Very Very Valet, la magia de aparcar coches (Nintendo Switch)
Buscar
Inicio > Artículos > Very Very Valet, la magia de aparcar coches (Nintendo Switch)
Very Very Valet, la magia de aparcar coches (Nintendo Switch)
Artículos

Very Very Valet, la magia de aparcar coches (Nintendo Switch)

Very Very Valet demuestra que ser aparcacoches nunca fue tan divertido gracias a Nintendo Switch... ¡y a los amigos con los que te juntes!

¿Alguna vez habéis soñado con ser aparcacoches? ¿No? Bueno, la verdad es que nosotros tampoco. O sea, no tiene pinta de ser un trabajo demasiado divertido. No obstante, si lo trasladamos a los videojuegos, puede volverse algo tan alocado y divertido como Very Very Valet, el nuevo juego exclusivo de Nintendo Switch que parece destinado a convertirse en la nueva sensación de las reuniones de amigos y familia en el sofá del salón de casa.

Así, si ya estáis familiarizados con otros exclusivos de la consola como Snipperclips, The Stretchers o Good Job, más os vale que os montéis en el coche y os abrochéis bien el cinturón, porque os espera un viaje bastante movidito que seguramente os recordará en gran medida a Overcooked, solo que intercambiando los fogones de la cocina por portales, muelles y... ¡montones de conducción imprudente!

Locura al volante

Las partidas de Very Very Valet tienen un desarrollo directo y sumamente sencillo: tienes que recoger los coches de tus clientes, aparcarlos donde puedas, y devolverlos cuanto antes en cuanto te lo pidan de vuelta. Eso sí, tendrás que ser rápido, porque como los hagas esperar más de la cuenta… Éstos se enfadarán, y lo que es peor, ¡sus coches serán abducidos para siempre! Claro que a ti eso no te tendría que importar demasiado, si no fuera por que, a más fallos, peor puntuación tendrás, y eso se traducirá en menos estrellas a conseguir al terminar el nivel. Estrellas que, como os imaginaréis, serán las que nos permitirán ir desbloqueando nuevas fases para completar el juego.

Hablando de las fases, aunque no haya demasiadas, contando el juego con poco más de 20 niveles divididos en cuatro paneles, lo cierto es que todas tienen mecánicas únicas que hacen del juego algo divertido, sobre todo cuando juegas con amigos. Y es que a obstáculos como puentes, muelles o portales mágicos de teletransporte, se añadirán otros elementos, como cajas con potenciadores, o incluso niveles especiales en los que haremos cosas como jugar a los bolos montados en coche o tirar la basura lo más rápido que podamos.

Así, Very Very Valet es un juego que, sin inventar nada en lo jugable, es lo suficientemente variado como para entretenernos por un buen rato, además de resultar muy accesible gracias a unos controles sencillos que, a pesar de resultar frustrantes a propósito, están diseñados para que cualquier colega o miembro de la familia pueda disfrutar prácticamente nada más ponerse a los mandos.

Diversión hasta para cuando estás solo

Como habréis podido adivinar, el juego que nos ocupa es uno que se disfruta mucho mejor en compañía. En concreto, hasta cuatro jugadores pueden participar en cada partida simultáneamente en una misma consola, cada uno con su propio personaje de un total de cuatro distintos a elegir, al cual además podemos personalizar con distintas paletas de colores.

Eso sí, por desgracia, más aún teniendo en cuenta los tiempos que corren, el juego no cuenta con ninguna clase de modo en línea. Lo que significa que, como no tengamos gente en casa con la que jugar, tendremos que hacerlo solos, cosa que si bien sigue siendo divertida, ya que el juego puede pasarse completamente en solitario, adaptando sus objetivos para volverlo algo más sencillo, hace que se pierda gran parte de su gracia.

El mayor encanto de Very Very Valet reside en jugarlo acompañado, generando situaciones de caos con los coches y un flujo de juego donde la presión es un constante y la coordinación resulta tan obligatoria como complicada de llevarse a cabo. Por otra parte, otra cosa a destacar que nos ha gustado es que, para inmortalizar cada partida, al final de cada uno de los niveles el juego nos enseñará clips que haya generado de cada uno de los personajes, y nos permitirá votar por nuestro favorito para guardarlo si queremos en la memoria de la consola.

Por último, aunque antes os comentábamos que en cuanto a número de niveles resulta algo escueto, lo cierto es que, para compensar, es muy rejugable, permitiéndonos establecer distintos grados de dificultad gracias a la modificación de las reglas de cada partida, las cuales podremos ajustar a nuestra conveniencia en función de si buscamos un reto o, simplemente, pasarlo lo mejor posible con nuestros amigos.

Un trabajo bastante apañado

En cuanto a lo audiovisual, todos los aspectos del juego lucen destinados a recrear una temática de dibujos animados muy bien marcada. Los personajes tienen unos diseños carismáticos inspirados en marionetas, y los escenarios dan lugar a situaciones muy interesantes, así que podría decirse que están bien pensados. No obstante, con esto tampoco queremos decir que sus gráficos sean nada del otro mundo, algo de lo que el juego tampoco tiene pretensiones, ya que, al fin y al cabo, se nota que su único objetivo es divertir y hacer gracia a quienes lo juegan, algo que consigue muy bien.

Tocando su apartado sonoro, tampoco podemos decir que sea demasiado destacable, cumpliendo con su objetivo de dar ambiente a las partidas con temas que se hacen agradables, pero sin resultar memorables. Cumple, y eso ya es bastante. Más aún si lo aderezamos con efectos de sonido como la posibilidad de tocar el claxon, aquel que suena cuando nos vamos a quedar sin tiempo y tenemos que salir volando para llevar el vehículo al aparcamiento antes de que sea demasiado tarde… Un subidón de adrenalina.

Very Very Valet, mola

Como podréis imaginar, Very Very Valet nos ha parecido un juego bastante divertido. Un título ideal para pasar un par de tardes jugando con amigos mientras todos se ríen a carcajadas. Aún así, a pesar de todo, no es perfecto, y aunque sea muy rejugable y cuente con niveles lo suficientemente variados, su mecha es corta, y lo que puede ofrecer, puede acabar sabiéndonos a poco, hasta el punto de volverse un poco tedioso, sobre todo si lo nuestro no es la conducción.

Aún con todo, tanto si jugáis en solitario, pero sobre todo si jugáis con amigos, es un buen título que seguro que os proporciona más de una buena risa por lo disparatado de las situaciones que puede generar, así como más de un grito de frustración por coger mal una curva cerrada o caernos accidentalmente por un precipicio. ¡Por cosas como esa es que es tan importante usar cinturón!

Así que ya sabéis, si alguna vez habéis soñado con ejercer de aparcacoches, o si sois seguidores de juegos como Overcooked y siempre os habíais preguntado qué pasaría si se cruzaran con algo al más puro estilo Initial D o Los Autos Locos, este es vuestro juego. Uno que pondrá a prueba vuestra paciencia, pero que también os sabrá recompensar con buenas ideas que os darán diversión a raudales.

Archivado en:
Artículos
Redactado por:
Carlos Y. Serrano
editor de Nintendúo
¡Hola! Mi nombre es Carlos, aunque se me conoce por Piktendo, ¡y amo todo lo que tenga que ver con Nintendo, el anime, el cine y los juegos japoneses!
¿Qué te ha parecido?:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *