Análisis – TMNT: Shredder’s Revenge (Nintendo Switch)
Buscar
Inicio > Análisis > Análisis – TMNT: Shredder’s Revenge (Nintendo Switch)
Análisis – TMNT: Shredder’s Revenge (Nintendo Switch)
Análisis

Análisis – TMNT: Shredder’s Revenge (Nintendo Switch)

Análisis TMNT: Shredder’s Revenge donde os contamos qué nos ha parecido el beat'em up de Tribute Games y Dotemu

Hablar de las Tortugas Ninja Adolescentes Mutantes, Tortugas Ninja para los quelonios más allegados, es hacerlo de una de las sagas de animación más queridas. Y es que el legado de estos famosos reptiles es vasto y, sin ningún tipo de duda, en constante expansión. No en vano, muchos crecimos con su serie de dibujos durante los 90, dando comienzo, al menos en el caso de un servidor, a un idilio que también abarcaría cómics, juguetes y, como no podía ser de otra forma, videojuegos. Por todo ello, cuando Tribute Games y Dotemu anunciaron la llegada a Nintendo Switch de TMNT: Shredder’s Revenge no fuimos pocos los que esbozamos una sonrisa de oreja escama a escama.

Pues bien, el título ya ha llegado a la híbrida de los de Kioto y en Nintendúo no podemos dejar pasar la oportunidad de contaros que nos ha parecido. Cowabungaaaaaa y… ¡dentro análisis!

Un ataque al corazón más arcade de la nostalgia

Probablemente, Kevin Eastman y Peter Laird no se imaginaban, y menos aún en sus más oscuros inicios, que su creación alcanzaría semejante grado de fama. No obstante, la “remodelación” para todos los públicos y el lanzamiento de su serie animada a finales de los años 80 sirvieron como punto de inflexión de una saga cuya popularidad sigue sin tener límites hoy en día.

¿A qué viene tanto rollo? Sencillo, TMNT: Shredder’s Revenge utiliza como canon la serie original. Algo que queda más que patente en su espectacular intro animada, que no deja de ser (cuenta incluso con la melodía original re-grabada) un homenaje al trabajo primigenio.

Análisis de TMNT Shredder’s Revenge para Nintendo Switch

Con licencia para recordar

Y me vais a permitir, aunque no se trate de la tónica general, que sea precisamente por aquí por donde comience a desmigajar el juego. Tribute Games no se ha limitado, ni muchísimo menos, a exprimir la licencia sin ton ni son. Se nota que nos encontramos ante un producto de fans para fans.

Si sois amantes del séptimo arte recordaréis un estreno reciente como el de Chip y Chop: Los Guardianes Rescatadores. Una cinta plagada de referencias y cameos de todo tipo. Pues bien, aunque en este caso las referencias se limitan a la saga de las Tortugas Ninja, TMNT: Shredder’s Revenge podría definirse como su homónimo dentro del mundo de los videojuegos.

Como buen heredero de los años 80 y 90 es justo decir que viví en primera plana, aunque pequeñito, todo lo relacionado con la explosión de Teenage Mutant Ninja Turtles. Y no solo hablamos de la serie animada. Los cómics, la legendaria recreativa de Konami o los títulos lanzados en NES jugaron un papel crucial dentro de mi, por aquel entonces imberbe, trayectoria jugable. Y es precisamente esta línea argumental y artística la que sigue Shredder’s Revenge.

Los cameos no se limitan a la presencia de personajes, más o menos conocidos. Objetos, escenarios (que van desde las alcantarillas de Nueva York hasta el Canal 6 o la mismísima Dimensión X), líneas de voz… Todo lo que se presenta frente a nuestros incrédulos ojos es un canto a la nostalgia y un homenaje, de proporciones bíblicas y en clave de humor, a los orígenes de la saga. No vamos a concretar, para evitar spoilers, pero, por poner un ejemplo, estampar a los miembros del Clan del Pie contra la pantalla seguro que a más de unos les resulta familiar.

Análisis de TMNT Shredder’s Revenge para Nintendo Switch

Una verdadera delicia jugable

Mecánicamente hablando nos encontramos ante un juego casi redondo que, afortunadamente, se aleja de algunos productos huecos que tienen a bien envolverse con una capa de caramelizada nostalgia. El sistema de control, típico de cualquier beat’em up clásico, va un paso más allá con un amplio surtido de acciones a nuestra disposición. Podemos correr, agarrar, deslizarnos, saltar (doble salto incluido), esquivar, golpear (aire, suelo y ataque cargado), encadenar devastadores combos y realizar tres tipos de especiales realmente espectaculares.

La fluidez, sincronía y precisión es casi total. Logrando un equilibrio que lo aleja de otras propuestas de mayor complejidad. Por otro lado, los movimientos difieren en función del personaje escogido. Ascendiendo el plantel de personajes a 6 + 1 desbloqueable.

Tras hacernos a los controles, algo que no nos ha llevado demasiado, lo que se nos presenta es un Turtl’em up en toda regla en donde el ritmo lo marcan las continuas oleadas de enemigos y un estado de tensión y frenesí casi continuo. Por otro lado, interactuar con un gran número de elementos presentes en cada escenario, como barriles, conos, explosivos, etc… termina de dar forma a un apartado realmente cuidado.

En relación a los especiales, contamos con una barra que se va rellenando para poder realizarlos. Barra que, por otro lado, se reinicia (excepto en el modo fácil) cada vez que recibimos un golpe. Por si fuera poco, cada personaje se siente, con sus virtudes y sus defectos, diferente. Algo que hace que cada partida aporte una nueva forma de ver y entender el juego.

Análisis de TMNT Shredder’s Revenge para Nintendo Switch

Mención especial merecen unos jefes con unos patrones realmente bien hilvanados. No vamos a negarlo, no suponen un reto a la altura del Dark Souls de turno. No obstante, los enfrentamientos resultan tremendamente divertidos y satisfactorios.

Un juego con mucha miga

TMNT: Shredder’s Revenge no es un título que destaque, como buen homenaje a los beat’em up clásicos, por su duración o por su contenido. No obstante, contamos con varias posibilidades a nuestra disposición. El Modo Historia nos sitúa ante una suerte de tablero en el que nos vamos desplazando entre niveles gracias a la mítica Turtle Van. Pudiendo, ya de paso, repetirlos en cualquier momento.

A su vez, durante el camino nos vamos encontrando diferentes retos a cumplir en cada nivel junto a diversos coleccionables. Aunque, por desgracia, tampoco es que se trate de un añadido demasiado interesante. Por su parte, el modo arcade nos presenta los distintos niveles en un formato clásico. Saltándose tanto el mapa como las misiones secundarias.

El juego nos ofrece un esquema de progresión simple pero bastante efectista. Dicho sistema aporta un toque RPG en el que los puntos acumulados se van transformando en nuevas habilidades, mayor poder o porciones de salud adicionales para cada personaje. Eso sí, no contamos con un árbol de habilidades propiamente dicho y dichas mejoras surgen de forma automática al cumplir los requisitos exigidos. También se echa en falta un Boss Rush o alguna modalidad tipo survival.

El juego puede ser completado en poco más de dos horas y ningún nivel se va a más de los 10 minutos de duración. Aunque, si tenemos en cuenta los personajes disponibles, la duración puede llegar a multiplicarse por 7 a poco que decidáis completar los distintos coleccionables o progresar con cada luchador. Eso sí, os recomendamos optar por el Modo Difícil, ya que, al menos para los más versados en el género, el resto no aportará mucho más que un vistoso paseo.

Análisis de TMNT Shredder’s Revenge para Nintendo Switch

Sopa multijugador de tortugas

Jugar en compañía es, sin ningún tipo de duda, uno de los grandes alicientes de TMNT: Shredder’s Revenge. Y es que tanto el modo local como el online nos permiten partidas con hasta 6 jugadores simultáneos. Pudiendo incorporarnos o salir de la partida en cualquier momento. No obstante, la dificultad no aumenta, ni se ve escalada, conforme incorporamos nuevos jugadores. Afortunadamente, la cosa queda medianamente compensada por lo caótico de la propuesta.

El desempeño durante las partidas en línea ha sido satisfactorio. Encontrando compañeros bastante rápido y con una calidad de conexión que nos ha sorprendido para bien. Las prueba se han realizado sobre una línea de ADSL y aún así las interrupciones han sido prácticamente nulas. Por si fuera poco, el título nos permite activar el crossplay en cualquier momento para poder compartir partida con jugadores del resto de plataformas donde el juego se encuentra disponible.

Análisis de TMNT Shredder’s Revenge para Nintendo Switch

En relación a su rendimiento, se ejecuta con bastante fluidez y no hemos sufrido ninguna ralentización o cuelgue reseñable. El proceso de optimización es, en dicho aspecto, notable.

Una delicia Pizzalada

Alcanzamos otro de los pilares de TMNT: Shredder’s Revenge, su apartado artístico. No en vano, el juego cuenta con un sobresaliente pixel art en el que hasta el más mínimo detalle cobra vida delante de nuestros incrédulos ojos. Y, afortunadamente, no se trata de algo que se limite a los escenarios o al propio material de atrezo. El acabado de los personajes, idéntico al de la serie original, las animaciones, movimientos, gestos y unos espectaculares jefes ponen la guinda a un apartado casi redondo en el que, eso sí, algunos quizás echen en falta los filtros CRT.

Y la cosa no se queda ahí… el apartado sonoro, a cargo de Tee Lopes (Sonic Mania) es simplemente espectacular. Por una lado, el tema original ha sido interpretado, en esta ocasión, por Mike Patrón (Faith No More). Logrando actualizar el opening de la serie original a los tiempos que corren. Además, el resto de pistas musicales no se quedan atrás. Contando, incluso, con una canción interpretada por los artistas de hip-hop Raekwon y Ghostface Killah.

Para rematar, se han rescatado a los actores de doblaje de la serie del 87, algo que suma un plus a un producto que destila nostalgia y mimo por los cuatro costados. Los textos llegan en perfecto castellano. Aunque, eso sí, la traducción dista mucho de ser perfecta. Con algunas líneas que tienen verdadero delito…

El mejor beat’em up de Las Tortugas Ninja

TMNT: Shredder’s Revenge es el mejor beat ’em up de las Tortugas Ninja creado hasta la fecha. Así, sin medias tintas ni paliativos. Esto no quiere decir que se encuentre libre de fallos y que, como sí hemos visto en otras propuestas de la talla de Streets of Rage 4, no echemos en falta más contenido y modos de juego. No obstante, su sobresaliente apartado artístico, una jugabilidad tremendamente fluida y precisa, su multijugador local u online a 6, un sistema de progresión simple pero resultón o la gran cantidad de easter eggs y cameos logran dar forma a un producto casi redondo.

Para rematar, Tribute Games ha puesto toda la carne en el asador para ir mucho más allá de la sensiblería barata. Ofreciéndonos una oda a los beat’em up clásicos de proporciones épicas y un sentido homenaje a Leonardo, Raphael, Michelangelo, Donatello y compañía. Logrando, por el camino, un gran equilibrio que lo sitúa como perfecto nexo de unión entre los jugadores más veteranos y las nuevas incorporaciones.

Si os ha gustado el análisis de TMNT: Shredder´s Revenge para Nintendo Switch, os recordamos que podéis ver el top completo de los mejores juegos de la consola en La Lista.

Análisis de TMNT: Shredder´s Revenge para Nintendo Switch

Análisis – TMNT: Shredder’s Revenge (Nintendo Switch)

85

Puntuación: Notable

Una explosión artística que destaca por su cuidado pixel art, por la cantidad de guiños para los más nostálgicos y por una fluida jugabilidad capitaneada por su multijugador local y online.

Historia Valoración 4
Gráficos Valoración 5
Música y Sonido Valoración 5
Jugabilidad Valoración 5
Duración Valoración 3
Extras Valoración 3
  • Todo un homenaje al género beat'em up en general y a las Tortugas Ninja en particular.
  • La cantidad de referencias, easter eggs y cameos de la saga. Un regalo para los más nostálgicos.
  • Su apartado artístico no tiene desperdicio.
  • Divertido multijugador y sistema jugable preciso y fluido...
  • ... que pese a su esquema de progresión se antoja poco profundo.
  • Se echa en falta algo más de contenido.
Archivado en:
Análisis
Etiquetado en:
Redactado por:
Serafín Jimenez López
author de Nintendúo
Murakamiano empedernido, Pynchoniano de nacimiento. Un desconcierto continuo en mundobola desde 1981. Escribo cosas en NintenDúo.
¿Qué te ha parecido?: