Análisis – Disco Elysium: The Final Cut (Nintendo Switch)

Os traemos el análisis de Disco Elysium: The Final Cut para Nintendo Switch, una versión intachable de un RPG antológico.

Disco Elysium, el mejor RPG de los últimos años, aterriza al fin en Nintendo Switch. Tras varios retrasos y mucho tiempo de espera, la cruda aventura de ZA/UM ya está al alcance de los usuarios de la híbrida. Por ello, os traemos este análisis que desglosa el funcionamiento del título en la consola. Con un aroma a esos clásicos juegos de tablero, dados y papel, os podemos adelantar que el equipo tras la obra ha conseguido brindarle a Switch una adaptación acorde a lo que el público demandaba. Sí, la espera ha merecido la pena. Este es nuestro análisis de Disco Elysium en Nintendo Switch.

El estilo artístico de Disco Elysium luce espectacular en Nintendo Switch

Revachol, lugar donde sucede la acción, está lejos de sus años de esplendor. El escenario principal del título es un lugar lleno de desesperación y tristeza constante, un sitio de mala muerte del que te gustaría mantenerte alejado el máximo tiempo posible. Para conseguir esta apariencia el equipo apuesta por el surrealismo, una corriente artística que busca superar la realidad con lo irracional y lo onírico. En resumidas cuentas, en Disco Elysium lo sensorial nos ayudará a encontrar el camino de la verdad.

En su adaptación para Nintendo Switch han conseguido trasladar la magia de la obra original a tu bolsillo. El título luce espectacular, si bien es cierto que la obra de ZA/UM no destaca por ser una de las más exigentes del mercado. De hecho, tampoco lo busca. Desde el primer instante, la intención del equipo fue transmitir que éramos las cenizas, no el fuego que hace tiempo brilló y encandiló. Revachol es deprimente, tétrico y fúnebre, lleva con orgullo sus tonos apagados y presume de la lucha de clases constante. Es, por tanto, un sitio diferente al que llamar hogar.

Análisis Disco Elysium Nintendo Switch

Esta apuesta artística encaja a la perfección con la selección musical. Los tonos, en su mayoría graves, pausados y lentos, dejan un pequeño espacio a melodías más animadas. Sin embargo, hay que destacar que estos momentos son contados y limitados. Por norma general, lo que más despertará nuestra atención mientras recorremos la ciudad es lo perdido que está todo. Esa sensación se transmite a través de la propia localización y de las melodías tristes que la acompañan.

Pocos juegos, sobre todo en los últimos años, consiguen sumergirte en una atmósfera tan personal como la de Disco Elysium. No eres un avatar que recorrer Revachol. Eres un detective desesperado que se busca a sí mismo en una ciudad donde nadie es capaz de encontrar nada. La magia del juego de ZA/UM empieza entrándote por la vista y los ojos. Antes de darte cuenta, ya estarás metido hasta el fango en un agujero sin salida.

Una adaptación de sobresaliente

El trabajo del equipo que ha adaptado el juego a la híbrida de Nintendo es intachable. Tras disfrutarlo en otros sistemas, no creí que Disco Elysium le sentará como anillo al dedo a Switch. Por suerte, me equivocaba. En la adaptación para el sistema de la gran N, la deprimente (y a la vez excepcional) obra de ZA/UM luce mejor que nunca. De hecho, es casi como si hubiera nacido para disfrutarse en esta consola.

El control es preciso y sencillo de entender. No es fácil adaptar los juegos de rol tradicional a consolas, principalmente por la comodidad de jugar con teclado y ratón, pero la ergonomía de Switch facilita, y mucho, la labor. Cada botón tiene su función definida, siguiendo los patrones habituales de otros títulos del sistema. Destacar, seleccionar e interactuar con elementos, la clave del juego, se convertirá en una tarea intuitiva a los pocos minutos de juego. Y esta labor, aparentemente sencilla, está al alcance de contados juegos.

En el resto de apartados relacionados con la jugabilidad, Disco Elysium conserva su magia intacta. El tiempo en Revachol corre diferente, accionándose únicamente cuando interactuamos con algún detalle que haga avanzar la trama. Por ello, relacionarse con el entorno y estar atento a todo lo que este ofrece es vital para seguir adelante con la historia. Además, como buen juego de rol, las conversaciones son el punto clave del entramado.

En lo que a ámbito jugable se refiere, la obra de ZA/UM cimenta su desarrollo en investigar y vagar por el mapa. Recorrer el mapa de punto A a punto B será, en muchas ocasiones, el factor diferencial que desatasque la aventura. Por ello, tendremos que apoyarnos en un excelente diseño de niveles para cumplir nuestra misión: conocer la verdad. En el ámbito jugable, apartado donde convierten en sencillo la complejidad del juego, no existen quejas para la labor del equipo.

Revachol es un pozo de miseria

Disco Elysium conserva en Nintendo Switch ese toque deprimente que, a fin de cuentas, es la magia del título. Un cadáver colgado en la parte de atrás de un hotel es el desencadenante de los hechos que dan vida a la historia. Nuestro protagonista, un detective venido a menos que duda hasta de su nombre, es el principal responsable de averiguar la verdad. Por desgracia, las largas noches de fiesta han provocado un vacío en él que no consigue llenar ni con todo el alcohol del mundo.

En la propuesta de ZA/UM somos el personaje protagonista. Carente de identidad, tendremos que forjar la misma mientras investigamos cómo terminó ese cuerpo detrás del Whirling in Rags. Para ello contaremos con la incansable de ayuda de nuestro ayudante, Kim Kitsuragi. Juntos formaremos un binomio bastante pintoresco que, en honor a la verdad, buscarán qué se esconde tras el esquema de poder que maneja los hilos de Revachol.

La apuesta del equipo tras el juego, basada en forjar la personalidad a través de las decisiones del jugador, es una jugada arriesgada que consiguen saldar con éxito. No somos un avatar, somos un detective sumido en la más profunda miseria que lucha por seguir remando hacia delante. Disco Elysium es una obra triste y fúnebre, atmósfera que permanece intacta en Nintendo Switch, sistema que además recibe todo el contenido extra de esta The Final Cut.

Acierto general en las nuevas implementaciones y en el rendimiento

La principal característica de esta versión extendida es una nueva misión con mucha carga política. En base a los caminos que tomemos en la aventura, desbloquearemos misiones de visión política. El protagonista puede adoptar hasta cuatro ideas, siendo estas comunismo, moralismo, ultraliberalismo y fascismo. Si bien esta nueva aventura no es muy extensa, sí resulta interesante ver las diferentes opciones que podemos enfrentar en base a cómo hayamos decidido afrontar nuestra aventura.

Por otra parte, la localización en español, sumado al excelso doblaje, es otro de los motivos por el que The Final Cut es la versión perfecta para adentrarse en el juego. En su lanzamiento original para PC, el juego carecía de adaptación a nuestro idioma. Tras la reputación y los logros obtenidos, el equipo trabajó para traducir el juego a diferentes idiomas, razón por la que podemos disfrutar de la obra en complejo español. Aunque, cierto es, las voces no están disponibles en nuestra lengua.

En lo que a optimización se refiere, Disco Elysium presenta pocos fallos en Nintendo Switch. Los bajones de FPS están lejos de ser una constante, siendo más un hecho aislado y anecdótico. La respuesta del juego a nuestras acciones con el mando son inmediatas, motivo por el que el retraso es inexistente. Sin embargo, el pero más grande lo presentan las eternas pantallas de carga. En ocasiones, perderemos hasta cerca de un minuto, si bien por norma general nada nos librará de nuestros 20-30 segundos de espera.

La mejor opción para disfrutar de un clásico contemporáneo

Si no te desesperas con las pantallas de carga y te gusta jugar de forma portátil, la adaptación de Disco Elysium: The Final Cut a Nintendo Switch es la mejor opción para disfrutar del juego. Así, sin medias tintas. Con un juego tan intimista, personal y artístico, la comodidad que ofrece la consola de Nintendo permite que puedas disfrutar de esta aventura única en cualquier sitio que imagines. Por ello, los jugadores menos exigentes con las especificaciones técnicas deberían, cual asignatura obligatoria, disfrutar del juego en su versión portátil.

Disco Elysium: The Final Cut es la versión definitiva del RPG más importante de los últimos tiempos. En Switch, por suerte, es tan espectacular como en otros sistemas. Si bien palidece de las carencias evidentes del sistema, la posibilidad de llevártelo a cualquier lado es un plus que lo convierte en un indispensable del catálogo de la híbrida. Y esto, con títulos como Breath of the Wild, Super Mario Oddyssey o el reciente Metroid Dread, son palabras mayores.

Si os ha gustado el análisis de Disco Elysium: The Final Cut para Nintendo Switch, os recordamos que podéis ver el top completo de la consola en La Lista.

Análisis – Disco Elysium: The Final Cut (Nintendo Switch)
84

Puntuación: Notable

Disco Elysium: The Final Cut para Nintendo Switch es una conversión perfecta que suma al RPG más importante de los últimos años la ventaja de jugarse en modo portátil.

Historia
Gráficos
Música y sonido
Jugabilidad
Duración
Extras
  • Disfrutar de la magia de Revachol de forma portátil
  • Localización perfecta
  • Adaptación total a la consola
  • Una historia única en el catálogo de Switch
  • Ciertos bajones de FPS en algunas zonas concretas
  • Tiempos de carga excesivamente largos
Archivado en:
Redactado por:
Abelardo González
editor de Nintendúo
Con un mando de Super Nintendo en las manos desde que tengo uso de razón. Chrono Trigger tiene la culpa de mi afición por los líos espacio-temporales.
¿Qué te ha parecido?: