Análisis – Spelunky 2 (Nintendo Switch)

Vamos de viaje a la Luna para enfrentarnos a un infierno convertido en paraíso... ¡Este es nuestro análisis de Spelunky 2 en Nintendo Switch!

Derek Yu se fue hasta los orígenes de los videojuegos para buscar la verdadera esencia de la diversión, el desafío y la aventura. Esto es Spelunky 2, un videojuego que mezcla el género roguelike con las plataformas, algo bastante inusual y que toma gran parte de su inspiración en juegos de Nintendo como Super Mario o Zelda. Os contamos cómo ha resultado esta versión para Nintendo Switch y por qué debes jugar obligatoriamente esta obra maestra del roguelike en nuestro análisis de Spelunky 2 para Nintendo Switch.

Explora el universo a tu manera

Han pasado unos años desde que Ana, la hija de Guy y Tina Spelunky, se quedó sola en la Tierra, mientras veía cómo sus padres se marchaban a explorar la Luna. Ahora que ha crecido, y visto que sus padres no vuelven, ha llegado el momento de coger a su perro Monty y viajar al espacio para buscar a sus padres y convertirse en espeleóloga.

Este es el sencillo argumento de Spelunky 2, discreto, simple y basado en un montón de mitologías de diferentes culturas que convierten el lore del juego en un puzzle relativamente sencillo de resolver, a medida que avanzamos en la aventura. Aunque el juego no le da demasiada importancia al argumento y casi todo el peso recae en la jugabilidad, sí que se han tomado la molestia en crear un universo con mucho trasfondo, y una historia que comienza como una búsqueda familiar en un lugar peligroso y termina como una introspección en uno mismo buscando el sentido de la vida.

Análisis de Spelunky 2 para Nintendo Switch

Detrás de la imagen amigable de Spelunky se encuentra el juego más diabólicamente complicado al que un jugador puede enfrentarse. El género roguelike, que genera partes del juego de forma aleatoria, nació en los años 80 como una idea para crear entretenimiento infinito que sorprendiera siempre al jugador.

Spelunky tiene tres inspiraciones clave que justifican toda su existencia, y de paso el genial concepto que tiene. La primera es Rogue, el nacimiento de la generación aleatoria de mazmorras en un juego de los años 80 para PC. La segunda es Super Mario Bros como referente en el género de plataformas, y cuyo manejo del personaje se convirtió en un objetivo a batir incluso para la misma Nintendo, juego tras juego.

Análisis de Spelunky 2 para Nintendo Switch

Por último, el original The Legend Of Zelda para NES y su exploración del entorno es la clave que hace que nos queramos sumergir una y otra vez en las mazmorras de Spelunky. Y es que, aunque no lo parezca por ser géneros tan diferentes, Spelunky 2 tiene mucho de lo que hizo especial a Zelda: Breath Of The Wild, presentando problemas en un mundo casi infinito que podemos resolver de múltiples maneras diferentes.

De primeras, Spelunky parece un generador aleatorio de trampas y enemigos que hacen la vida imposible al jugador, pero una vez logramos traspasar la primera barrera de dificultad, que no es excesivamente complicada, nos encontramos un juego tan grande y desafiante que abruma.

No es un juego para todo el mundo debido a su elevada dificultad para lograr los retos más complicados, pero sí que pueden disfrutarlo todo tipo de jugadores si te lo tomas de forma relajada, incluso en compañía en el modo multijugador. De esta forma, el juego adquiere un carácter totalmente diferente, mucho más amigable y humorístico.

Spelunky es también una crítica a cómo han evolucionado los juegos a lo largo de los años; cómo se han hecho más sencillos, más predecibles y dejando menos libertad al jugador. No hace falta que un juego sea difícil para que sea divertido, pero siendo sinceros y viéndolo en perspectiva, con el paso de los años los jugadores se han vuelto más perezosos. Pues Spelunky viene para espabilarlos y demostrar todo el potencial que un videojuego puede tener. En todos los sentidos.

Análisis de Spelunky 2 para Nintendo Switch

Del pixel al arte

Que llegue un juego en dos dimensiones a Nintendo Switch y corra de forma fluida puede parecer algo sencillo, y apostábamos por ello con el primer Spelunky. La secuela incorporaba algunos elementos visuales avanzados como reflejos o líquidos, que podían comprometer la estabilidad de ejecución en Nintendo Switch. Por suerte, Blitzworks ha hecho un trabajo genial con la adaptación de Spelunky 2 a la consola, y tras hacer un análisis técnico en Nintendo Switch hemos visto que corre a 60 imágenes por segundo de forma constante, salvo momentos puntuales.

Cada nivel de Spelunky 2 se carga al completo cada vez entramos, y todos los elementos que en él existen se ejecutan simultáneamente, pudiendo interactuar entre ellos, moverse y, por ende, sobrecargar el procesamiento. Sorprendentemente, se ha conseguido que los tiempos de carga sean tan breves como la versión de PC y otras plataformas, casi inexistentes y manteniendo la fluidez en todo momento.

Análisis de Spelunky 2 para Nintendo Switch

Para ello, se ha reducido la calidad de algunos efectos visuales o rehecho algunos elementos como los líquidos, a fin de que pueda asegurarse la completa estabilidad del juego.

El primer juego de Spelunky se realizó usando GameMaker, un “limitado” programa que sirvió para asentar unas bases sencillas visuales en la saga, y que ha evolucionado manteniendo algunas características que le dan un aire retro, incluso a día de hoy y viéndose fantástico.

La idea de tener un videojuego de aventuras con mazmorras en la Luna puede despistarnos un poco si nos preguntamos qué podemos encontrarnos. Es inverosímil, pero los ambientes y entornos de Spelunky 2 son tan variados como templos, mares, volcanes o ciudades perdidas, con un estilo artístico muy personal y reconocible que se va volviendo más turbio y perturbador cuanto más avanzamos en el juego.

Aunque nos acostumbremos a detectar las trampas y enemigos de forma visual, está realizado de forma que siempre puede sorprendernos, sin importar cuántos cientos de horas le hayamos echado. En este sentido, mejora sustancialmente lo visto en la primera parte, marcando aún más su estilo con personajes carismáticos y encantadores, además de una animación sencilla pero resultona. Toda una marca de la casa.

Eirik Suhrke vuelve a ser el compositor de la banda sonora del juego, recuperando algunas canciones del pasado a modo de homenaje, pero explorando nuevos terrenos que nos traen melodías de corte étnico, misteriosas, siniestras, pero también encantadoras y pegadizas. La música de Spelunky está muy en sintonía con su diseño artístico, convirtiendo los efectos de sonido en pequeños cuchillos que se clavan en tu mente y que provocan pavor con las primeras partidas que jugamos. Nos encanta que toda la música de Spelunky 2 esté tan compenetrada con la jugabilidad, potencian los sentimientos de ira o rabia que puede provocar cada muerte del jugador.

Análisis de Spelunky 2 para Nintendo Switch

La perfección del plataformas y el roguelike

Vais a morir muchísimo. Si pensáis que juegos como Celeste o Dark Souls pueden llegar a ser difíciles y complicados, Spelunky pasa por encima de ese concepto de “juego difícil” para convertirse en una auténtica tortura, especialmente para jugadores experimentados, ya que a los noveles recibirán tortazos sin saber siquiera de dónde vienen, pero poco a poco podrán ir aprendiendo.

La clave de Spelunky para hacer el juego complicado está en la generación aleatoria, que coloca patrones de zonas, enemigos, tesoros y recompensas siempre de distinta manera, y aunque conozcamos cómo es cada elemento del juego, el caos que puede llegar a provocar la inteligencia artificial de enemigos y NPCs o el excelente sistema de físicas del juego, terminará por acabar con nosotros.

Ya sea por no estar atentos, por no tener en cuenta una trampa en el suelo o por no darnos suficiente prisa para completar un nivel, nosotros tendremos la culpa de haber muerto y veremos que podíamos haber hecho algo “sencillo” para evitarlo. La parte buena de esto es que el rango de mejora del jugador es enorme; desde que lo cogemos por primera vez y vamos aprendiendo que prácticamente, todo puede matarte, incluso de las formas más inesperadas, existe una curva de aprendizaje infinita que nunca llega a estar completa, porque el juego nunca va a ser igual.

La diferencia entre el modo de juego de una persona que acaba de empezar respecto a alguien que tiene ya experiencia es enorme, y esto solo hace destacar tanto lo mucho que puede exprimir Spelunky 2 al jugador, como el perfeccionismo con el que el sistema de control y manejo de personajes se ha perfilado. Mossmouth ha creado un control en un juego de plataformas que es prácticamente perfecto; es simple de aprender e increíblemente difícil de dominar, con multitud de variantes y posibilidades que hacen que queramos mejorar cada vez más y más.

Añadido a esto, tendremos algunos objetos que cambiarán la forma en la que controlamos a nuestros protagonistas, pudiendo hacerles volar con un jetpack, agarrarse a las paredes o incluso tirar berenjenas.

La generación aleatoria de salas permite siempre al jugador llegar hasta el final sin utilizar ni bombas ni cuerdas, los dos objetos principales de ayuda que tiene Spelunky 2. A partir de aquí, podremos hacer lo que queramos; literalmente podremos destruir todo el escenario, aprovechar altares de sacrificio para hacer ofrendas a Kali o explorar cuevas en un segundo plano de juego.

La tienda y el tendero es otra de las claves de Spelunky, un lugar donde podremos comprar cosas o robarlas, dependiendo de nuestros objetivos y si podemos permitirnos lo que hay en ellas. Si nos decantamos por la segunda opción, nos aseguramos un terrible enemigo que nos hará la vida imposible, una inteligencia artificial perversa muy difícil de prever que seguro será la protagonista de vuestra próxima pesadilla.

Análisis de Spelunky 2 para Nintendo Switch

Más allá de esto, el desarrollo de Spelunky 2 nos lleva por diferentes zonas interconectadas entre sí, pudiendo elegir distintos caminos y terminar en distintos finales. El más sencillo propone un reto asumible para cualquier tipo de jugador, el segundo de ellos requiere de un gran esfuerzo, y el último de ellos, llamado Océano Cósmico, consiste en completar el juego con ciertas condiciones y superar 95 niveles generados de forma aleatoria seguidos, sin posibilidad de guardar y donde un único fallo puede tirar por la borda nuestro intento.

Este ha sido el mayor desafío al que nos hemos enfrentado nunca en un videojuego. No hay forma de aprender cómo superarlo porque cada vez será distinto, y solo dependerá de tu pericia como jugador el completarlo. Esta maravilla, que al principio nos pareció una absoluta locura, se ha ido haciendo con el tiempo más y más plausible, y un reto a la altura de lo que podemos esperar de un juego realmente difícil.

Cada vez que comencemos un intento o run, tendremos los objetos básicos de la aventura: 4 cuerdas, 4 bombas y un látigo. Por lo que cada vez tendremos que empezar de cero, desarrollando un personaje de una forma u otra. Aun así, tendremos un campamento base donde se guardará un registro de los personajes que vayamos desbloqueando, accesos directos a zonas completando pequeños desafíos, además de tener un diario donde se registrarán todos los enemigos, zonas, tesoros, objetos, npc o trampas que nos encontremos. Esto es un caramelo que encantará a los jugadores coleccionistas, y que aumentará las ganas de explorar de todos para conseguir completarlo.

La duración de Spelunky 2 depende de la velocidad del jugador en aprender cómo se juega. Es un proceso lento basado en el entrenamiento de uno mismo, dominando el excelente sistema de control para llegar a tomar las riendas del juego. Es por ello que es muy difícil determinar cuánto podéis tardar en completarlo, pero estamos seguros que podéis exprimirlo durante varios cientos de horas. Para nuestro análisis en Nintendo Switch hemos jugado más de 200 horas sin conseguir llegar hasta el final real de Spelunky 2, por lo que dependerá de la pericia de cada jugador.

Análisis de Spelunky 2 para Nintendo Switch

Reírte para no llorar

Hay dos formas muy diferentes de disfrutar de Spelunky 2. La primera es jugando en solitario, tomándose el juego más en serio y convirtiéndose en un desafío personal. Pero Spelunky es un juego totalmente abierto al modo multijugador, hasta tal punto que podemos completarlo de principio a fin con hasta tres amigos.

Este tipo de partidas en las que participa más de un jugador se vuelven aún más caóticas, ya que los jugadores pueden interactuar entre sí de la misma forma que lo harían con un enemigo o un NPC. Esto quiere decir que podremos agarrarlos y lanzarlos, golpearlos o colaborar para alcanzar sitios inaccesibles de otro modo. Aquí, Spelunky pasa de ser un juego difícil y desafiante a ser un juego divertido y alocado, como pocos de los que podemos encontrar en Nintendo Switch.

No solo hace las funciones de juego para un jugador de forma excelente, si no que como juego cooperativo es increíblemente divertido.

Es posible jugar en modo multijugador tanto en modo local como en modo online, con un funcionamiento perfecto en el primero de ellos y un funcionamiento variable a través de internet, no siendo tan bueno como estar en la misma sala con otros jugadores, pero perfectamente jugable.

El único punto negativo que ponemos en nuestro análisis de Spelunky 2 en Nintendo Switch es la falta de un modo local inalámbrico con varias consolas y varios juegos. Aunque sea posible jugar en una sola pantalla con los Joy-Con en horizontal hasta cuatro personas, por ahora no es posible jugar en distintas Switch con diferentes juegos sin usar conexión a internet. No es nada grave, pero habría sido un buen añadido.

Por otro lado, tenemos un modo Arena donde los jugadores pueden luchar entre sí. Un concepto similar al de Duck Game, muy alocado y divertido, con todos los objetos que podemos encontrar durante la aventura principal.

Más allá del modo multijugador, Spelunky 2 es el juego perfecto para los Speedrunners, que convirtieron la primera entrega en todo un referente. Además de explorar las diferentes zonas disponibles, el juego nos muestra algunos objetos que forman parte de una gran cadena, cuya función tenemos que descubrir nosotros mismos.

Análisis de Spelunky 2 para Nintendo Switch

También tendremos un modo Desafío Diario donde podremos ver la clasificación de todos los jugadores, incluso en modo cross-platform con otras plataformas, además de un perfil propio con un gran registro de las veces que hemos muerto, partidas, récords y logros, que no forman parte de ningún sistema de la consola, si no que se han integrado en el juego, dentro del diario.

Al menos en la versión de la que hacemos el análisis en Nintendo Switch, Spelunky 2 no tiene crossplay entre plataformas, aunque esto es algo que cambiará en el futuro. Lo que sí tiene es progreso cruzado, pudiendo compartir nuestros datos de guardado y récords de otras plataformas con Nintendo Switch, fusionando o sustituyendo el progreso. Esto nos ha parecido especialmente útil al haber muchos jugadores que juegan competitivamente en PC, y quieren continuar sus partidas en formato portátil.

Blitzworks nos ha confirmado que el plan de lanzamientos de actualizaciones de Spelunky 2 en Nintendo Switch incorporará los siguientes añadidos:

  • Crossplay con PC.
  • Crossplay con PS4.
  • Matchmaking en el modo arena (dependiendo del feedback).
  • Juego inalámbrico entre varias Nintendo Switch con varias copias de Spelunky 2.

El mayor desafío de los videojuegos

Spelunky 2 lleva al límite el concepto del género roguelike con una generación aleatoria de niveles de plataformas soberbias, inaudito en ningún otro videojuego. Es un referente absoluto entre los juegos indie de Nintendo Switch y de otras plataformas, y un imprescindible de los jugadores que buscan un juego accesible pero profundo y desafiante.

La historia de Spelunky es la del desarrollo de videojuegos tomando su esencia más pura: la diversión, la libertad, la exploración y el descubrimiento de un mundo maravilloso que puede parecer un infierno, pero que para nosotros se ha convertido en un paraíso.

Se necesita paciencia en un principio para comprender que, tras un montón de trampas y enemigos que pueden acabar con tu partida en menos de 10 segundos, existe una gigantesca aventura llena de misterios por descubrir, y que es increíblemente divertida y adictiva tanto en compañía como en solitario. Es cierto que puede que parte de los jugadores se frustren debido a su alto nivel de dificultad, pero creemos que el juego da pequeños desafíos para ajustar los objetivos y la dificultad a las necesidades de cada persona.

Spelunky 2 es, para nosotros y junto a The Binding Of Isaac, el mejor roguelike de la historia, aunque queda en vuestra mano darle una oportunidad a esta maravilla con su mejor faceta en Nintendo Switch.

Si os ha gustado el análisis de Spelunky 2 para Nintendo Switch, no olvidéis echar un vistazo a La Lista completa por aquí.

Análisis – Spelunky 2 (Nintendo Switch)
100

Puntuación: Obra maestra

Spelunky 2 llega a Nintendo Switch con una de las mejores versiones que existen del juego, con un rendimiento y desempeño fantástico y más versatilidad que nunca. La consola se hace con uno de los mejores roguelike de la historia.

Historia
Jugabilidad
Gráficos
Música y Sonido
Duración
Multijugador
  • El sistema de control es fluido, agradable y enormemente profundo.
  • Los tiempos de carga y el rendimiento en Nintendo Switch es sobresaliente.
  • Un montón de contenido desbloqueable y que descubrir, con sistema de logros propio.
  • Muy difícil, pero no imposible.
  • La generación aleatoria pasa totalmente desapercibida.
  • Falta de un modo local inalámbrico con varios juegos y varias consolas.
Archivado en:
Etiquetado en:
Redactado por:
Álvaro Rodríguez
administrator de Nintendúo
Voz y Mii en Nintendúo. Ingeniero electrónico. Gamer, pianista electrónico, fotógrafo en prácticas, inkling y héroe del tiempo.
¿Qué te ha parecido?: