Impresiones – Metroid Dread + Nintendo Switch OLED

Nintendo España nos ha invitado a probar en la nueva Nintendo Switch OLED el juego Metroid Dread, y os contamos nuestras impresiones.

El final de 2021 va a ser algo muy particular para Nintendo. Este año no tenemos un gran juego de Super Mario, un Smash Bros o un Zelda, si no una nueva versión de Nintendo Switch con una gran pantalla OLED como protagonista, y la llegada de la quinta entrega de la serie Metroid en dos dimensiones. Ambas cosas nos ha invitado a probarlas Nintendo España a sus oficinas, así que vamos a enseñároslo. Por aquí os contamos nuestras impresiones de cómo ha sido jugar con Nintendo Switch OLED al nuevo Metroid Dread.

Nintendo Switch OLED con un nuevo Metroid

Esta no ha sido la primera vez que jugamos con Nintendo Switch OLED, ya que Nintendo nos invitó hace un tiempo a probar esta nueva consola, aunque no pudimos enseñaros imágenes de la misma. Esta vez podemos mostraros cómo es y contaros cómo se siente en las manos la nueva consola de Nintendo.

Anteriormente, probamos Nintendo Switch OLED con algunos juegos clásicos y en modo portátil, para ver la gran diferencia que supone la nueva pantalla incluso para títulos que ya habían sido lanzados. La pantalla de Nintendo Switch OLED realza muchísimo los colores, tiene más brillo y el negro alcanza un contraste máximo apagando pixel por pixel, lo que se traduce en una calidad de imagen bestial.

Impresiones Nintendo Switch OLED y Metroid Dread

Esta es la mejora principal de la consola, de ahí que incluso su nombre sea el tipo de pantalla que incluye, y no nos extraña que Nintendo quisiera que probáramos la Switch OLED con Metroid Dread, un juego con tintes muy oscuros y que se ve fantástico en este modelo de la consola.

El sonido es otra de las cosas que se ha retocado en esta nueva versión de Nintendo Switch, con altavoces más grandes y potentes que consiguen un sonido envolvente, aunque tampoco existe una enorme diferencia con los de la Nintendo Switch normal, como sí ocurre con la pantalla. Metroid Dread es un juego que crea una atmósfera muy tensa con los EMMI persiguiéndote, y creemos que se disfruta más en Nintendo Switch OLED con el volumen bien alto.

Impresiones Nintendo Switch OLED y Metroid Dread

Por lo demás, esta revisión de la consola utiliza los mismos Joy-Con de la versión normal, y su peso total es prácticamente el mismo, por lo que no hemos notado incomodidades nuevas cuando jugamos con la Nintendo Switch OLED.

La huida de Samus en Metroid Dread

Han tenido que pasar 19 años para que Nintendo nos ofrezca una nueva entrega de la serie principal de Metroid en dos dimensiones, tras unos maravillosos juegos en tres dimensiones que exploraban otros terrenos. Metroid Dread vuelve a las raíces de la saga y se convierte en el primer juego creado con los títulos originales en mente, casi veinte años después de la última entrega original y sin contar los numerosos remakes.

Esto se ha traducido en una nueva historia, un nuevo mapa, nuevas habilidades para Samus y nuevos peligros a los que la cazarrecompensas tiene que enfrentarse.

Impresiones Nintendo Switch OLED y Metroid Dread

Tras llegar al planeta ZDR, Samus es atacada por un misterioso Chozo que la deja inconsciente en las profundidades de las cuevas. Nuestra misión esta vez será escapar del planeta, a ser posible con vida, y descubrir quién es el enemigo que le atacó. Sentimos una sensación mezcla de desconcierto y angustia al estar atrapados en el planeta ZDR con bichos asesinos andando por ahí, al contrario que como ocurría en otros juegos de Metroid donde la nave estaba siempre a mano.

El estudio español Mercury Steam ha sido el encargado de hacer realidad Metroid Dread en Nintendo Switch, una tarea, a priori, no muy difícil al tratarse de un juego con jugabilidad en dos dimensiones, pero con entornos y elementos en tres dimensiones muy detallados y especialmente bien animados.

No hemos podido hacer todavía un test de framerate al juego (esto es algo que lo dejamos para su análisis), pero ya hemos podido ver que el rendimiento es de 60 imágenes por segundo, con caídas leves pero frecuentes, sobre todo cuando se pasa de la vista de dos a tres dimensiones, o cuando hay mucho alboroto en pantalla y líquidos fluyendo. En estos momentos, notamos algunos tirones en el rendimiento, aunque, por suerte, no muy graves.

Nos ha sorprendido que las animaciones de Samus son increíblemente fluidas, empastando unas con otras de forma muy natural y casando con la jugabilidad, que también permite hacer algunas virguerías y dar espectacularidad a la acción. El deslizarse por debajo de algunos enemigos o bloquear sus ataques en el último momento, son algunas de las cosas que ponen en evidencia que Nintendo ha querido que este juego de Metroid impacte mucho a nivel visual.

Impresiones Nintendo Switch OLED y Metroid Dread

Angustia por ser la presa

Hay algo en Metroid Dread que hace que te enganches a los mandos rápidamente: más allá de que la historia te pueda resultar más o menos interesante, el sistema de control, una evolución del visto en Samus Returns para Nintendo 3DS, es sorprendentemente fluido y rápido, bastante diferente a las sensaciones de los antiguos juegos de Metroid, que hacían que Samus se sintiera menos ágil. En Metroid Dread podremos hacer multitud de ataques corriendo, saltando, haciendo giros o incluso agarrados a las paredes.

La forma en la que Samus se mueve en Metroid Dread hace que la acción lateral clásica se haga aún más adictiva y divertida, con un montón de lugares por explorar, secretos que descubrir y sobre todo, un montón de enemigos especiales que derrotar.

Los EMMI puede que sean el elemento más diferenciador en Metroid Dread. Se tratan de unos enemigos robóticos que quieren dar caza a Samus y que son muy difíciles de derrotar, teniendo que huir de ellos durante gran parte de la aventura para evitar que acaben con nosotros. Estos enemigos se encuentran en unas grandes zonas por las que se mueven libremente, detectando los sonidos y el movimiento de Samus y persiguiéndola de muchas formas diferentes. Nos ha gustado mucho la inclusión de estos enemigos, creando algo único en la saga Metroid y aportando una atmósfera temporal de agobio y estrés en el jugador que nos ha encantado.

Un detalle interesante es que aunque pasemos de una zona a otra, las pantallas están interconectadas entre sí, y podremos ver a través de distintas zonas en los momentos en los que la vista pasa de dos a tres dimensiones.

Estos no son los clásicos jefes de la saga, y es que tendremos también que enfrentarnos a enemigos especiales cuyas batallas se convierten en acción pura y dura. La más interesante que probamos involucraba a una especie de dragón capaz de hacerse invisible, teniendo que encontrar sus puntos débiles y esquivando sus mortíferos ataques de formas ágiles y espectaculares.

Como suele ocurrir en los juegos de Metroid, al principio del juego no tendremos gran parte del arsenal común de Samus. No podremos hacernos una bola con la morfoesfera o no podremos usar el rayo cargado. Estas habilidades se irán consiguiendo y encontrando a medida que avanzamos por la aventura. A esto se añade la posibilidad de aumentar y mejorar el equipamiento de Samus, con más vitalidad y más munición de misiles obtenidas gracias a expansiones de equipo desperdigados por el mapa.

Gran parte de los juegos de Metroid, además de en la acción, consisten en explorar el entorno y descubrir secretos, y esto no faltará en Metroid Dread. A pesar de todo, y por lo que hemos jugado hasta ahora, no nos ha parecido nada revolucionario en la saga, si no más bien una actualización conservadora de los clásicos Metroid.

Primeras impresiones: Switch OLED y Metroid Dread, un combo espectacular

Hemos probado Nintendo Switch OLED con un juego que le hace justicia. Tradicionalmente, la serie Metroid en dos dimensiones encontró su hogar en las consolas portátiles de Nintendo, y nunca habíamos visto una entrega tan espectacular como Metroid Dread. Es posible que estemos ante el mejor título de la serie, ya que lo que nos hemos encontrado es más y mejor de lo que ya teníamos, y por fin, con una entrega totalmente nueva de Samus.

Metroid Dread y Nintendo Switch OLED llegan el 8 de octubre, así que seguid atentos a la web porque pronto os ofreceremos nuestro análisis tanto del hardware como del juego. Y vosotros, ¿le daréis una oportunidad a esta nueva aventura de Samus?

Os recordamos que también podéis encontrar las impresiones de Metroid Dread y Nintendo Switch OLED en nuestro canal de YouTube, además de 30 preguntas y respuestas que respondemos sobre la consola.

Archivado en:
Redactado por:
Álvaro Rodríguez
administrator de Nintendúo
Voz y Mii en Nintendúo. Ingeniero electrónico. Gamer, pianista electrónico, fotógrafo en prácticas, inkling y héroe del tiempo.
¿Qué te ha parecido?: