Análisis – Pokémon Diamante Brillante y Perla Reluciente (Nintendo Switch)

Análisis de nuestro viaje por Sinnoh y el enorme lavado de cara que reciben los clásicos Pokémon en Diamante Brillante y Perla Reluciente

Los veinticinco años de Pokémon pretenden ser una revolución en la franquicia con el nacimiento de la saga Leyendas Pokémon y los remakes de Diamante y Perla, rebautizados como Perla Reluciente y Diamante Brillante y aportando una nueva pero tradicional visión a estos clásicos juegos que llegaron en el año 2006 a Nintendo DS. Hemos recorrido Sinnoh y capturado cientos de Pokémon de la región para contaros en nuestro análisis cómo han resultado Diamante Brillante y Perla Reluciente en Nintendo Switch.

Viaje en el tiempo y en el espacio

Cada unos cuantos años, Pokémon quiere revivir alguna de sus antiguas glorias del pasado en las consolas actuales y que las nuevas generaciones puedan disfrutar de los clásicos de una forma novedosa. Tras Rubí Omega y Zafiro Alfa, Diamante y Perla son los siguientes juegos de la lista en tener una renovación total, sacándoles brillo para que no se note que tienen más de 15 años a sus espaldas.

La historia de Diamante Brillante y Perla Reluciente nos lleva a la región de Sinnoh, donde tomaremos el papel de un o una entrenadora Pokémon que emprende un viaje por su región para completar la Pokédex, y de paso, convertirse en el mejor entrenador del mundo.

Este planteamiento es el que hemos ido viendo en todos los juegos de la saga principal de Pokémon desde su primera entrega en Game Boy, aunque cuando avanza la trama vemos que el concepto se va complicando cada vez más y más, involucrando a los Pokémon legendarios de turno y dándole un poco más de salero.

El Equipo Galaxia será la nota discordante en este pacífico mundo Pokémon, con el plan alocado de crear su propio universo usando los poderes de los Dialga y Palkia.

Estos juegos son una genial introducción a la saga principal de Pokémon de una forma más tradicional que la que vimos en Let’s Go.

Pokémon Diamante Brillante y Perla Reluciente son juegos que creemos que disfrutarán más los jugadores más jóvenes, ya que nos parece una genial introducción a los juegos principales de Pokémon de una forma más tradicional que la que vimos en Pokémon Let’s Go.

Mirándolos con perspectiva, nos parecieron en su momento los juegos más flojos de toda la saga, con una historia “pájaro” y trillada que pasa sin más y que este remake no ha podido endulzar con los ajustes jugables y visuales que tiene.

Análisis de Pokémon Perla Reluciente y Diamante Brillante

La casa de muñecas de Pokémon

Porque el mayor cambio que hay en el juego es un cambio estético completo y único en Pokémon. Game Freak e ILCA han querido que estos remakes fueran algo así como un juguete para los fans, y quizá sea por esto porque tienen este aspecto tan desenfadado.

Los personajes parecerán muñecos de estilo chibi cabezones, como si fueran figuritas de merchandising en una casita de muñecas. Te puede gustar más o menos el estilo artístico elegido para estos remakes de Pokémon, pero creemos que se ha trabajado muy poco a nivel gráfico para mejorar y decorar algo que podría haber salido muy bien. Por ejemplo, la mayor parte del tiempo las expresiones de los personajes serán estáticas, mirando hacia el frente y pareciendo robots.

Animal Crossing y New Horizons evolucionaron mucho en este sentido, dando a los aldeanos y animales más carácter con animaciones faciales dibujadas, pero que quedan genial. Pokémon Diamante y Perla en Nintendo Switch tienen problemas en este sentido, incluso dentro de los combates donde el aspecto de los personajes se vuelve más antropomórfico.

Aquí mejoran sus animaciones en general, sobre todo durante el combate y al inicio, pero estos entrenadores se ven, en ocasiones, totalmente estáticos o haciendo comentarios moviendo la boca como si fueran robots, chocando muchísimo con otras animaciones que se ve que están mejor trabajadas.

Análisis de Pokémon Perla Reluciente y Diamante Brillante

El caso es que hemos visto algunas cosillas gráficas que nos han parecido estupendas, como la iluminación que se ajusta a la hora real del día y que deja estampas muy bonitas a últimas horas de la tarde, o reflejos en el suelo de muy alta calidad que Switch mueve sin problemas. Pero, en general, lo que hemos notado han sido algunos deslices técnicos que empañan mucho el apartado gráfico del juego.

Hemos visto personajes desaparecer de golpe de los combates. Transiciones inexistentes entre el día y la noche. Movimientos de cámara descentrados y sin cambios en la aceleración que hacen que los planos cambien bruscamente. Efectos de desenfoque desajustados que no quedan bien recortados por siluetas o que difuminan excesivamente el fondo.

Pokémon Diamante Brillante y Perla Reluciente corren a un máximo de 30 imágenes por segundo, con alguna caída leve y muy puntual.

En lo relativo al rendimiento y tras un análisis técnico, Pokémon Diamante Brillante y Perla Reluciente corren a un máximo de 30 imágenes por segundo, con algunas caídas puntuales cuando la cámara del juego baja cerca de los personajes. Durante los combates y al ser entornos cerrados, más sencillos y controlados, se mantiene mucho más estable.

De verdad que no entendemos cómo no se han adaptado escenas que afean y cortan el ritmo del juego, como los zooms de cámara al entablar un combate, que pasa a una pantalla en negro para volverse a colocar la cámara sobre los personajes y después aplicar la transición de entrada. Bastante torpe, lento y tosco.

Al menos la banda sonora del juego sí que ha recibido una revisión genial respecto a la que conocimos en Nintendo DS, rehaciendo las canciones originales para que suenen mejor que nunca.

Análisis de Pokémon Perla Reluciente y Diamante Brillante

Clásico, tradicional y accesible

El regreso a los orígenes de Pokémon Perla y Diamante viene acompañado también de una vuelta a las mecánicas más clásicas de la saga. Esto quiere decir que tendremos combates Pokémon por turnos tradicionales sin elementos extra como megaevoluciones, fenómeno Dinamax o Movimientos Z.

Básicamente consiste en capturar Pokémon salvajes, entrenarlos combatiendo y hacerles más fuertes para avanzar por Sinnoh. En este sentido, el juego se divide en el recorrido por el mundo con un corte RPG tradicional, explorando el mapa y encontrando a distintos NPC que nos ayudan a avanzar, mientras que entrenamos a los Pokémon para que se hagan más fuertes y sea más fácil derrotar a los adversarios.

Parte de la magia de Pokémon radica en todas las opciones de encuentros y las posibilidades y combinaciones de equipo disponibles. Con más de 400 Pokémon, el jugador puede elegir cuáles tener consigo y verlos crecer y evolucionar, incluso llevándolos detrás en el mundo abierto.

Es un RPG muy completo y complejo, algo que ha sido trabajado desde los principios de la saga hasta hoy, y que lo sitúan como el rey de los juegos de captura y entrenamiento de monstruos.

Con más de 400 Pokémon, el jugador puede elegir cuáles llevar consigo y verlos crecer y evolucionar.

El subsuelo de Sinnoh es de las mecánicas que nos han parecido más entretenidas, pudiendo buscar tesoros en divertidos minijuegos que recompensan por ser hábiles resolviendo este tipo de puzzle tan particular. Podremos tener nuestra base secreta, aunque nos hubiera gustado poder decorarla de una forma más orgánica y no solo con estatuas, algo como lo que teníamos en Rubí y Zafiro, o más recientemente en Animal Crossing.

En estos títulos se pueden encontrar a la totalidad de los Pokémon existentes hasta la cuarta generación, por lo que puede ser una buena oportunidad para los jugadores con más experiencia de encontrar aquellas criaturas que se les resisten en la Pokédex.

Estamos ante un juego muy familiar y accesible para todo tipo de jugadores, desde la forma en la que nos cuentan las diferentes funciones hasta el diseño del mapa, que no da pie a perderse y hace que los más pequeños puedan jugar sin problemas. Eso sí, echamos en falta alguna opción para hacer el juego más complicado, por si queremos un desafío más imponente durante la aventura.

Remakes de Pokémon… ¿demasiado fieles?

Estos remakes de Pokémon son los más escuetos que hemos recibido hasta el momento. ILCA y Game Freak se han limitado a traer al presente los juegos originales con un renovado estilo visual y algunas adaptaciones jugables para hacerlo más amigable, pero en cuanto a funciones, Diamante Brillante y Perla Reluciente no incorporan novedades destacables.

Se tratan de revisiones de los juegos originales, y no de la versión Platino que considerábamos como la “definitiva”, por lo que no encontraremos las mejoras y añadidos de esta edición.

Entre las novedades tendremos amplias zonas subterráneas donde encontrar los Pokémon que no están en la superficie, concursos Pokémon renovados para dar variedad a los combates, además de un lugar donde podremos conseguir multitud de Pokémon legendarios usando tablas de invocación. Creemos que The Pokémon Company está abusando de esta carta de los Pokémon exclusivos, que ya vimos con los ultraumbrales de Ultrasol y Ultraluna, o las incursiones especiales de Espada y Escudo. El haber dado tantas posibilidades de atrapar a estos Pokémon únicos, irónicamente, cada vez los está haciendo menos únicos.

El Pokéreloj, que anteriormente ocupaba la pantalla inferior de Nintendo DS, se ha resuelto en Nintendo Switch como una pantalla superpuesta cuando pulsamos el botón R, y un cursor en pantalla que podemos mover con la palanca analógica (o mediante interfaz táctil en modo portátil). No es la mejor solución del mundo, pero al menos esta adaptación ha servido para incorporar movimientos de campo de los Pokémon a este dispositivo y no tener que tener en el equipo un Bidoof que parezca una llave inglesa.

Pokémon Diamante Brillante y Perla Reluciente tienen opciones de conexión a través de internet para el intercambio de Pokémon y combates contra otros jugadores, tal y como ocurría en las entregas principales anteriores. En este sentido no se ha intentado innovar, aunque sí que tenemos una versión de la clásica Sala Unión donde hasta 10 entrenadores se podrán juntar para jugar. Un concepto extraño del pasado que se incorpora a un juego actual con un resultado poco útil.

Diamantes y Perlas poco pulidas

Esta es la primera vez que Game Freak no se encarga de un juego de la saga principal de forma directa, delegando en ILCA el desarrollo y no teníamos muy claro cómo iba a resultar esto. Se nota que ha faltado tiempo de trabajo en el juego, especialmente por una notable cantidad de fallos visuales a los que no estamos acostumbrados en la saga.

Espada y Escudo o Sol y Luna podían ser más o menos agradables visualmente, pero no tenían algunos de los problemas que os hemos comentado antes y que destacan negativamente entre todos los juegos de Pokémon. Creemos que ha sido un acierto la dirección artística tomada pero debería haber estado más trabajada, especialmente lo relativo a las expresiones faciales de los personajes así como sus animaciones. Y es una pena porque el potencial que tenía era enorme.

Análisis de Pokémon Perla Reluciente y Diamante Brillante

Los remakes de Pokémon Diamante y Perla son juegos divertidos y entretenidos, especialmente para los más pequeños por su gran accesibilidad, y los consideramos una puerta de entrada perfecta al mundo Pokémon más tradicional, equilibrando la complejidad de Let’s Go y Espada y Escudo en un juego con algunos fallos pero resuelto de forma notable.

Si os ha gustado el análisis de Pokémon Diamante Brillante y Perla Reluciente no os perdáis el resto de análisis de la saga en La Lista, además de las mejores curiosidades de Pokémon Espada y Escudo.

Web oficial de Pokémon Diamante Brillante y Perla Reluciente
Análisis – Pokémon Diamante Brillante y Perla Reluciente (Nintendo Switch)
80

Puntuación: Notable

Pokémon Diamante Brillante y Perla Reluciente son unos RPG fantásticos para iniciarse en la saga Pokémon, especialmente para los jugadores más pequeños por su gran accesibilidad. Tiene algunos problemas, especialmente gráficos, pero siguen siendo una buena opción para disfrutar de una forma diferente de dos juegos clásicos.

Presentación
Gráficos
Música y Sonido
Jugabilidad
Extras
Multijugador
  • Los juegos Pokémon tradicionales más accesibles hasta el momento.
  • Posibilidad de capturar más de 400 Pokémon.
  • El desarrollo del juego se hace muy ameno y entretenido.
  • Algunos personajes son de los más carismáticos de la saga.
  • Multitud de problemas gráficos, falta de animaciones y bruscos movimientos de cámara.
  • Muy pocas novedades respecto a los juegos originales.
  • El argumento pasa sin pena ni gloria.
Archivado en:
Etiquetado en:
Redactado por:
Álvaro Rodríguez
administrator de Nintendúo
Voz y Mii en Nintendúo. Ingeniero electrónico. Gamer, pianista electrónico, fotógrafo en prácticas, inkling y héroe del tiempo.
¿Qué te ha parecido?: