Ocean’s Heart, el Zelda indie de Nintendo Switch
Buscar
Inicio > Artículos > Ocean’s Heart, el Zelda indie de Nintendo Switch
Ocean’s Heart, el Zelda indie de Nintendo Switch
Artículos

Ocean’s Heart, el Zelda indie de Nintendo Switch

Ocean's Heart nos cuenta la historia de Tilia en una aventura RPG de dos dimensiones clásica que nos recuerda a los clásicos juegos de Zelda.

Seguro que los que sois fans de los juegos de The Legend Of Zelda más clásicos estáis echando de menos la saga. Tras Breath Of The Wild y su enorme éxito, los juegos clásicos de Zelda han pasado a un segundo plano, pero eso no quiere decir que no fueran únicos y especial. Por esto, y dado el abandono, esperemos que temporal por parte de Nintendo, desarrolladores Indie como Max Mraz se han atrevido con su propia aventura: Ocean’s Heart es un nuevo juego para Nintendo Switch que ya podéis conseguir en la eShop de la consola.

Está muy inspirado en los clásicos The Legend of Zelda, y vamos a contaros por qué debéis darle una oportunidad si os gustan las aventuras clásicas RPG.

Una mezcla RPG con Zelda como base

El cambio que sufrió The Legend Of Zelda con Breath Of The Wild no fue, para nada, un error. Suponemos que, con la evolución de las tecnologías, era el paso evidente de la saga, pero durante el camino y desde la primera entrega en la Nintendo original, se ha creado un sistema de juego divertidísimo y más discreto que lo que encontramos en Breath Of The Wild y el resto de juegos de Zelda en tres dimensiones.

Aquí es donde entra Max Mraz y su nuevo juego Ocean’s Heart, que coge las bases más clásicas del título de Nintendo y las mezcla con algunos elementos de juegos 2D novedosos como Hollow Knight. Parece que el objetivo de Ocean’s Heart es devolvernos al pasado en la actualidad de Nintendo Switch con una aventura clásica RPG para todos los públicos, y que creemos que disfrutarán en mayor medida los fans de los juegos de The Legend Of Zelda clásicos.

Ocean's Heart

Creemos que es un juego que encaja a la perfección en Nintendo Switch. Se lanzó en el año 2021 en Steam, pero todos sabemos que muchos juegos ganan en formato portátil, y al igual que ocurre con Pokémon, Ocean’s Heart es uno de ellos. El estilo pixel-art queda muy bien en televisor con una resolución de pantalla mayor, pero en portátil nos transporta a la época de los juegos de Zelda en dos dimensiones y sus aventuras de Game Boy.

Que esté inspirado en los antiguos juegos de Link no quiere decir que no haya tomado alguna que otra cosa de Breath Of The Wild. Hay un abismo entre estos dos juegos, pero algunos conceptos que funcionaron en el mundo abierto de Nintendo se han aplicado también en Ocean’s Heart.

El más importante de ellos es la libertad de exploración y movimiento. Sin ser tan abierto como Breath Of The Wild, Ocean’s Heart nos recuerda mucho al primer juego de The Legend Of Zelda para NES, donde las mazmorras estaban escondidas por el mundo del juego y debíamos encontrarlas, sin poder acceder a ciertas zonas porque necesitábamos conseguir objetos y descubrir secretos. En este sentido, Ocean’s Heart nos permite explorar un amplio mapa dividido en grandes áreas con grutas, cuevas y pueblos. Este mundo se siente muy vivo y está lleno de criaturas que pondrán las cosas difíciles a Tilia, la protagonista de esta historia.

No es un juego extremadamente difícil y como ya os hemos dicho, puede ser disfrutado por todo tipo de jugadores, pero su dificultad sí que está un par de peldaños por encima de la de los juegos de The Legend Of Zelda. Aquí llega la sorpresa, y es que este título está también inspirado por Dark Souls, el complicado juego de From Software que es popularmente conocido por su alta dificultad.

Antes de lanzarse con Ocean’s Heart, Max Mraz creó un demake del juego de Playstation Bloodborne, así que, por su gusto por los juegos complicados, ya os haréis una idea de que Ocean’s Heart no es un juego sencillo precisamente. Además de esto, si queremos un reto mayor, el jugador podrá encontrar un modo secreto más difícil que convertirá la aventura en un desafío épico, por si todavía os parecía un paseo por el campo.

En parte, es tan accesible y no llega a causar frustración debido a que podremos guardar nuestra partida en cualquier momento, además de que, si morimos, podremos aparecer poco antes y no perder mucho progreso, por si queremos intentarlo muchas veces.

Buscando el corazón del océano

Ocean’s Heart nos cuenta la historia de Tilia, una joven que deberá buscar a su padre desaparecido y detener a un terrible grupo de piratas antes de hacerse con el Corazón del Océano. Esto nos obligará a abandonar nuestro pueblo natal y poner rumbo a tierras desconocidas, donde encontraremos multitud de personajes y enemigos… ¿Os suena de algo?

Una de las cosas que más echaron de menos los fans de Breath Of The Wild fueron las mazmorras. Las Bestias Divinas hacían las funciones de calabozos en este juego de Zelda, pero estaban lejos de la experiencia que llegaron a ofrecer las mazmorras de los juegos 2D de Zelda clásicos. En Ocean’s Heart tendremos que visitar diversas mazmorras en el que habrá que derrotar monstruos, conseguir llaves y activar mecanismos para poder avanzar.

Ocean's Heart

La sensación de adentrarte en lo desconocido está ahí, además de la satisfacción al conseguir recompensas en forma de armas o poderes especiales para el protagonista. Las mazmorras de Ocean’s Heart se sienten algo más frescas que las de los juegos clásicos de Zelda, al mezclar también elementos y lugares que corresponden al propio mundo abierto del juego.

Por supuesto, al final de las mazmorras, encontraremos jefes finales originales a los que habrá que derrotar de una forma concreta, normalmente utilizando técnicas que se nos enseñan en la propia mazmorra que superamos.

Y ¿qué es lo más característico de las mazmorras? Pues los puzzles, cómo no. Si echamos la vista atrás, veremos que los puzzles en la saga Zelda han estado siempre ahí, pero en ningún momento se ha intentado vender como un juego de puzzles. Ocurre lo mismo con Ocean’s Heart: primero de todo, se trata de una aventura RPG con toques de acción en el que el principal peligro será evitar morir a manos de los enemigos, lo que nos hará combatir contra ellos. Mientras no hagamos esto, la exploración se mezclará con los puzzles al tener que resolver pequeñas situaciones que nos obligarán a rompernos el coco.

Dentro de las mazmorras es donde más brilla esta faceta de puzzles, porque tendremos que tener la mente abierta y usar todo lo que tengamos a mano para conseguir llaves o acceder a nuevas zonas investigando lo que nos rodea.

Ocean's Heart

Una de las mejores cosas que dio Zelda fue la libertad, no solo de movimiento, si no también de encontrar distintas soluciones a distintos problema, según cómo piense el jugador. Esto quiere decir que si tenemos que activar un interruptor que está lejos, no solo habrá una solución para hacerlo: el juego nos da distintas opciones para ello. Por ejemplo, podremos lanzar un bumerán o tirar cerca una bomba para que lo active al explotar, y cualquiera de las soluciones serían válidas.

Esto es algo que Breath Of The Wild explotó al máximo con su sistema de físicas, y aunque no existe algo similar en Ocean’s Heart, sí que se nota que se ha querido dar mucha libertad de pensamiento al jugador para poder resolver los problemas que se encuentra de la forma que él quiera, pudiendo conseguir algunos objetos para facilitar la aventura o haciendo distintas acciones para lograr un mismo objetivo.

Mazmorras, puzzles y armas

La sal de Zelda, además de la exploración y las mazmorras, han sido las armas que podía Link conseguir durante la aventura. Al principio el protagonista tenía un escudo, una espada y poco más, al igual que Tilia en Ocean’s Heart, y a medida que avanzamos en la aventura las mecánicas jugables se van complicando, consiguiendo nuevos objetos y permitiéndonos hacer muchas más cosas.

Además de para combatir contra enemigos, estos items son los que dan variedad a los puzzles, y cada vez que uno nuevo es introducido se amplía el número de puzzles que podemos resolver, tanto los que ya existían como los que vienen más adelante.

Si habéis jugado a Minecraft seguro que os gusta esto que aporta Ocean’s Heart a lo que conocemos como Zelda. El inventario de objetos tiene una gran utilidad al poder conseguir un gran número de items consumibles. Estos, a su vez, pueden combinarse para construir otros distintos, más raros y poderosos.

Por ejemplo, podremos elaborar pociones consiguiendo distintas plantas y materiales raros para aumentar nuestra defensa y nuestro ataque, además de hacer comidas para así recuperar de forma más eficiente nuestra vitalidad. Este toque RPG nos ha gustado mucho. Le da personalidad al juego y nos ha recordado al discreto pero genial sistema de crafteo de objetos de Paper Mario.

Ocean's Heart

El juego se divide en dos tipos de misiones, las principales y las secundarias. Ambas aparecerán en el menú principal para que podamos consultar información , y así saber qué hacer en todo momento, o más bien tener una ligera idea de lo que hacer. En este sentido, los objetivos que nos propone el juego están bien planteados, porque son lo suficientemente claros para orientarnos hacia nuestra misión, pero también lo bastante ambiguos como para obligarnos a explorar e intentar encontrar el camino correcto.

Las misiones secundarias las desbloquearemos a medida que hablamos con los diferentes personajes del mapa, y tras completarlas normalmente recibiremos coronas para gastar en objetos y accesorios, aunque también daremos con misiones mucho más elaboradas que nos recompensarán con objetos especiales opcionales, que os facilitarán la aventura.

Y hablando de objetos especiales, para poder usar algunos de ellos necesitaremos consumir magia de la barra de energía. A diferencia de los juegos tradicionales de Zelda, esta barra se cargará automáticamente con el tiempo, por lo que tendremos que pensar muy bien qué ataques ejecutar durante los combates. Por ejemplo, la Lágrima de Ave Marina nos permitirá lanzar un poderoso rayo sobre nuestros enemigos, o la barrera de Devana nos ayudará a devolver proyectiles.

Por otro lado podremos mejorar nuestra espada y armadura para fortalecer a nuestro personaje. Esto lo haremos por medio de objetos especiales ocultos por el mapa del juego, así nuestra exploración se verá recompensada.

Ocean’s Heart llena el hueco que dejaron los Zelda 2D

Ocean’s Heart es una carta de amor a los títulos tradicionales de Zelda, donde se combinan la exploración, puzzles y mazmorras para ofrecer una experiencia que a muchos zelderos os encantará. Pero quizá sea ese también su principal problema, y es que basarse tanto en las aventuras de Link, hace que el título quede bajo su sombra y no le permita tener su propia personalidad, aunque con lo abandonado que tiene Nintendo esta faceta de Zelda, Ocean’s Heart es como beber agua en mitad del desierto. Nos parece genial que se hayan añadido cosas como el sistema de crafteo de objetos, inspirado en Breath of the Wild y The Witcher, o una jugabilidad más orientada a los desafíos con grandes jefes a lo Dark Souls.

Ocean’s Heart se parece mucho a Zelda, sí, pero consigue profundizar en el concepto del juego al añadirle mecánicas de otros exitosos juegos actuales. Así que si queréis disfrutar de una aventura al más puro estilo de Zelda adaptada a los tiempos de hoy, os recomendamos echarle un vistazo a su ficha en la eShop.

Archivado en:
Artículos
Etiquetado en:
Redactado por:
Álvaro Rodríguez
administrator de Nintendúo
Voz y Mii en Nintendúo. Ingeniero electrónico. Gamer, pianista electrónico, fotógrafo en prácticas, inkling y héroe del tiempo.
¿Qué te ha parecido?:
Danganronpa en Nintendo Switch se actualiza con estas novedades
Noticia anterior:

Danganronpa en Nintendo Switch se actualiza con estas novedades

La película Sonic 3 y una serie de Knuckles quedan confirmadas
Noticia siguiente:

La película Sonic 3 y una serie de Knuckles quedan confirmadas