La estrategia al estilo Nintendo ha vuelto: Impresiones de Pikmin 4
Buscar
Inicio > Impresiones > La estrategia al estilo Nintendo ha vuelto: Impresiones de Pikmin 4
La estrategia al estilo Nintendo ha vuelto: Impresiones de Pikmin 4
Impresiones

La estrategia al estilo Nintendo ha vuelto: Impresiones de Pikmin 4

Hemos podido probar el nuevo Pikmin para Nintendo Switch y apunta a ser el mejor de todos. Aquí tienes nuestras impresiones de Pikmin 4.

Ha sido una espera muy larga, sobre todo porque parecía que estaba casi terminado, pero el tiempo pasa y aquí estamos, a punto de recibir a los adorables Pikmin en Nintendo Switch con el lanzamiento de Pikmin 4. Hemos podido probar un adelanto del juego completo y comprobar de primera mano cuánto evoluciona la fórmula en esta entrega que llega a Switch el 21 de julio, y os lo vamos a contar en nuestras impresiones finales de Pikmin 4.

10 Minutos de Gameplay de Pikmin 4 para Nintendo Switch

Cuando los Pikmin me enseñaron Dandori

Hay dos conceptos principales sobre los que se asienta Pikmin 4: el primero es la accesibilidad, ya que Nintendo ha querido que esta entrega sea mucho más amigable; el segundo es Dandori, el arte de la planificación. Siendo Pikmin una saga tan ligada a la estrategia, a pesar de enmascararlo todo con su estilo tan particular en lo jugable y visual, esto último es prácticamente obligatorio, y en esta entrega se nota.

Desde el primer momento de nuestra partida, quedó claro. La sesión de juego comenzó en el segundo día de nuestro miembro de la Brigada de Rescate en un planeta misterioso. El Capitán Olimar se ha perdido y la Brigada de Rescate que iba a por él, también. Todos han acabado en paradero desconocido, y toca encontrarlos comenzando por una zona que se parece sospechosamente al jardín de una casa. Al poco de usaar a nuestros Pikmin rojos para recoger tesoros y enfrentarnos a enemigos, conocimos a los nuevos Pikmin Gélidos, capaces de congelar objetos y enemigos, y hacer que los combates contra estos sean mucho más llevaderos.

Estos, sumados al adorable Ochin, son dos de las grandes novedades jugables de Pikmin 4, y lo que empieza ya a trazar su componente estratégico desde el primer momento. Los Pikmin de hielo pueden congelar enemigos y objetos y Ochin tiene la fuerza de varios Pikmin, lo que resulta ideal para cargar objetos. Ya son dos elementos más que se sumaron a nuestras posibilidades en segundos y, casi sin darnos cuenta, estábamos organizando cuadrillas de Pikmin y gestionándolas para repartirlos al mismo tiempo en diferentes tareas como aniquilar a un enemigo que escupía fuego, romper un muro o llevar recursos a la nave antes de reunirlos todos al toque de nuestro silbato. Estábamos aplicando el Dandori.

Aunque lo más importante siempre fueron los tesoros, necesarios para adquirir el Lustronio con el que ampliar el radar de la Shepherd, nave de nuestra brigada, y así poder acceder a nuevas zonas del planeta. Y todo esto, combinado con la exploración, el acceso a las zonas subterráneas y evitando que caiga la noche. Porque la oscuridad es traicionera y, al ponerse el sol, toca recoger y volver a la nave. ¿Se ha quedado algún Pikmin fuera? Despídete de él, porque las criaturas hostiles lo tendrán de primer plato para cenar.

Más adorable, más accesible

Aunque los Pikmin sean criaturas simpáticas y todo el estilo artístico de sus juegos tenga una mezcla entre adorable y bizarro, lo cierto es que esta franquicia no comenzó siendo fácil. Desde la cuenta atrás de días del primer juego, hasta la crueldad subterránea del segundo, estos títulos se alejaban de la tranquilidad para someter al jugador a un estrés enmascarado tras melodías relajantes y seres aparentemente entrañables.

Con Pikmin 4, hay grandes cambios, aunque no deja de tener momentos traicioneros. Se acabaron el límite de días y la cuenta atrás, lo único que determina tu ritmo de juego, al menos en la sección que hemos podido probar, es el ciclo día-noche. De hecho, incluso los Pikmin son más duros que en el pasado y resisten mucho mejor todas las inclemencias del hostil planeta en el que te encuentras.

Son varias las mejoras que los fans veteranos agradecerán, pero que, sobre todo, servirán para atraer a los que entran en la franquicia de nuevas. Ochin, sin ir más lejos, no se limita a ser un adorable perrito de compañía. Puede servir de montura, embestir para destruir obstáculos, seguir rastros para ayudarte a encontrar tus objetivos, hacer que caigan objetos o dañar a los enemigos. Incluso, con el tiempo, puede aprender nuevas habilidades gastando puntos de experiencia para llegar a tener la fuerza de 100 Pikmin (nosotros nos quedamos en 20, que no es poco) o ir a recoger a Pikmin extraviados, y todo mientras te montas sobre él para ir más rápido, para saltar y llegar a nuevos lugares o simplemente corretear por el mapa.

Subterráneos, los Santuarios de Pikmin

La inclusión de los Pikmin Gélidos es una clara señal de esa apuesta por la accesibilidad dado su efecto sobre las amenazas enemigas, al igual que la posibilidad de recolocar nuestra base en los diferentes círculos que se encuentran repartidos por el mapa (cosa vital para que las caminatas de los Pikmin sean más breves al llevar recursos). Sin embargo, donde se hace especialmente notorio este enfoque más amigable para el jugador es en los nuevos subterráneos. Diseñados para ser una especie de minimazmorras, se encuentran repartidos por cada zona que explores del planeta, y plantean desafíos diferentes que añaden más capas de juego, pero que funcionan casi de forma independiente para no añadir dificultad a la exploración en la superficie.

Para que no tengas que preocuparte de organizar a tu cuadrilla Pikmin expresamente para entrar a los subterráneos, cuando accedes a ellos, Pikmin 4 abre un menú con el que elegir cuántos y de qué tipo quieres llevar. A su vez, a la hora de salir, no te exige que los recojas a todos como sí hace cuando acaba el día y estás en la superficie. Podrás perder alguna de estas criaturas por las amenazas que hay en estas “mazmorras”, pero no supondrán un componente extra a añadir a toda la capa de gestión de la exploración fuera de estas.

Estos subniveles plantearon varios tipos de desafíos y puzles, como una pequeña sección plataformera o incluso una pequeña dosis de agilidad con unas cintas transportadoras. Aun así, al final, todo siempre quedaba bañado por el Dandori. A mejor organización, más eficiencia y más cosas que poder hacer en una jornada de exploración. Aun así, y salvo un encontronazo con algún ser que mermó un poco nuestras tropas Pikmin, todos los problemas fueron fáciles de resolver. Por desgracia, somos amantes del perfeccionismo, así que aprovechamos la nueva función de reiniciar niveles para reintentar uno de los subterráneos y reducir el numero de bajas en nuestras filas de Pikmin. Es otra novedad de esta entrega que permite reorganizarse en caso de desastre, y sin sacrificar tiempo del ciclo día-noche. Aunque en estos subterráneos el tiempo transcurre 6 veces más lento que en la superficie.

¿Y para qué visitar estas nuevas zonas? Durante nuestra partida, fueron clave para encontrar tesoros e incluso mejorar la capacidad del bulbo que acompaña a nuestra nave, y que nos permite llevar más Pikmin con nosotros, pero sobre todo para rescatar civiles. Estos últimos son muy importantes no solo por ser una de las misiones principales del juego, sino porque van directos al hub al que accedes al terminar el día, y pueden desbloquear cosas como una “tienda” con objetos como bombas o chalecos que te protegen frente al fuego o el hielo (y que se obtienen pagando con la materia prima que encuentras explorando), la Tesoropedia y muchas más sorpresas que nos hemos quedado con las ganas de descubrir.

¿El mejor Pikmin de todos?

Todavía es pronto para decidirlo, ya que necesitaremos encontrar a Olimar para salir de dudas, pero lo que sí podemos afirmar rotundamente en nuestras impresiones de Pikmin 4 para Nintendo Switch es que es la entrega más accesible de todas, y también la más bonita.

Esta vez, Nintendo ha jugado mucho más con la paleta de colores y con efectos como la profundidad de campo o la aberración cromática, consiguiendo que todo se integre para que la experiencia entre mucho más por los ojos. Solo hemos podido probarlo en Modo TV, pero luce mucho mejor que Pikmin 3 Deluxe, a pesar de haber visto solo una porción del juego. No podemos hablar mucho sobre su rendimiento, ya que no hemos podido ponerlo a prueba, pero la tasa de fotogramas ha sido consistente durante toda la partida.

Nos queda mucho por ver, porque todavía no hemos podido saborear las expediciones nocturnas en las que necesitaremos a los nuevos Pikmin luminosos, y tampoco hemos podido poner a prueba al Ochin más fuerte, poderoso y versátil. La expedición en este extraño y familiar planeta tiene mucho más que ofrecernos, y estamos ansiosos por adentrarnos por completo en él para averiguarlo todo y descubrir qué le ha pasado al Capitán Olimar y, por supuesto, si esta es la mejor entrega de todo Pikmin.

Por el momento, apunta maneras.

Demo Pikmin 4

Ya puedes descargar la demo de Pikmin 4 para probarlo gratis

Descubre todas las novedades de Pikmin 4 y pruébalo con la demo gratuita que acaba de salir. ¿Has visto a los Pikmin Luminosos?

Web oficial de Pikmin 4

Archivado en:
Impresiones
Etiquetado en:
Redactado por:
editor de Nintendúo
¿Qué te ha parecido?:
Código con un Pokémon “Legendario” Shiny de regalo para Escarlata y Púrpura
Noticia anterior:

Código con un Pokémon “Legendario” Shiny de regalo para Escarlata y Púrpura

Nintendo revela la clave para enganchar a los jugadores con sus franquicias
Noticia siguiente:

Nintendo revela la clave para enganchar a los jugadores con sus franquicias