seo uzmanı
Análisis – Good Job! (Nintendo Switch) | NintenDúo

Análisis – Good Job! (Nintendo Switch)

Good Job es un juego de lo más loco, creado por Nintendo para Switch y protagonista indie del Nintendo Direct Mini de marzo, y que viene para darle un poco de emoción a la eShop en los primeros meses de 2020, algo escasos en cuanto a lanzamientos de peso.

Parece que Nintendo tiene en nevera juegos como este, para lanzarlos de forma sorpresa en cualquier momento a través de su tienda digital.

Hoy os contamos qué es y cómo es Good Job, un juego en el que el trabajo puede ser o un suplicio o un placer.

Presentación

Os vamos a poner muy rápidamente en situación: somos los hijos del jefazo de una gigantesca empresa, que siempre ha estado codo con codo con su padre, desde pequeño, y que ahora le toca dar el callo para contribuir al negocio familiar.

El edificio será enorme y cada planta estará relativamente tematizada, para que sea diferente y los trabajos que hagamos en ellas cambien la forma en la que jugamos.

En principio el concepto es divertido, original y bastante loco, sobre todo porque al final, al protagonista y al ser el hijo del jefe, se le permite que haga en la empresa lo que le de la gana.

Nos ha recordado fuertemente a juegos en los que se juega con el entorno y las físicas, como por ejemplo Goat Simulator, Human Fall Flat, o el más reciente The Stretchers, también de Nintendo. Algo que tienen en común estos tres anteriores con Good Job, es que encontraremos varios bugs leves, que hacen que ocurran cosas raras, pero que en el fondo son graciosas, aunque no estén muy controladas.

Apartado Gráfico

El minimalismo está de moda, y no por ello un juego que lo sea tiene por qué tener pocos colores y formas simples. Good Job es el ejemplo perfecto de como no dar demasiado detalle, ser minimalista, y a la vez colorido y divertido.

Los personajes estarán representados como muñecos antropomórficos básicos de color negro. Esta falta de detalle se compensa con unas animaciones geniales, muy expresivas y que ponen en manifiesto que no se necesita una cara para hacer ver que estás enfadado.

Prácticamente todos los objetos del entorno están regidos por un sistema de físicas, mediante el cual pueden moverse, elevarse o romperse. Esta es la principal razón por la que el juego se hace tan divertido como caótico.

Las colisiones entre objetos y las físicas llegan a ralentizar el rendimiento, y pueden ocurrir cosas de lo más absurdas. en parte es positivo, pero por otro lado se podría haber perfeccionado un poco el juego para que aunque tuviera glitches, no molestaran al jugador, especialmente a la hora del funcionamiento.

La música no está nada mal, siempre acompañando al propio juego, aunque poco personal y lo que más brilla son los efectos de sonido de los objetos rompiéndose, o los golpes de unos contra otros.

Jugabilidad

A estas alturas seguro que os estaréis preguntando de qué va Good Job, porque claro, os hemos dicho ya que hay que trabajar en la empresa de papá, pero no qué hay que hacer.

Pues en realidad hay que hacer un poco de todo, desde meter cajas en un camión hasta regar las plantas. Todas estas acciones requieren el uso de mecanismos que encontraremos por el escenario.

Muchas de las cosas que vemos podrán ser desplazadas directamente por el protagonista. Otras además, podrán utilizarse, como las mangueras o los extintores, todo para buscar soluciones a puzzles inverosímiles. 

No hay una sola forma de completarlos, y esta libetad para resolver las situaciones es lo que más nos ha gustado de Good Job.

Cada nivel tendrán un número de fases, con una especial en la que tendremos que solucionar un puzzle de mayores proporciones parar poder ascender y subir al siguiente piso.

Una vez sabemos cómo resolverlos, su ejecución es “sencilla”, ya que controlar al protagonista puede ser un reto en ciertos entornos, como en la fase de las piscinas.

La guinda del pastel, y como no puede ser de otra forma, la pone el fantastico modo multijugador que tienen casi todos los juegos de Nintendo Switch de esta índole.

Tanto Snipperclips como The Stretchers estaban enfocados a jugarse en compañía, compartiendo un Joy Con, y Good Job no es una excepción.

Todo el juego puede ser completado en modo para dos jugadores, aunque las puntuaciones se guardarán de forma separada respecto al modo para un jugador. Creemos que esta es la mejor forma de disfrutarlo, ya que solo te puedes reir, pero acompañado mucho más.

Conclusión

Una grata sorpresa made in Nintendo para la eShop de Switch. Good Job es otro soplo de aire fresco al catálogo de la consola, con un montón de hambrientos jugadores deseando nuevas experiencias, especialmente para dos jugadores, y aquí la encontrarán

Tiene fallos, algunos de ellos bastante molestos, pero en general es un título divertido, muy loco y una genial manera de romperse la cabeza con tareas cotidianas. ¿Y por qué no? ¡También reirse un rato en el trabajo!

Nota: 73

Tenéis más información sobre el juego y podéis adquirirlo en formato digital en su web oficial.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies