo consigue con algunas excepciones: en momentos muy, muy puntuales lo hemos visto caer levemente hasta los 25 FPS, con pequeños gaps en el frame-pacing que se traducen en tirones visuales de entre 50 y 100 milisegundos.

Son ocasiones muy contadas, pero existen. Tampoco podemos pedir mucho más a un juego de Nintendo Switch que se ve tan bien como Pikmin 4.

Incluso con cientos de elementos moviéndose por pantalla en escenarios enormes, el juego mantiene el tipo, y es algo que valoramos muy positivamente.

El sonido de la naturaleza.

La música ha sufrido importantes cambios que bien podrían venir de los responsables de Zelda: Breath of the Wild: el tono es muy relajado, con melodías muy suaves que sirven de acompañamiento para la verdadera estrella del apartado sonoro, que son los efectos.

Tanto ambientales como de los personajes, Nintendo se ha dejado la piel en que las voces de los Pikmin, astronautas y enemigos se sientan mejor que nunca. También en que todo lo que tenemos alrededor se escuche y sienta de la forma más realista posible, desde el agua fluyendo hasta los pájaros, insectos o incluso el sonido del viento meciendo las hojas

La banda sonora toma de base la de Pikmin 2 y algunas de sus canciones principales, dándoles un toque personal intimista y dejándolas casi irreconocibles, añadiendo nuevas y discretas composiciones que no brillan especialmente.

Jugando a ser astronautas.

Pikmin 4 es un juego muy fácil. Y nos encanta. Tradicionalmente, la saga Pikmin ha sido de las más duras de Nintendo si no querías perder a ningún Pikmin de tu batallón. Ahora, se han dado añadido un montón de funciones que facilitan en gran medida la experiencia, dejando caer el peso de la jugabilidad en la organización de tareas.

Nintendo nos presenta el término japonés “Dandori”, que viene a ser la planificación de tareas de toda la vida, pero más guay porque está en japonés. Esta estrategia de marketing incluida en el propio juego como “Desafíos Dandori” nos ha parecido oportunista, pero cuyo carácter exótico encantará al público de masas.

Porque este Pikmin está totalmente enfocado a ellos: más accesible que nunca, más relajado, bonito y adaptable a cualquier tipo de jugador.

Análisis de Pikmin 4 para Nintendo Switch

Lo mismo de siempre, pero muy distinto.

En Pikmin 4 tendremos que rescatar a nuestra brigada de astronautas tras estrellarse en el planeta de los Pikmin. Bueno, a ellos y a un montón de astronautas más que han terminado perdidos por el lugar. El protagonista, que puede crearse a través de un editor de personaje, cuenta con la ayuda de un perro espacial llamado Ochin, y de los leales Pikmin.

Con este curioso ejército, el protagonista tiene que enfrentarse a enemigos, explorar el terreno y sus cuevas, además de conseguir tesoros que sirven de combustible para la nave de la brigada.

El concepto es el mismo que en anteriores juegos de Pikmin, pero la forma de jugar es muy distinta, pudiendo tomarse como una experiencia no muy estresante, incluso relajante al adaptarse al ritmo del jugador.

La base de Pikmin 4 es la misma que la de anteriores juegos, pero la forma de jugar es muy diferente.

A medida que rescatamos personajes, se añaden nuevas opciones y desafíos al campamento, pudiendo también aplicar mejoras graduales tanto al protagonista como a Ochin. Esta parte nos ha encantado y potencia el componente RPG que apenas había explotado en el pasado la saga.

Que sea fácil no quiere decir que no sea complejo: es el juego de Pikmin con más opciones jugables y cuyo control se ha vuelto más enrevesado, con menús, submenús, más menús radiales y accesos directos para intentar organizar un sistema que es muy completo.

Simple por fuera y complejo por dentro.

El protagonista puede lanzar a los Pikmin mediante un puntero en pantalla controlable opcionalmente a través del movimiento del jugador. Solo funciona al lanzar o llamar a los Pikmin, una controvertida decisión de diseño que no nos ha terminado de gustar y que se ha realizado para evitar la deriva en el puntero que sufría Pikmin 3 Deluxe y que el jugador no tenga que estar centrándolo constantemente.

Aun así, se ha implementado el autoapuntado que echa por tierra cualquier complicación que pudiera existir. Esta sencillez extrema, con enemigos siendo más débiles que nunca, nos ha parecido un arma de doble filo: muy accesible, pero podría ser más divertido si fuera un poco más exigente (o al menos se diera la opción). Hasta jefes de fase pueden ser derrotados rápidamente lanzándoles un montón de Pikmin con Ochin, quitándole parte de la gracia al desafío que conceptualmente proponen. Al menos resulta muy entretenido, que es el objetivo principal de este juego de Pikmin.

La historia principal tiene una duración aproximada de entre 20 y 25 horas, pero puede alargarse más allá de las 30 horas si quieres completarlo al 100%, convirtiéndose en el juego más largo y con más contenido de la saga.

Un Pikmin para todos.

Pero, si con todo esto todavía podíais pensar que el juego resultaría difícil para algunas personas, el modo multijugador está aquí para desterrar cualquier atisbo de dificultad en Pikmin 4: es posible que dos jugadores jueguen con solo dos Joy-Con en modo cooperativo o competitivo, siendo, para nuestra sorpresa, bastante cómodo.

En el modo historia, un segundo jugador puede unirse en cualquier momento a la partida y tirar piedras u objetos para ayudar al protagonista, con una fuerza desmesurada y acabando con los enemigos en un santiamén y sin ningún tipo de peligro o limitación.

Análisis de Pikmin 4 para Nintendo Switch

Es un modo de juego orientado a jugadores inexpertos o padres con sus hijos pequeños, con la finalidad de que Pikmin 4 no ofrezca ningún tipo de reto.

La mayor mejora que se ha hecho en este nuevo juego de la saga ha sido mejorar de forma sustancial la inteligencia artificial de los compañeros, no siguiendo en línea recta al astronauta y pudiendo mandar órdenes complejas que desarrollen por el escenario, como recoger a Pikmin perdidos.

Resulta abrumadora la cantidad de desafíos que proponen los personajes secundarios, pero es algo que encantará a los jugadores que quieran perderse horas por el mundo de Pikmin de una forma relajada y sin prisa.

Los Desafíos Dandori de Pikmin 4, por el contrario, sí que ofrecen un nivel de dificultad elevado en los puntos más avanzados. No tanto por la fuerza de los enemigos, si no por la gestión del tiempo y los recursos que hay que realizar. En ese sentido, Pikmin 4 cumple de forma sobresaliente su cometido como juego de estrategia y gestión.

Por otro lado, las incursiones nocturnas sirven para cambiar el estilo del juego al “Tower Defense”, siendo misiones rápidas obligatorias para el avance de la historia que aportan frescura y variedad al juego.

Análisis de Pikmin 4 para Nintendo Switch

El renacimiento de Pikmin.

Al principio de este análisis lanzábamos la pregunta de si había merecido la pena tanto tiempo de espera para Pikmin 4. La respuesta es un “sí” rotundo. Pikmin 4 no es una secuela al uso de Pikmin: es un reinicio que sirve para sentar, de forma más sólida, las bases de un juego que tenía un potencial enorme pero que no había llegado a explotar.

Para ello ha sacrificado la dificultad en pos del entretenimiento. Es un juego tan sencillo que nos recuerda a títulos como Kirby o Animal Crossing, pero esto no los hacen malos juegos. Lleva la accesibilidad por bandera, dando libertad al jugador para avanzar a su ritmo y de la forma que quiera su aventura, al igual que lo han hecho juegos recientes como Zelda: Tears of the Kingdom.

Análisis de Pikmin 4 para Nintendo Switch

Elogiamos el fantástico rendimiento técnico mostrando unos gráficos realistas de alta calidad en Nintendo Switch, con un uso brillante de la iluminación y los desenfoques.

Pikmin 4 es uno de los mejores juegos de Nintendo Switch y también el mejor juego de Pikmin. El más sencillo y a la vez el más entretenido y disfrutable por todos. Sin restricciones de tiempo, cada jugador puede gestionar su partida a su manera. Y esa libertad que tanto caracteriza a Nintendo en su etapa contemporánea, hace ahora que Pikmin crezca y se coloque como una de sus mejores sagas.

Si te ha gustado el análisis de Pikmin 4 para Nintendo Switch, no olvides pasarte por el top completo de la consola en La Lista. También puedes probar el juego de forma gratuita con la versión demo especial disponible en la eShop.

*Versión inglesa del análisis de Pikmin 4 para Nintendo Switch*

Resumen del análisis de Pikmin 4 para Nintendo Switch.

Historia Valoración 4
Gráficos Valoración 4
Música y Sonido Valoración 5
Jugabilidad Valoración 4
Duración Valoración 5
Multijugador Valoración 3
  • La historia pone orden en la saga Pikmin, haciendo más profundo su universo sin olvidarse del pasado.
  • Muy bonito visualmente, con un gusto excelente en el diseño de personajes.
  • Libertad para completar los niveles y avanzar en la historia en el orden que el jugador decida, haciendo cada partida diferente.
  • Ochin y todas sus posibilidades.
  • Algunas decisiones relativas al sistema de control lo hacen demasiado automático e impreciso, limitando las posibilidades del control por movimiento.
  • Ausencia de modos de dificultad para jugadores que quieran una experiencia más tradicional.
Archivado en:
Análisis
Etiquetado en:
Redactado por:
Álvaro Rodríguez
administrator de Nintendúo
Voz y Mii en Nintendúo. Ingeniero electrónico. Gamer, pianista electrónico, fotógrafo en prácticas, inkling y héroe del tiempo.
¿Qué te ha parecido?: