Análisis de Prince of Persia: The Lost Crown para Nintendo Switch
Buscar
Inicio > Análisis > Análisis de Prince of Persia: The Lost Crown para Nintendo Switch
Análisis de Prince of Persia: The Lost Crown para Nintendo Switch
Análisis

Análisis de Prince of Persia: The Lost Crown para Nintendo Switch

El retorno al 2D de Prince of Persia en Nintendo Switch ha resultado en uno de los mejores juegos de la historia de la saga.

En nuestro análisis de Prince of Persia: The Lost Crown para Nintendo Switch, exploramos la última entrega de una saga legendaria, creada por Ubisoft Montpellier, el talentoso equipo detrás de Rayman Legends y Origins. Con una larga historia en el mundo de los videojuegos, Prince of Persia fue todo un pionero a la hora de combinar acción y aventura, marcando tendencia. The Lost Crown promete continuar este legado con una nueva visión, manteniendo la esencia que ha hecho de Prince of Persia una franquicia icónica y querida por los jugadores y añadiendo una inesperada capa de Metroidvania.

Cambiando la forma de ver la saga

Prince of Persia: The Lost Crown para Nintendo Switch supone un giro de lo más audaz en la serie, llevándola de sus últimas incursiones en 3D con la salga de Las Arenas del Tiempo a un formato en dos dimensiones. Es un cambio que refresca la franquicia, aportando una nueva visión que a su vez acerca el juego a sus raíces clásicas. 

La historia de The Lost Crown no es precisamente rompedora en términos de originalidad, y algunos personajes pueden resultar poco memorables. Sin embargo, la narrativa presenta varios personajes bien diseñados que añaden profundidad y color al universo que construye. Aunque la trama central puede ser relativamente convencional, estos personajes se encargan de que la historia se mantenga interesante durante todo el recorrido.

El ego de Sargon

El protagonista, Sargon, puede parecer alguien con poca personalidad o difícil de apreciar, pero a lo largo del juego, experimenta un desarrollo significativo. Esta evolución es un buen reflejo de la narrativa del juego, que intenta no dejar este Prince of Persia como una entrega menor de la saga.

La nueva perspectiva visual que tiene Prince of Persia: The Lost Crown trae consigo un cambio refrescante para la franquicia. La introducción de nuevos personajes y una ambientación totalmente renovada son dos de los aspectos que más hemos disfrutado durante la partida. Dos importantes granos de arena que contribuyen a una experiencia que, aunque diferente, sigue siendo fiel al espíritu de Prince of Persia.

La magia de Persia

Los últimos juegos de Prince of Persia se caracterizaron por ser principalmente tridimensionales, con alguna que otra interesante incursión en el cel shading. Las Arenas del Tiempo, El Alma del Guerrero, Las Dos Coronas e incluso Las Arenas Olvidades destacaban por su rica ambientación, creando una atmósfera envolvente que sumergía a los jugadores en sus mundos de fantasía oriental.

En Prince of Persia: The Lost Crown, hay una notable transición hacia un estilo inspirado en el anime, aunque sin olvidar la esencia de la franquicia. Combinando modelos de personajes en 3D,entornos de desplazamiento lateral y movimientos dramáticos de cámara, consigue un inesperado impacto visual que destaca sobre todo en los momentos donde más se intensifica la acción. Esta mezcla entre movimiento 2D y arte de personajes 3D consigue un estilo bastante distintivo y moderno, al tiempo que mantiene la coherencia visual de la serie.

En la salsa de Switch

En cuanto a los aspectos técnicos, Prince of Persia: The Lost Crown en Nintendo Switch funciona a una resolución de 1080p en modo TV y 720p en modo portátil, manteniendo un rendimiento de 60 fps en ambos modos. Esa es la teoría. En la práctica, también, aunque se han observado algunas caídas puntuales y frame-pacing, lo que puede resultar en ligeros tirones durante la partida. Estos inconvenientes no son particularmente molestos. De hecho, a nivel estético, PoP: The Lost Crown ofrece una experiencia visual de lo más satisfactoria y fluida​​.

Prince of Persia: The Lost Crown lleva a los jugadores al monte Qaf, un lugar inspirado en la mitología persa que presenta un total de 9 biomas meticulosamente detallados. Cada uno tiene su propia identidad y desafíos bien incluidos, construyendo una amplia variedad de escenarios y estéticas​​, con algunas especialmente memorables.

Por otra parte, la banda sonora de The Lost Crown mezcla instrumentos tradicionales en la saga y sonidos modernos. Está compuesta por Mentrix, compositor de origen iraní, y Gareth Coker, conocido por su trabajo en juegos como Ori and the Will of the Wisps o Halo Infinite. Además, cuenta con una gran cantidad de diálogos doblados en varios idiomas, incluyendo el castellano, de una gran calidad.

Ágil, fluido y preciso

Prince of Persia: The Lost Crown es un juego de Ubisoft Montpellier, los creadores de Rayman Origins y Legends, dos genialidades del género de los plataformas 2D. Esta experiencia previa en juegos de acción lateral 2D es un factor clave para The Lost Crown, que se sitúa en el género metroidvania, con un estilo que se ajusta perfectamente a la esencia de Prince of Persia, cuyos orígenes también fueron en 2D​​. 

El control en The Lost Crown es fluido y preciso, tanto a la hora de luchar como a la hora de “plataformear”. El sistema de combate permite a los jugadores realizar una variedad de movimientos que pueden ser encadenados para crear combos espectaculares, evocando la complejidad y el estilo de juegos de acción como Devil May Cry o Mortal Kombat. Aunque no se olvida de otros como Sekiro al poner también un énfasis especial en el parry, una exigente mecánica que agrega profundidad y satisfacción al combate.

PoP: The Lost Crown es uno de los juegos de acción 2D más fluidos y entretenidos que hemos probado, gracias a su sistema de combate y a la agilidad de los controles.

Innovando en la exploración

La estructura metroidvania de este Prince of Persia permite a los jugadores explorar y descubrir nuevos caminos a medida que adquieren nuevas armas y habilidades. Un detalle que nos ha encantado es la capacidad de capturar instantáneas de áreas específicas y marcarlas en el mapa. Esta función es particularmente útil para recordar ubicaciones de interés y puzles, algo innovador que creemos que enriquece enormemente la experiencia de exploración, a la vez que la vuelve más accesible.

Prince of Persia: The Lost Crown ha resultado ser más desafiante de lo esperado, incluso en su modo normal. Este nivel de dificultad puede llevar a que jugadores con menos experiencia mueran frecuentemente en el juego. Sin embargo, el título cuenta con cuatro modos de dificultad, lo que permite a cada uno adaptar la experiencia a sus habilidades. Además, ofrece la posibilidad de modificar parámetros como el daño de los enemigos o el tiempo para realizar parries, lo que permite un mayor control y grado de personalización sobre la dificultad​​​​.

También es un gran RPG

Más allá de la historia principal, se ofrecen un montón de aventuras opcionales. Está repleto de misiones secundarias, desafíos, mejoras de armas y equipamiento. Algo más propio de los RPG que de los metroidvania, pero cuya inclusión en el juego nos ha gustado.

A pesar de ser un Metroidvania, Prince of Persia: The Lost Crown no es un para nada corto. Completar la historia principal llevará al jugador más de 20 horas, ofreciendo un contenido considerable y entretenido que incluye plataformeo, un sistema de combate adictivo, y un diseño de niveles que empuja a explorar cada rincón del mapa.

El metroidvania, según Prince of Persia

Prince of Persia: The Lost Crown es un metroidvania excepcional, con algunas ideas únicas que nos han encantado. El sistema de combate es frenético, desafiante y muy, muy satisfactorio. Con un montón de posibilidades que no esperábamos en un juego de este estilo.

Ubisoft se ha esforzado en recrear el universo de Prince of Persia para este nuevo título y, aunque no ha resultado especialmente característico, sí que cumple su función.

La exploración, combinada con las opciones de accesibilidad, nos parece la mezcla perfecta para que, quien quiera disfrutar de un juego inteligente y desafiante, lo haga en su modo normal. Pero quien quiera algo más “light”, también pueda encontrarlo.

El futuro de la saga Prince of Persia ha pasado por volver a sus raíces 2D, trayendo con The Lost Crown una de sus mejores experiencias.

Si te ha gustado el análisis de Prince of Persia: The Lost Crown no te pierdas el top completo de Nintendo Switch en La Lista.

Resumen del análisis de Prince of Persia: The Lost Crown para Nintendo Switch

Historia Valoración 4
Gráficos Valoración 4
Música y Sonido Valoración 4
Jugabilidad Valoración 5
Extras Valoración 4
  • Una jugabilidad ágil y muy adictiva.
  • El mapa y los puzles tienen muy buenas ideas.
  • La mejora de armas, equipamiento y amuletos.
  • Un gran desafío, incluso en modo normal.
  • Las geniales opciones de accesibilidad.
  • Los personajes no brillan tanto como deberían.
Archivado en:
Análisis
Etiquetado en:
Redactado por:
Álvaro Rodríguez
administrator de Nintendúo
Voz y Mii en Nintendúo. Ingeniero electrónico. Gamer, pianista electrónico, fotógrafo en prácticas, inkling y héroe del tiempo.
¿Qué te ha parecido?: