Análisis de Tales of Kenzera: ZAU para Nintendo Switch
Buscar
Inicio > Análisis > Análisis de Tales of Kenzera: ZAU para Nintendo Switch
Análisis de Tales of Kenzera: ZAU para Nintendo Switch
Análisis

Análisis de Tales of Kenzera: ZAU para Nintendo Switch

Análisis de Tales of Kenzera: ZAU para Nintendo Switch, el nuevo metroidvania de EA Originals que explora la pérdida de un familiar.

Seguro que te suena Unravel, Lost in Random, o incluso el premiado al GOTY 2022 It Takes Two. El estudio independiente EA Originals se ha caracterizado por publicar varios títulos indie de lo más influyentes, por lo que no es de extrañar que su próximo juego, Tales of Kenzera: Zau, haya generado bastante expectación. EA nos ha ofrecido la posibilidad de jugarlo antes, y tras haberlo completado en profundidad, te contamos si merece la pena en nuestro análisis de Tales of Kenzera: ZAU para Nintendo Switch.

Entre la vida y la muerte

Tales of Kenzera: ZAU nos traslada a África, y bebe directamente de las historias tradicionales bantúes que predominan en la mayor parte del continente. Con esta premisa se nos presenta a Zau, un joven que no ha sido capaz de asimilar la pérdida de su Baba (padre), y se adentra en un universo mágico donde pretende negociar Kalunga, dios de la muerte, para traerle de vuelta. Una misión descabellada, que para una chamán, puede que sea hasta posible.

Con Zau como protagonista, explorarás el continente de Kenzera: un gigantesco mapa con diferentes biomas que deberás visitar para restaurar la paz y guiar el continente hacia al progreso. Porque de esto va Tales of Kenzera: ZAU, de progresar y seguir hacia adelante por muchas adversidades que haya en el camino. Te perderás por sus localizaciones, te enfrentarás a enemigos desafiantes y lo más importante, te llevarás una lección sobre cómo es necesario avanzar para afrontar los desafíos de la vida.

No es de extrañar que la narrativa de este título esté envuelta en la filosofía bantú y cómo lidiar con las emociones, y es que la historia de Abubakar Salim, el actor de doblaje que da vida a Zau, ha servido como inspiración para crear este juego. La pérdida de su padre y cómo tuvo que afrontar todo ese dolor, han quedado perfectamente reflejados en esta historia con tintes místicos.

Descubriendo el continente de Kenzera

Kenzera es un continente muy rico y variado, y así se lo ha propuesto Surgent Studios a la hora de representarlo en pantalla. Los diferentes escenarios del juego tienen colores y entornos muy marcados, diferenciando con claridad cada una de las zonas del mapa. El fondo también está lleno de vida, aunque por la baja potencia de la consola, los modelos y elementos decorativos tienen muy poca resolución.

La versión para Nintendo Switch de Tales of Kenzera: ZAU palidece respecto a la de consolas de sobremesa, pero no por ello la pequeña portátil se ha dejado intimidar. Con un rendimiento de 30 imágenes por segundo, el juego intenta mantenerse estable la mayor parte del tiempo, aunque hemos podido notar en ocasiones ligeros tirones ante la presencia de muchos elementos en pantalla o líquidos. No es un milagro técnico, pero comparado con títulos como Metroid Dread o Prince of Persia, creemos que podría haber dado un poco más de sí. 

La banda sonora está dirigida por la galardonada compositora Nainita Desai, que con varias de sus piezas musicales logra un trabajo correcto y consigue sumergirte en el corazón más profundo de Kenzera. El juego está disponible con textos en castellano y con opción a voces en inglés o kiswahili

Danzando junto al Sol y la Luna

Tales of Kenzera: ZAU ha optado por el género de Metroidvania como hilo conductor para contar su historia. Pocas veces un juego de este tipo reflexiona tanto sobre la pérdida de un ser querido, característica que lo ha hecho tan especial. Zau se moverá principalmente por escenarios en 2.5D, tomándose licencias para pasar al 3D en ciertas ocasiones. El objetivo será recorrer el enorme mapa de Kenzera completando las misiones principales de la historia e investigando para encontrar objetos ocultos.

Cambiando entre dos poderes muy distintos

El sistema de combate propone alternar entre dos poderes muy interesantes: la máscara del Sol y la máscara de la Luna. Cada poder tiene un enfoque distinto, siendo el poder del Sol el que te permite enfrentarte cuerpo a cuerpo contra los enemigos, mientras que el de la Lune te ayudará a sortear peligros desde la distancia con ráfagas de disparos.

La gracia del combate está en cómo gestionar ambos poderes e intercambiarlos de manera adecuada para salir con éxito de las batallas. Hay que prestar atención no sólo al tipo de enemigo, si no que su color nos obligará también a optar por un poder u otro, condicionando deliberadamente algunas batallas.

Luces y sombras de un enorme mapa

En cuanto al mapa del juego, Kenzera es un enorme continente con una gran variedad de paisajes y zonas, todas muy marcadas por diferentes colores y tonalidades para diferenciarlas con facilidad. Los escenarios son correctos y el decorado cumple, pero no hemos podido evitar tener una sensación de vacío al recorrer la mayor parte del mapa. La aparición de enemigos es muy selectiva y pocos habitantes pueblan los al rededores, es como un universo colorido pero sin vida.

En este sentido, la aventura de Zau es todo lo que puedes esperar de un Metroidvania, y aunque ofrece un sistema de combate bastante variado, enormes zonas para explorar y un árbol de habilidades, no termina por brillar en ninguno de estos aspectos. Se mantiene firme al ser correcto, derrochando toda su creatividad en cómo transmitir los sentimientos de una pérdida al jugador.

Completar el juego nos ha llevado aproximadamente 8 horas, convirtiéndose en una duración correcta para este tipo de títulos. No ofrece ningún extra más allá de conseguir todos los coleccionables del mapa, tarea que puede alargar un par de horas la vida últil del título.

Superando una pérdida

Tales of Kenzera: ZAU es una aventura muy personal y mística, y aunque no brille por ser precisamente un gran metroidvania, consigue dominar el género y ofrecer toda una lección sobre cómo aceptar el cambio. Su apartado técnico empobrece la belleza de Kenzera, pero se mantiene lo suficientemente bien como para disfrutar de su sistema de combate y exploración. Una historia conmovedora que vibra con fuerza si te dejas llevar, y que seguramente te haga reflexionar sobre cómo enfrentarte a la pérdida de un ser querido. 

Si te ha gustado el análisis de Tales of Kenzera: ZAU, no olvides pasarte por nuestro TOP de los mejores juegos de Nintendo Switch.

Resumen del análisis de Tales of Kenzera: ZAU para Nintendo Switch

Tales of Kenzera: ZAU

73
Notable
Tales of Kenzera: ZAU cuenta una conmovedora historia sobre la pérdida de un ser querido a través del género metroidvania. Tanto su jugabilidad como ejecución son correctas, aunque la ambición por crear un gigantesco mapa ha convertido el continente de Kenzera en un lugar vacío para explorar.
Historia Valoración 3
Gráficos Valoración 3
Sonido Valoración 4
Jugabilidad Valoración 4
Extras Valoración 1
  • Una historia humana y emotiva
  • Sistema de combate ágil
  • Ambientación muy cuidada
  • Los escenarios se sienten vacíos
  • El apartado técnico lastra parte de la experiencia
  • Poco desafiante
Archivado en:
Análisis
Redactado por:
Jose Gonzalez Pascual
editor de Nintendúo
Mitad roja de Nintendúo. Normalmente edito los vídeos del canal y... bueno ¡Tengo una curiosidad insaciable!
¿Qué te ha parecido?: