Impresiones – Probamos la Nintendo Switch (modelo OLED)

Nintendo España nos invita a probar el nuevo modelo de Nintendo Switch OLED a sus oficinas, y os contamos nuestras primeras impresiones.

La consola de Nintendo con mejor proyección de toda la historia está muy cerca de dar su siguiente paso: una renovación del modelo principal llamado Nintendo Switch OLED, que viene a ser una puesta al día del hardware que revolucionó los videojuegos en 2021, y a día de hoy sigue sorprendiéndonos. Ya hemos podido probar la nueva Nintendo Switch con pantalla OLED gracias a Nintendo, y os contamos nuestras primeras impresiones tras una hora de juego con ella.

La pantalla OLED, protagonista de Nintendo Switch

Antes de comenzar con las mejoras que tiene esta versión de Nintendo Switch, nos gustaría recalcar que no se trata de un modelo que sea revolucionario respecto al original de 2017. Nintendo Switch OLED deja muy claro en su nombre la principal característica: la pantalla de la consola pasa a utilizar la tecnología OLED, que ilumina de forma independiente los píxeles para “apagar” totalmente algunos y así conseguir unos negros más profundos.

Esta tecnología de pantallas se ha ido implantando más y más en los dispositivos electrónicos portátiles de los últimos años, especialmente en teléfonos de gama alta y relojes inteligentes. Ahora llega a Nintendo Switch para ofrecernos una mejor calidad de imagen en modo portátil, algo que vimos desde el primer momento que la tuvimos delante.

Pudimos probar cuatro juegos clásicos que se lanzaron en la consola anteriormente, y cuyas paletas de colores variadas nos dieron una idea de lo que podemos esperar de cada juego en la Nintendo Switch OLED en base a sus primeras impresiones. La pantalla del nuevo modelo satura los colores y hace que la imagen sea muchísimo más vibrante, destacando más en juegos que, de por sí, ya tienen una paleta de colores saturada, como es el caso de Mario Kart 8 Deluxe o Super Mario Odyssey.

Tuvimos la oportunidad de jugar The Legend Of Zelda: Breath Of The Wild en la Nintendo Switch OLED, y precísamente, en este juego, es donde menos diferencia notamos respecto al modelo normal de la consola: Breath Of The Wild utiliza un estilo artístico cell-shading y una paleta de colores pastel que hace que no destaque en exceso en la nueva pantalla de Nintendo Switch OLED. Los colores se ven más saturados, pero como hemos dicho, destaca mucho más en juegos donde los colores son más fuertes y vivos.

Nintendo Switch OLED

Donde sí hemos notado una gran diferencia es en el brillo de la pantalla. El modelo actual alcanza los 320 nits en su máximo, y aunque no tenemos datos específicos de esta, sí que hemos visto una mayor fuerza del brillo. Esto repercute en que se vea mejor en entornos exteriores: no pudimos probarla al aire libre, pero sí que notamos muchos menos reflejos que en el modelo normal de Nintendo Switch, probablemente también achacado a un nuevo panel antireflejos.

Por último, nos ha sorprendido el enorme ángulo de visión que tiene Nintendo Switch OLED. Orientada a mejorar la experiencia de Nintendo Switch en modo portátil, la pantalla del modelo OLED ahora puede ser vista desde, prácticamente, cualquier ángulo comprendido entre los 180, con un resultado similar a, por ejemplo, los iPhone con pantalla OLED de Apple.

Pequeños detalles aquí y allá

Como modelo perfeccionado de la Nintendo Switch original de 2017, el modelo OLED retoca la patilla trasera de la consola para jugar en modo tabletop, convirtiéndose en lo que siempre tenía que haber sido: un soporte regulable para casi cualquier inclinación que forma parte de la consola.

En esta ocasión, el soporte cubrirá totalmente el ancho trasero de Nintendo Switch, será muy rígido y puede ajustarse haciendo presión a cualquier superficie, pasando a ser muy difícil que la consola se venza hacia un lado. El sistema de ajuste por rigidez de esta nueva patilla de soporte es muy cómodo y estable, aunque tenemos dudas de si, con el tiempo, podría dar de sí y perder esa estabilidad tan buena que hemos visto.

La Nintendo Switch OLED estrena altavoces más grandes para un mejor sonido en modo portátil. Sí que hemos notado diferencia respecto al modelo original de la consola, sobre todo en lo relativo a la potencia máxima del sonido, aunque tampoco es un salto cualitativo enorme.

Algunos elementos externos de Nintendo Switch han sido dispuestos de diferente forma, con las rejillas de ventilación traseras pasando totalmente a la parte inferior de la consola, la ranura para tarjetas microSD ahora con entrada lateral o los botones superiores de encendido y volumen achatados y siendo más alargados. Al tener menor superficie nos ha parecido un poco más complicada su pulsación, especialmente el de encendido y apagado.

El bonito y nuevo Dock… con truco

La “otra parte” de Nintendo Switch es el Dock, y el modelo OLED renueva por dentro y por fuera esta pieza fundamental de la consola para añadirle una solicitada característica: conexión LAN a internet por cable ethernet.

El Dock ahora tiene un nuevo color blanco, que estéticamente es muy bonito y llamativo, chocando con la sobriedad del anterior modelo. La parte trasera ya no se moverá con una bisagra, si no que directamente se desacopla del propio Dock, pudiendo acceder más fácilmente a los cables.

Dentro tenemos tres conectores, dos de ellos conocidos: uno de alimentación USB C, otro HDMI para conectar el Dock al televisor, y por último y la novedad, la entrada de cable ethernet para internet LAN. Antes, si queríamos conectar la consola a internet por cable, necesitábamos de un hub conectado a un puerto USB, que se compraba por separado. Ahora, esta opción vendrá incluida dentro del propio Dock.

La parte mala de esto es que, aunque se mantienen los conectores USB exteriores del Dock, el tercer conector USB interno ha desaparecido, siendo el único que era de tipo 3.0 y dejando a la consola con “menos” posibilidades”.

Sobre si el nuevo Dock puede provocar arañazos en la zona de la pantalla de Nintendo Switch, hemos visto que se ha modificado el área de inserción de la consola en el Dock, desapareciendo unas gomas de protección que podían dañar la pantalla de Switch, y sustituyéndolo por plástico. Al igual que nos ha ocurrido con el soporte de la consola, se necesita bastante tiempo de uso para ver si realmente el modelo OLED soluciona el problema de los arañazos o, por el contrario, se mantiene.

Como dato extra, los dos docks de Nintendo Switch son compatibles con los dos modelos de Nintendo Switch, tanto la OLED como la original.

Impresiones Nintendo Switch OLED: Una puesta al día discreta

Tras más de 4 años en el mercado, Nintendo Switch necesitaba una renovación con alguna mejora de materiales y corrección de errores, y esa renovación es la Nintendo Switch OLED. 

Desde Nintendo nos aseguran que este modelo no sustituirá a la Nintendo Switch original, pero dado que su precio de venta es tan solo 20 euros más caro, no vemos ninguna razón para no hacer el desembolso extra y comprar la que, evidentemente, es una versión de la consola mejor.

No hemos mencionado nada sobre los Joy-Con porque son exactamente los mismos que podemos encontrar en las Nintendo Switch actuales, estrenando un nuevo color pero con los mismos problemas y bondades de siempre.

Para nada se trata de un modelo injustificado. Ha pasado el suficiente tiempo como para que veamos fenomenal que Nintendo renueve materiales del modelo original de Switch, aunque todas las mejoras de esta versión están 100% orientadas al modo portátil. Ahora es posible disfrutar perfectamente el modo tabletop en multitud de juegos en los que antes podía resultar incómodo, tanto por el nuevo soporte como la mejora del ángulo de visión de la pantalla OLED, cuyo incremento de 6,2 a 7 pulgadas nos agrada, sin resultar tampoco impresionante.

Tras las primeras impresiones, Nintendo Switch OLED nos ha parecido un refinamiento y puesta al día de la Nintendo Switch original de 2017, sin muchas pretensiones y principalmente orientada a un público que juega en portátil y que, o bien tiene su consola original ya un poco cascada, o que no ha tenido nunca una Nintendo Switch y quiere lanzarse a disfrutar de su impecable catálogo de juegos y experiencias.

Nintendo Switch OLED llegará a las tiendas el 8 de octubre, justo para el lanzamiento de Metroid Dread.

Archivado en:
Redactado por:
Álvaro Rodríguez
administrator de Nintendúo
Voz y Mii en Nintendúo. Ingeniero electrónico. Gamer, pianista electrónico, fotógrafo en prácticas, inkling y héroe del tiempo.
¿Qué te ha parecido?: