Análisis – Triangle Strategy (Nintendo Switch)
Buscar
Inicio > Análisis > Análisis – Triangle Strategy (Nintendo Switch)
Análisis – Triangle Strategy (Nintendo Switch)
Análisis

Análisis – Triangle Strategy (Nintendo Switch)

Análisis de Triangle Strategy para Nintendo Switch, la nueva aventura bélica de estrategia creada por Square Enix para Nintendo Switch.

Square Enix se ha convertido en una de las empresas que más apoyo ha dado a Nintendo Switch… de una forma u otra. Comenzando con exclusivos temporales como Octopath Traveler. Haciendo el milagro que es Dragon Quest XI S en Switch. E incluso baches como las versiones en la nube de Kingdom Hearts. Al menos prestan atención al hardware de Nintendo y, de vez en cuando, le aportan juegos tan originales como Triangle Strategy, el nuevo título de estrategia para Nintendo Switch cuyo análisis os traemos aquí.

La guerra de Norselia se cuece a fuego lento para estallar en una épica batalla pixelada con aroma retro y muchas ganas de comerse el mundo. ¿Lo conseguirá?

La guerra del hierro y la sal

A pesar de que Nintendo Switch va más que servida con el género de la estrategia, la popularidad de la acción ha hecho que este tipo de juegos sea desplazado y relegado a un nicho muy particular. Triangle Strategy viene a rellenar aún más ese hueco en Switch, con una propuesta original pero que está muy inspirada en el mítico Final Fantasy Tactics y el popular Fire Emblem de Nintendo.

La historia de Triangle Strategy nos pone en el papel de Serinoa, heredero de la casa Wollfort, que vivirá una gran guerra desatada por todo Norselia. Tres regiones se encuentran en una paz incómoda mientras controlan de forma independiente cada una de ellas la sal, el hierro y el comercio.

Triangle Strategy es un juego que deposita gran parte de su importancia en la narrativa y el argumento, pudiendo tratarse de una novela visual y seguro que contentando a muchos jugadores que no sean fans del género de la estrategia.

El juego hace que tomemos una serie de decisiones a lo largo de la historia que repercuten en cómo evoluciona la trama: a priori, parecen decisiones sencillas y que no van a hacer gran cosa, pero a medida que avanzas en el juego te das cuenta de la gran cantidad de caminos y vías por las que nos pueden llevar nuestras decisiones. Esto también repercutirá al plano jugable, ya que viviremos unas u otras batallas en función de cómo respondamos a algunas preguntas.

Sin duda, el argumento y cómo se desarrolla la historia nos ha parecido el punto más positivo de Triangle Strategy. Los personajes son encantadores; se ve claramente una evolución en su personalidad según suceden los acontecimientos, dando el carácter adulto a la trama como ya ocurrió en el pasado con Octopath Traveler. 

El HD-2D: la mejor baza de Square Enix

Si una empresa tenía que revolucionar el estilo pixel-art en los RPG, esa tenía que ser Square Enix. Durante años estuvieron trabajando en la idea de dar una vuelta de tuerca a cómo debería verse el estilo gráfico en alta definición, y así nació el HD-2D con elementos en dos dimensiones y escenarios tridimensionales en alta definición.

Sorprendió a todos en Octopath Traveler para Nintendo Switch. El remake de Dragon Quest III tiene una pinta excelente, y en Triangle Strategy encaja genial con lo que podríamos esperar de un nuevo Final Fantasy Tactics adaptado a los tiempos actuales.

A pesar de que el diseño artístico del juego es maravilloso, se centran demasiado en el estilo HD-2D y los dibujos de los personajes más detallados quedan en un segundo plano, algo que no pasa en Fire Emblem y que echamos de menos en Triangle Strategy. Aun así, en cualquier momento podremos verlos desde el menú.

Los geniales dibujos artísticos de los personajes más detallados quedan relegados a un segundo plano.

No se ha escatimado en añadir efectos visuales para embellecer el aspecto del HD-2D, con desenfoques muy fuertes que no hacen creer que estamos viendo algo pequeño, como una maqueta. Los ataques de las unidades también están bien representados con iluminación y partículas que hacen que el juego luzca genial, pero que repercuten negativamente en el rendimiento.

El objetivo son las 30 imágenes por segundo, pero es común ver como bajan hasta las 25 cuando hay mucho movimiento en pantalla o suceden acciones que desestabilizan la ejecución.

Creemos que la optimización del juego es mejorable, pero al menos luce bonito y no son problemas visuales que resulten especialmente molestos.

La banda sonora vuelve a ser una de las mejores cosas que podemos encontrar en un juego de Square Enix. La guerra y las batallas han inspirado canciones con un estilo medieval bélico que le queda muy bien, y aunque ningún tema destaque especialmente, el conjunto nos ha gustado.

A Triangle Strategy le falta subir de nivel

Hacía tiempo que Square Enix no se atrevía con algo como Triangle Strategy. El paso del tiempo ha hecho a esta compañía cerrarse en juegos RPG o grandes producciones de acción como Tomb Raider o Guardianes de la Galaxia, dejando a Nintendo y Switch proyectos más modestos como Chocobo GP o Bravely Default.

Triangle Strategy sigue esta última línea de pensamiento, llamando a un nicho de jugadores más clásicos o con gustos tradicionales para crear aventuras revolucionarias a su manera. O, en este caso, que vengan para revivir conceptos antiguos adaptándolos a la tecnología actual.

Como podréis imaginar, en Triangle Strategy os espera una experiencia de juego algo tosca, con dos fases en las que tendremos que batallar o leer y ver lo que ocurre en el argumento. Agradecemos que el juego incluya muchos modos de dificultad, para ajustarla a las necesidades de cada jugador. De esta forma, los que quieran disfrutar de su genial historia y no romperse mucho el coco con las batallas estratégicas, podrán hacerlo.

Los combates tendrán un objetivo que habrá que lograr a medida que avancen los turnos, moviendo a nuestras unidades de batalla y avanzando por el terreno de juego. Cada una de ellas tendrá su propio nivel, estadísticas, movimientos y habilidades especiales que tendremos que tener en cuenta a la hora de hacer frente al enemigo.

Además de su posición y sus movimientos, deberemos tener en cuenta su orientación para que no sean vulnerables a los enemigos. Esta especie de ajedrez es similar a otros juegos lanzados anteriormente, como los clásicos Fire Emblem o Final Fantasy Tactics, pero más lento debido a cómo se distribuyen los turnos.

No es un sistema de juego que nos haya gustado especialmente. Creemos que tiene algunas lagunas y muchas cosas por mejorar, como la velocidad, dinamismo y accesibilidad de las batallas.

Las decisiones que tomemos en Triangle Strategy determinan el destino y parte del camino de la historia.

Además de las batallas y las transiciones argumentales, habrá momentos de exploración en los que tendremos que recopilar información, y otros en los que tendremos que decidir democráticamente el rumbo del juego.

Que las decisiones que tomemos en Triangle Strategy determinen el destino de la historia nos ha gustado, sobre todo por cómo pueden cambiar los acontecimientos. Hace que sea bastante rejugable si estamos interesados en saber qué ocurriría si nuestras decisiones hubieran sido diferentes. En este sentido, Triangle Strategy aporta la capacidad de decisión a algo tan importante como el argumento y el desarrollo, algo de lo que pueden aprender otros títulos del género.

Tendremos opciones para reclutar a otros personajes en misiones secundarias y añadirlos a nuestras filas, además de un campamento para entrenar las unidades y subirlas de nivel, al más puro estilo RPG.

Como ya os hemos dicho, se trata de un título con muchas motivaciones para volverlo a jugar, pero su historia principal puede ser completada entre las 25 y 30 horas de juego.

El primer grano de arena para hacer una montaña

No está de más la existencia de Triangle Strategy en el catálogo de Nintendo Switch. Si bien tenemos bastantes juegos de estrategia en la consola, este aporta algunas mecánicas únicas que nos han parecido geniales, además de una historia encantadora.

El lastre de Triangle Strategy creemos que es su jugabilidad, a la que le faltan varios ajustes para que sea más divertida. Es entretenido hacer combates y trazar estrategias con todas las opciones disponibles, pero a la larga, se hacen algo pesados cuando lo que te empuja con más fuerza a seguir jugando es la historia.

Triangle Strategy, con sus virtudes y sus defectos, es un juego que nos ha gustado. Su concepto funciona, pero necesita crecer y perfeccionar muchas mecánicas para que realmente plante cara a los grandes juegos de estrategia de siempre.

Si te ha gustado nuestro análisis de Triangle Strategy, recuerda pasarte por La Lista al completo de juegos de Nintendo Switch. Y si no te ha quedado claro con nuestro análisis si Triangle Strategy es para ti, te recordamos que puedes descargar, desde la eShop y de forma gratuita, una versión de demostración del juego.

Análisis de Triangle Strategy para Nintendo Switch

Análisis – Triangle Strategy (Nintendo Switch)

81

Puntuación: Notable

Con Triangle Strategy vivirás una historia genial con un sistema de juego muy estratégico que te recordará a los clásicos de antaño. Su sistema de juego necesitaría algún que otro ajuste, pero gracias a su historia te atrapará desde el primer momento.

Historia Valoración 5
Gráficos Valoración 3
Música y Sonido Valoración 4
Jugabilidad Valoración 3
Duración Valoración 4
Extras Valoración 4
  • Una historia encantadora que te atrapa desde el principio.
  • La capacidad de elección para guiar la trama.
  • Accesibilidad y niveles de dificultad.
  • El sistema de juego puede hacerse lento y pesado.
Archivado en:
Análisis
Redactado por:
Álvaro Rodríguez
administrator de Nintendúo
Voz y Mii en Nintendúo. Ingeniero electrónico. Gamer, pianista electrónico, fotógrafo en prácticas, inkling y héroe del tiempo.
¿Qué te ha parecido?:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.