Análisis – Made in Abyss: Binary Star Falling into Darkness (Nintendo Switch)
Buscar
Inicio > Análisis > Análisis – Made in Abyss: Binary Star Falling into Darkness (Nintendo Switch)
Análisis – Made in Abyss: Binary Star Falling into Darkness (Nintendo Switch)
Análisis

Análisis – Made in Abyss: Binary Star Falling into Darkness (Nintendo Switch)

Adéntrate en al abismo y descubre qué opinamos del nuevo juego de Made in Abyss para Nintendo Switch en nuestro análisis.

Made in Abyss comenzó en 2012 como un manga, años después se adaptó en formato anime hasta llegar a los cines en 2020. Ahora que los fans están esperando una segunda temporada, Spike Chunsoft ha lanzado para todas las consolas, incluida Nintendo Switch, un videojuego basado también en la obra de Akihito Tsukushi. Acompáñanos en este descenso al abismos para descubrir nuestro análisis de Made in Abyss: Binary Star Falling into Darkness para Nintendo Switch. 

No mires hacia abajo

Made in Abyss: Binary Star Falling into Darkness está dividido en dos historias principales, aunque ambas transcurren en el mismo lugar y aproximadamente el mismo tiempo. Por un lado tenemos el modo “Hello Abyss”, que principalmente nos enseñan las técnicas básicas para poder disfrutar del juego. El argumento estará basado en la primera temporada del anime Made in Abyss, lo que nos permitirá conocer y disfrutar de la historia como si estuviésemos viendo el anime. Y si ya lo habéis visto… ¡Seguramente disfrutaréis viendo recreaciones en 3D de las escenas más icónicas de la serie!

El juego nos pondrá en la piel de Riko, que descendiendo el peligroso Abismo situado a los pies de su ciudad Orth, encontrará un misterioso chico robot que le ayudará en su búsqueda por convertirse en un silbato blanco. No queremos desvelar mucho más, pero os aseguramos que las cosas se vuelven más feas y turbias a medida que descendemos el Abismo.

Por otra parte está el modo “Deep in Abyss”, donde encontraremos una historia nueva y completamente original. Este contenido exclusivo por parte del juego nos narrará la historia de Aki, que junto a sus amigos Raul, Dorothea y Tiare explorarán el Abismo como silbatos rojos. Este modo sigue la estela del principal, pero la dificultad se verá aumentada. Además, encontraremos a algunos personajes del anime original, que estarán conectados con el protagonista.

Descendiendo el Abismo

Dejando a un lado la historia, toca el turno de profundizar en el Abismo, aunque quizá todo lo que encontremos no sea de vuestro agrado… El juego podríamos dividirlo en dos fases: preparación y recolección.

En la fase de preparación recorreremos la ciudad de Orth a través de diferentes menús. El objetivo es prepararnos para descender el Abismo, y para ello tendremos a nuestra disposición varias tiendas y servicios. Básicamente podremos obtener comida, ropa o nuevas herramientas para que nuestro personaje resista frente a las criaturas del abismo. También podremos obtener reliquias para venderlas y conseguir dinero, pero lo más importante será visitar el Orfanato Belchero para que Jirou nos dé misiones.

En la fase de recolección bajaremos al Abismo para completar las misiones de Jirou. Cada misión tendrá un objetivo diferente, pero principalmente consistirán en recolectar las reliquias que nos pidan. Aquí podremos disfrutar de un entorno modelado completamente en 3D, y controlar a nuestro personaje para escalar, recolectar objetos o atacar enemigos. 

Esta parte es la que más chicha tiene del juego, y es que tendremos que idear una estrategia para conseguir el mayor número de objetos posibles sin morir en el intento. Lo que más nos ha gustado a pesar de ser lineal, es que podremos elegir el camino a seguir para completar nuestro objetivo. En ocasiones nos convendrá bajar acantilados para evitar fuertes enemigos, y otras quizá lo mejor sea hacer frente a las amenazas. Todo depende de cómo nos las ingeniemos con los recursos que tenemos.

Además de las barras de energía y vitalidad del personaje, tenemos que prestar atención a una mecánica muy especial basada en el anime: la Maldición del Abismo. A medida que profundicemos en el Abismo, nuestro personaje comenzará a experimentar efectos secundarios como mareos, vómitos o sangrado, dificultando nuestra exploración. No es algo que podamos evitar, más bien tendremos que tenerlo en cuenta a la hora de regresar, porque seguramente condicione la ruta a seguir ¡Os ponemos un ejemplo!

Imaginad que al bajar habéis decidido sortear varios enemigos en vez de acabar con ellos, pues es probable que al volver la Maldición del Abismo no os deje huir de ellos y acaben con vuestra vida. En este caso tendríamos dos opciones: haber matado los enemigos antes, o buscar una ruta alternativa escalando o caminando. La decisión en vuestra, pero es importante asegurarse el camino antes de seguir bajando.

Una vez terminadas las misiones de exploración, regresaremos al exterior para continuar con la historia y recibir las recompensas por las reliquias que hemos encontrado. En esto consiste principalmente la jugabilidad de Made in Abyss: Binary Star Falling into Darkness, prepararnos para bajar el Abismo, y luchar contra feroces enemigos para recolectar reliquias que después podremos vender.

De la serie, al videojuego

El apartado artístico de Made in Abyss: Binary Star Falling into Darkness sigue la estética del anime original, pero trasladando los personajes a un modelado 3D. Aunque esta decisión mantiene la esencia, sí que pierde encanto respecto a la serie de animación. Tanto los modelados como las animaciones son un poco toscos, creando escenas que en ocasiones parece que estamos viendo maniquís moviéndose en vez de personas.

Los entornos pueden llegar a resultar un poco vacíos, y el rendimiento a veces no nos acompaña como debería durante la exploración del Abismo. En ocasiones hemos experimentado ralentizaciones en zonas un poco más grandes pobladas de enemigos, esto hace que sea difícil combatir y un poco molesto. Por suerte al reducir la cantidad de elementos en pantalla, la consola consigue reconducir el rendimiento y mantener el tipo. Suponemos que esto sucede porque el juego carga al completo escenarios bastante grandes, y aunque tienen puntos de carga para diferentes zonas, creemos que la optimización en Nintendo Switch no ha sido del todo satisfactoria.

En cuanto al apartado sonoro, al igual que con las animaciones, Made in Abyss: Binary Star Falling into Darkness recupera tanto voces como melodías del anime original, creando en conjunto piezas muy trabajadas y a la altura del producto animado. Esta parte se le ha puesto mucho mimo y valoramos positivamente el esfuerzo que ha hecho Spike Chunsoft para traer el cast original de la serie. 

Como mención especial, queríamos comentar que la canción de los créditos del juego ha sido cantada por Riko Azuna, actriz y cantante especializada en anime. El tema se llama “Light” y ha sido compuesto en exclusiva para acompañar el final del juego. 

Más allá de abismo

A parte de las dos historias que propone el juego, Made in Abyss no ofrece ningún modo multijugador o alternativa extra. Para los más completistas, seguramente les guste rellenar el bestiario que nos acompaña durante las incursiones al Abismo. Gracias al monóculo, podremos registrar las criaturas que vayamos encontrando y completar así el diario. No es una actividad obligatoria, pero es muy agradecida, sobretodo para los fans de la serie.

Contaremos con una selección de voces tanto en inglés como en japonés, sin embargo los textos no se encuentran traducidos al castellano, lo que puede dificultar mucho la progresión del juego si no se tiene un nivel medio de inglés o japonés. Sabemos que esto puede echar para atrás a muchos jugadores hispanohablantes, pero desafortunadamente el título no ha llegado en español.

Un buen punto de partida

Made in Abyss: Binary Star Falling into Darkness es todo lo que nos gusta del anime pero con nuevos añadidos. Este juego sirve tanto para atraer nuevos espectadores a la saga, como para los veteranos que están deseando conocer más sobre el misterioso Abismo. Sus mecánicas nos recuerdan a títulos como SteamWorld Dig, donde tenemos que descender para recolectar materiales y luego volver. En este caso tiene un ritmo mucho más pausado, pero os aseguramos que la historia promete. Si no os conquista por su gameplay, os conquistará por su pequeño universo, donde se ha contado con los actores originales para darle vida una vez más.

Made in Abyss: Binary Star Falling into Darkness ya está disponible tanto en la eShop de Nintendo Switch como en formato físico con una edición especial. No olvidéis echar un vistazo a nuestra lista para conocer los análisis de los últimos videojuegos de Nintendo.

Si os ha gustado el análisis de Made in Abyss: Binary Star Falling into Darkness para Nintendo Switch no olvidéis pasaros por el resto de análisis en La Lista.

Análisis – Made in Abyss: Binary Star Falling into Darkness (Nintendo Switch)

77

Puntuación: Notable

Made in Abyss: Binary Star Falling into Darkness se mantiene fiel a la obra original de Akihito Tsukushi, recordándonos lo intrigante y misterioso que puede llegar a ser su mundo. La nueva historia adicional expande aún más su universo, pero el control algo tosco y un rendimiento poco estable empañan gran parte de la experiencia de juego.

Historia Valoración 5
Gráficos Valoración 3
Música y Sonido Valoración 4
Jugabilidad Valoración 3
Duración Valoración 4
Extras Valoración 2
  • Historia que atrapa.
  • Voces originales del anime.
  • Apartado sonoro muy cuidado.
  • Caídas en el rendimiento durante las incursiones.
  • Sistema de control algo tosco.
  • La IA de los enemigos es bastante torpe.
Archivado en:
Análisis
Etiquetado en:
Redactado por:
Jose Gonzalez Pascual
editor de Nintendúo
Mitad roja de Nintendúo. Normalmente edito los vídeos del canal y... bueno ¡Tengo una curiosidad insaciable!
¿Qué te ha parecido?: