Análisis – Sonic Origins (Nintendo Switch)
Buscar
Inicio > Análisis > Análisis – Sonic Origins (Nintendo Switch)
Análisis – Sonic Origins (Nintendo Switch)
Análisis

Análisis – Sonic Origins (Nintendo Switch)

En este análisis de Sonic Origins para Nintendo Switch te contamos si el erizo vuelve con fuerza o se ha desinflado con los años.

Cualquier ocasión es buena para celebrar el cumpleaños del erizo más famoso de los videojuegos, y por supuesto para lanzar un recopilatorio con sus aventuras más clásicas. Sonic ha vuelto a visitar las aventuras que lo convirtieron en la leyenda que es a día de hoy, aderezándolas con varias mejoras jugables y muchísimo contenido para los fans más curiosos. En este análisis de Sonic Origins para Nintendo Switch os vamos a contar cuál ha sido el resultado de este nostálgico, pero justito recopilatorio.

El erizo que desafiaba al fontanero

Aunque ahora sean dos personajes que colaboran y compiten de forma sana, lo cierto es que Sonic nació como la mascota con la que SEGA quería destronar a Nintendo y Mario. El puercoespín azul debutó en el primer Sonic de Mega-Drive, que salió a la venta en 1991. Aquel fue el pistoletazo de salida a la guerra entre Nintendo y SEGA, en la que hubo grandes momentos como el Sonic 2sday, la campaña con la que la casa del erizo hizo su primer lanzamiento simultáneo en todo el mundo con Sonic 2, en 1992.

Pero, ¿por qué esta pequeña lección de historia? Porque Sonic Origins es un recopilatorio que tiene cierto tinte histórico. Este pack incluye los cinco (o cuatro y medio) primeros juegos principales de Sonic de la era Mega-Drive / Genesis:

Este es el mapamundi desde el que accedes a cada juego o menú
  • Sonic 1
  • Sonic CD
  • Sonic 2
  • Sonic 3 & Knuckles

Un cuarteto que, a nivel gráfico y de jugabilidad, ha vuelto prácticamente igual que los originales. Es como viajar al pasado, tanto para lo bueno, como para lo malo, para revivir las aventuras que encumbraron a uno de los personajes más famosos de los videojuegos, al erizo que desafiaba al fontanero.

Cuatro juegos, decenas de extras

Como hemos dicho ya en este análisis de Sonic Origins, el título cuenta con cuatro juegos clásicos del erizo, rescatados casi tal y como llegaron al mercado originalmente. Y recalcamos ese “casi”, porque tienen diversos cambios que se pueden observar en caso de jugar en el Modo Aniversario o en el Modo Historia.

Porque, si bien puedes jugarlos tal y como llegaron al mundo en los 90 en el Modo Clásico (con la imagen del juego en formato 4:3 y controles originales), lo más interesante es disfrutar de ellos en el Modo Historia. A través de este, puedes jugar desde Sonic 1 hasta Sonic 3 & Knuckles seguidos, como si fueran un único juego, y con pequeñas secuencias en vídeo de introducción y final en cada uno.

Hay animaciones muy divertidas entre juego y juego

La única pega de esta modalidad es que solo puedes jugarla con Sonic, aunque el Modo Aniversario se abre a jugar también con Tails y con Knuckles. En el caso de Knuckles cabe destacar que por fin es jugable en Sonic 1, cosa imposible originalmente, aunque no se puede controlar en Sonic CD por razones que desconocemos. Ya que se había dado el paso de introducirlo en el primero, también podía haberse introducido en su secuela. Porque sí, Sonic CD es la verdadera secuela de Sonic 1. Por otra parte, amantes de las conspiranoias, ¡aquí Sonic 2 incluye ese famoso nivel eliminado del original!

¿Y qué diferencia hay entre el Modo Clásico y el Modo Aventura? En este último, además de jugar con la pantalla en 16:9 (hay pequeños trucos para que el gameplay no se vea afectado), tienes la posibilidad de usar el Spindash en Sonic 1, cosa imposible en el original, y también utilizar un nuevo movimiento con el que el personaje sale disparado al tocar el suelo (pulsando el botón de salto una segunda vez en el aire y manteniendo pulsado).

¡Este jefe nunca llegó a estar en el Sonic 2 original!

Asimismo, se eliminan las clásicas vidas, usándose en su lugar unas monedas especiales que se emplean para desbloquear cientos de ilustraciones, canciones y vídeos en el Museo. Estas monedas se pueden encontrar durante la partida y, además, sirven para reintentar las fases especiales para conseguir Esmeraldas. Una facilidad añadida bastante interesante que hace los juegos mucho más accesibles, sobre todo con bonus tan desesperantes como los de Sonic 2 y Sonic CD.

A todo esto hay que sumar el Boss Rush (Desafío Total) y un Modo Espejo que, prácticamente, reconvierte cada una de estas aventuras. Parecía imposible, pero recorrer los niveles completamente al revés cambia por completo la percepción del juego, aunque sean los mismos escenarios, mismos niveles y mismos jefes. Es bastante sorprendente. Y no es lo único, también se añaden unas Misiones para conseguir más monedas que son rápidas y, tristemente, bastante facilonas.

Hemos podido completar todas las misiones de cada juego en un par de tardes, y sin tener que reintentarlas demasiado, salvo contadas excepciones. Un poco más de cantidad y desafío no habría estado nada mal, sobre todo para alargar la vida de un título que en una decena de horas puedes tener más que completado al 100%.

¡Esta música no me suena!

Quienes jugaran a los títulos originales, seguramente notarán un enorme cambio en la música de Sonic 3. De cara a Sonic Origins, el equipo ha cambiado canciones de niveles como Ice Cap, Launch Base o Carnival Night, así como la de Super Sonic e Hiper Sonic en Sonic 3 & Knuckles. ¿Es un cambio a mejor? Tristemente, no.

En el original esos huecos a los lados de la plataforma no existían. La solución para evitar caídas ha sido bastante simple

Aunque son las canciones de las versiones prototipo de Sonic 3, se han remasterizado y el resultado dista de ser el mejor. Además, se pierde la fortísima personalidad que tenía la banda sonora original del juego, probablemente la mejor de todos los Sonic clásicos, con permiso de Sonic CD. Es una lástima que no haya opción para volver a disfrutar de los temas originales, porque algunos eran verdaderamente memorables.

¿Se animará SEGA a facilitar alguna opción para traerlos de vuelta? Viendo que hay varios DLC con algunas opciones de juego y más desbloqueables, sería todo un caramelito para los fans. Tampoco nos desagradaría un DLC para poder jugar con Amy, ya que su presencia se hace más notoria en las nuevas secuencias cinemáticas, pero solo aparece in-game en Sonic CD y nunca llega a ser jugable. ¡Queremos probar ese martillo!

El Sonic más clásico ha vuelto con la dosis justa de cariño

No podemos negar que SEGA ha querido recordar por qué los Sonic originales fueron tan rompedores en su época, pero tampoco podemos negar que echamos en falta una modernización un poco más notable. El formato 16:9 es un buen paso, junto con esos nuevos sprites y animaciones que notarán los más familiares con la etapa clásica del erizo. No obstante, deja un sabor de boca no tan dulce como nos gustaría.

La nostalgia no termina de maquillar algunos errores gráficos que hemos visto durante nuestra partida (sobre todo en el primer nivel y jefe de Sonic & Knuckles), el bloqueo sin sentido de Knuckles en Sonic CD o la ausencia de más contenido que alargue su vida. Sí, hay un Modo Espejo, un Modo Clásico, un Modo Aniversario y un Modo Historia; pero estos dos últimos son casi lo mismo.

Con esto, no podemos terminar nuestro análisis de Sonic Origins para Nintendo Switch sin decir que es un buen recopilatorio, fiel hasta la médula salvo sus flagrantes cambios musicales y con un claro sentido del homenaje. ¿Le podríamos pedir más? Sí. ¿Nos ha gustado? Sí. ¿Lo recomendaríamos? Por supuesto, sobre todo a los nostálgicos. ¡Si hasta funcionan los trucos antiguos!

Análisis de Sonic Origins para Nintendo Switch

Análisis – Sonic Origins (Nintendo Switch)

75

Puntuación: Notable

Sonic Origins es una recopilación con la dosis justa de amor. Un compendio que rescata el lado más clásico del erizo y aporta mejoras al gameplay, además de decenas de contenido adicional para los más curiosos. Recomendable para fans, aunque le vendría genial sumar más contenido.

Presentación Valoración 3
Gráficos Valoración 2
Música y Sonido Valoración 3
Jugabilidad Valoración 4
Duración Valoración 3
Extras Valoración 4
  • Incluye cuatro juegazos de plataformas que todo el mundo debe jugar.
  • Repleto de guiños en forma de niveles eliminados o incluso trucos clásicos.
  • El Museo tiene algunos materiales muy curiosos, hasta diseños descartados.
  • Las secuencias cinemáticas son muy buenas, ¡queremos más!
  • Las Misiones son demasiado facilonas y algo escasas.
  • Aunque hay bastante contenido extra, se echa en falta más aliciente para jugar.
  • Los cambios musicales no son nada acertados.
Archivado en:
Análisis
Etiquetado en:
Redactado por:
editor de Nintendúo
¿Qué te ha parecido?: