Impresiones – Xenoblade Chronicles 3 (Nintendo Switch)
Buscar
Inicio > Impresiones > Impresiones – Xenoblade Chronicles 3 (Nintendo Switch)
Impresiones – Xenoblade Chronicles 3 (Nintendo Switch)
Impresiones

Impresiones – Xenoblade Chronicles 3 (Nintendo Switch)

Impresiones de Xenoblade Chronicles 3 para Nintendo Switch, un oscuro RPG en el que tendremos que luchar por nuestra vida.

Aquí llegan nuestras primeras impresiones de Xenoblade Chronicles 3 para Nintendo Switch, el regreso del RPG insignia de Nintendo. Los universos de Xenoblade Chronicles colisionan una vez más para traernos la tercera entrega de este mítico RPG de Nintendo. En esta ocasión, Nintendo nos transporta a un lugar mucho más oscuro de lo normal, donde lo más importante no es la comida o el agua… si no la propia vida. Ya hemos jugado las primeras horas de esta increíble aventura y os contamos en las impresiones de Xenoblade Chronicles 3 qué nos ha parecido.

Video Impresiones de Xenoblade Chronicles 3 para Nintendo Switch

Lucha por la vida

De todos los mundos que nos ha hecho visitar Xenoblade Chronicles, la tercera entrega es el que tiene la historia más adulta y cruda de todos: los seres vivos del mundo de Aionios se encuentran en una lucha por la recolección de vidas. La gente en este lugar nace de forma artificial adulta. Tiene una esperanza de vida exacta de 10 años y, como si fueran hormigas, luchan en batallas por conseguir estas “almas” para aumentar sus batallones.

Esto nos lleva a conocer la historia de Noah, uno más dentro de este infierno al que se han acostumbrado y que podríamos considerar una especie de secta, pero que a él le hace debatirse por qué no hay nada más. No es de extrañar que llegue a esta conclusión, ya que es un Eximio, que se encarga de despedir a los muertos antes de partir al otro mundo.

Todo se complica cuando él y sus amigos reciben el poder del Uróboros, una misteriosa fuerza que les hace unirse a tres soldados de la facción contraria. Por si fuera poco, el mundo entero se vuelve en su contra debido a la influencia de un misterioso ser y se quedan sin hogar al que regresar.

Por un lado, tenemos a Noah, Eunie, Lanz y Riku. Por otro a Mio, Sena, Taion y Manana. Cada grupo pertenece a unas facciones enfrentadas, pero ahora deberán colaborar pese a que siempre han querido aniquilarse. Aquí comienza un viaje para conocerse, arreglar sus diferencias, entender su forma de vida y solucionar el entuerto en el que se han metido.

Desde luego, se trata de la historia de Xenoblade Chronicles más diferente e innovadora que hemos tenido hasta el momento, con un tono adulto y oscuro que nos ha encantado. Por el momento, nos parece que tiene un comienzo mucho más potente que el resto de juegos de la saga.

Los protagonistas tienen sus más y sus menos. Se alejan de la felicidad y júbilo que transmitían Shulk o Rex para acercarse más al carácter de los personajes de Xenoblade X, más serio, distante y acorde a la historia que están viviendo. Creemos que, de lo protagonistas, Taion destaca negativamente cayendo en un cliché de personaje poco amigable que no nos ha terminado de gustar.

Explorando desde las bases

Viajar por Aionios, la tierra de Xenoblade Chronicles 3, nos hará pasar por combates contra monstruos, explorar un vasto mundo y conocer a un montón de personajes con una profunda historia.

Como JRPG, tendremos a un grupo de personajes que podremos personalizar y subir de nivel para luchar y avanzar en la historia, con una enorme importancia y la gran motivación constante de Xenoblade Chronicles 3. Por lo que hemos visto hasta el momento, existe una enorme cantidad de cinemáticas que sirven para contarnos la historia. De hecho, durante los primeros capítulos sentimos que el juego es un tutorial constante que nos lleva de cinemática en cinemática enseñándonos las bases jugables.

Creemos que es totalmente necesario, ya que el juego en sí mismo es muy complejo, pero la forma en la que se muestran cada una de las características es algo pesada y artificial.

Una vez hemos pasado el examen y hemos aprendido todo lo que Xenoblade 3 puede ofrecernos a nivel jugable, queda ponerlo en práctica: de primeras, cuesta tener en cuenta la enorme cantidad de cosas que existen durante las batallas. Tanto la posición de los personajes, su equipamiento, el timming de los ataques o incluso su posición relativa respecto al enemigo, son elementos que cuentan en los combates. Creemos que, con práctica, se llega a dominar, aunque es probable que no todos los jugadores expriman todo lo que ofrece de forma correcta.

Visualmente estamos ante uno de los mejores juegos de Nintendo Switch. De forma indiscutible. Monolith Soft ha hecho un trabajo excepcional con Xenoblade Chronicles 3, mejorando lo visto en las anteriores entregas pero con algunos puntos visuales negativos que, entendemos, se deben más a falta de tiempo y recursos que a la potencia de la consola.

Particularmente las animaciones corporales de los personajes resultan demasiado robóticas en algunas escenas. Mientras que en las más importantes el nivel de detalle es muy alto, en otras encontramos movimientos simples, desacompasados que incluso nos recuerdan al tan criticado Pokémon Espada y Escudo. Entendemos que el juego tiene un gran número de cinemáticas, pero esto solo hace que destaque negativamente el cambio en la calidad de las animaciones en distintos puntos del juego.

Aun así, tenemos que alabar que algunas animaciones se han cuidado hasta el extremo, como los dedos de Noah y Mio al tocar la flauta, o la sincronización labial diferente para las voces en inglesas y japonesas.

Ocurre algo similar con el apartado sonoro: Xenoblade Chronicles siempre se ha caracterizado por tener unas composiciones brillantes, y Xenoblade Chronicles 3 no es la excepción, pero en numerosas ocasiones el sonido ambiente es nefasto, escuchándose únicamente las voces de los protagonistas sin ningún sonido adicional, aunque estén rodeados de agua o se vean chapoteos en pantalla.

Estéticamente queda muy extraño ver a personajes corriendo y que no haya ningún sonido, y aunque el estudio pretenda que sea un recursos para potenciar la presencia de las voces de los protagonistas, no queda nada bien.

A la tercera va la vencida

Llevamos unas 15 horas jugadas a Xenoblade Chronicles 3 y, por el momento, nuestras impresiones son mejores que las que tuvimos con la primera y la segunda entrega. No solo a nivel argumental, que crece y se desvía hacia sitios inexplorados. También a nivel jugable, que perfecciona todo lo visto hasta el momento en la saga Xenoblade.

Existen algunas limitaciones técnicas impuestas por la consola que serán imposibles de sortear, y tendremos una resolución muy baja en modo portátil. Al menos, se ha aplicado un filtro borroso que hace que no se vean los píxeles y todo quede en degradados suaves. No es la mejor solución del mundo, pero al menos da el pego y hace que el funcionamiento sea muy estable.

Se vuelve a fallar en la calidad irregular de las animaciones, que nos dan lo mejor y lo peor, dependiendo del momento. En resumen y por el momento, Xenoblade Chronicles 3 nos trae una genial y original historia con un sistema de juego más adictivo y redondo que las anteriores entregas.

Podéis reservar ya la versión digital de Xenoblade Chronicles 3 a través de la eShop, con un lanzamiento programado para el 29 de julio de 2022.

Archivado en:
Impresiones
Redactado por:
Álvaro Rodríguez
administrator de Nintendúo
Voz y Mii en Nintendúo. Ingeniero electrónico. Gamer, pianista electrónico, fotógrafo en prácticas, inkling y héroe del tiempo.
¿Qué te ha parecido?:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.