Impresiones – Crisis Core Final Fantasy 7 Reunion (Nintendo Switch)
Buscar
Inicio > Impresiones > Impresiones – Crisis Core Final Fantasy 7 Reunion (Nintendo Switch)
Impresiones – Crisis Core Final Fantasy 7 Reunion (Nintendo Switch)
Impresiones

Impresiones – Crisis Core Final Fantasy 7 Reunion (Nintendo Switch)

Hemos podido disfrutar del retorno de Zack y jugar un adelanto de Crisis Core Final Fantasy VII Reunion, ¡aquí tienes nuestras impresiones!

Vivimos en la era de los remakes y las remasterizaciones. Final Fantasy VII, uno de los mayores RPG de la historia, es un buen ejemplo de esto con su reciente remake (que no ha dejado indiferente a nadie). Aunque nuestra curiosidad se disparó cuando Square Enix anunció la versión renovada de Crisis Core, su precuela, para Nintendo Switch y otras plataformas. Y más aún cuando se nos ofreció la oportunidad de probarlo. Sí, hemos jugado a Crisis Core: Final Fantasy VII Reunion en un evento organizado recientemente por Square Enix en Londres, y nuestras primeras impresiones han sido mejores de lo esperado.

Zack Fair, SOLDADO de Primera Clase

Pero, ¿qué es esto de Crisis Core y de qué va exactamente? Sin entrar en terreno spoiler (si es que hablar de la historia de uno de los juegos más famosos del mundo 25 años después de haber salido se puede considerar como tal), podríamos decir que es el juego que refleja lo que realmente pasó antes de los acontecimientos de Final Fantasy VII. Una precuela.

Este título vio la luz en PSP en 2007 y cambió de protagonista, pasando del rubio Cloud Strife a Zack Fair, un SOLDADO de Primera Clase cuya existencia condicionó la vida de Cloud. La historia es bastante conocida a estas alturas, aunque en su momento se las ingenió para ofrecer algún que otro giro de tuerca al estilo Nomura con personajes como Angeal o Genesis. Y, por supuesto, no faltó una buena dosis de ese Sefirot que ha generado pesadillas en la comunidad de Smash Bros.

Impresiones Crisis Core Final Fantasy VII Reunion

Tenemos dudas de hasta qué punto tiene sentido lanzar precisamente este título en estos momentos. El original quiso atar cabos sueltos y logró soltar otros 300 cabos más. La versión que llega ahora, que no es ni remake ni remaster según sus creadores, parece seguir la estela de Final Fantasy VII Remake y, quien haya completado dicho remake, sabrá que el relato de Zack ahora… debería cambiar.

Pero no vamos a entrar ahí ahora mismo. Crisis Core cambió el combate por turnos por la acción en tiempo real, la estructura abierta y grande de un RPG tradicional por una estructura de misiones relativamente rápidas que encajaban con la naturaleza portátil de PSP, trajo secuencias cinematográficas de mayor calidad, una BSO memorable y un apartado gráfico que daba sopa con hondas al FFVII original. Era un caramelito para los fans. Ahora, llega a Switch y otras consolas con la promesa de no alterar su historia (¡Ja!), pero sí con ganas de ofrecer una experiencia más redonda y pulida.

¿Lo cumple? Si lo poco que hemos podido probar sirve de ejemplo, no va a defraudar.

Renovado por fuera y por dentro

Lo primero que debemos mencionar es que no hemos podido probar la versión de Nintendo Switch, que parece ser todo un portento técnico. La demo que hemos probado, en PlayStation 5, se centraba en los combates y nos permitió vivir la recta final de una misión de Zack en la región de Wutai, con su respectivo encuentro con una jovencísima Yuffie y hasta una batalla con una de las invocaciones más famosas de todo Final Fantasy: el mismísimo Ifrit.

Habiendo jugado al original de PSP, las diferencias saltan a la vista desde antes incluso de empezar a jugar. Square Enix ha renovado todos los menús para que tengan un aspecto y estructura similar a los de Final Fantasy VII Remake. Hay una intención bastante clara en esto, y es que quieren unificarlo todo bajo el paraguas de la nueva narrativa del FFVII original, conseguir un conjunto más cohesionado.

Dimos un repaso rápido al menú para ver las pocas materias que teníamos disponibles y notamos algo que comprobamos en el combate. Ahora, las magias pueden usarse con una combinación de botones (ZL + B, A, X, etc. en Switch), mientras que los objetos están accesibles a través de un menú disponible en tiempo real, y en el que te mueves pulsando L o R (se usan con A en Switch, Círculo en PS). Son pequeños retoques que afectan a las posibilidades de Zack, pero que sobre todo buscan agilizar el combate.

La diferencia respecto al original es palpable, Zack se nota más ágil a los mandos. Aunque puede cubrirse de los ataques enemigos, al final abusar del botón de rodar es algo inevitable gracias a ese pequeño extra de velocidad que tiene en esta versión. Además, la rapidez con la que encadena los ataques, que ahora sí se sienten como combos reales, hace que el combate cuerpo a cuerpo sea mucho más rápido y divertido que en el Crisis Core original (y sí, atacar por la espalda al enemigo sigue siendo vital para hacerle más daño).

Otro sistema que caracteriza a las batallas y que sigue casi igual en Crisis Core Final Fantasy VII Reunion, y que nos ha dejado unas impresiones mixtas, es la Fase de Modulación (PWD). En la esquina superior izquierda sigue estando esa tragaperras con personajes y números que causa toda clase de efectos. Puede hacer que tus magias no consuman MP, activar ataques especiales o incluso secuencias durante el combate. Ah, ¡y hace falta para subir de nivel sacando un 7 7 7!

Era un sinsentido en la versión de PSP y ahora sigue causando confusión. No deja de ser un elemento aleatorio que altera el ritmo del combate en un RPG. Aunque no todo es malo, al menos ahora puedes elegir cuándo usar los ataques especiales que desbloquea, pulsando X en Switch (Triángulo en PS). En el Crisis Core original se activaban automáticamente, convirtiendo las batallas en un auténtico galimatías.

Entendemos que esta mecánica es algo clave en el juego, incluso a nivel argumental, pero empobrece la jugabilidad. El equipo se ha atrevido a hacer cambios en todo lo demás, hasta ha hecho que los ataques especiales enemigos se puedan evitar, ya que se puede reducir su daño o incluso anularlos si se vacía la barra de carga que aparece antes de que se acabe el tiempo. También podía haberse atrevido con esta “tragaperras”.

Un pequeño paso para un remake, un gran paso para un remaster

Solo hacen falta unos segundos a los mandos para notar que Square Enix se ha centrado principalmente en que Crisis Core Reunion no solo parezca moderno en el apartado gráfico, también en sus mecánicas. El combate se ha retocado lo suficiente como para resultar menos torpe y mucho más satisfactorio, por no hablar de espectacular.

Y sí, es evidente que el juego luce mucho mejor ahora. Los modelos se han retocado, y diríamos que Zack ha sufrido pequeños cambios para encajar mejor con las líneas de FFVII Remake. Las texturas, los efectos de partículas, la iluminación… Casi todo ha recibido un brutal lavado de cara, incluyendo el doblaje inglés, aunque la demo que jugamos tenía voces en japonés.

Tenemos que recalcar ese casi todo, porque las animaciones se han conservado casi al 100% y son lo que más desentona con el resto, sobre todo las expresiones faciales. Además, los vídeos pregrabados se ven difuminados y tampoco terminan de encajar con el juego, como sucede con el ataque especial de Ifrit, Hellfire. De hecho, las secuencias cinemáticas conservan los planos y casi las mismas transiciones que la obra original. Vistas en una pantalla grande, en alta definición y con tanto detalle, se notan anticuadas, aunque era algo que esperábamos. A fin de cuentas, y aunque Square Enix le ha dado más amor de lo habitual, este título no deja de ser algo que está a medio camino entre el remaster y el remake.

Por supuesto, nos habría gustado ver cómo habría sido el resultado si hubieran ido con todo y le hubieran dado el mismo trato que a Final Fantasy VII Remake, pero Crisis Core, a pesar de ser importantísimo para el ‘lore’, fue en su época un lanzamiento de segunda fila por su naturaleza portátil. Aun así, sigue siendo una alegría saber que volveremos a vivir la historia de Zack con un buen toque moderno.

Nos quedamos con las ganas de probar la versión de Switch de Crisis Core Final Fantasy VII Reunion, aunque apunta a ser sorprendentemente buena, aún así, nuestras impresiones no podían ser más positivas. Hay algunos aspectos que ensombrecen su acabado a nivel audiovisual, pero en la demo que hemos probado, los cambios en sus mecánicas le dan el toque que hacía falta para superar al original. Ahora, la espera hasta el 13 de diciembre se nos va a hacer mucho más larga. Sobre todo por las dudas de saber cómo encajará en la “nueva” historia que Square Enix está contando con Cloud, Tifa, Barret, Aeris y compañía.

Impresiones de Crisis Core: Final Fantasy VII Reunion realizadas con una versión de demostración para PS5 disponible en el Square Enix Plays.

Web Oficial de Crisis Core Final Fantasy VII Reunion para Nintendo Switch

Archivado en:
Impresiones
Redactado por:
editor de Nintendúo
¿Qué te ha parecido?: