Análisis – Tetris Effect: Connected (Nintendo Switch)

Tetris Effect: Connected demuestra en su llegada a Nintendo Switch por qué es la versión definitiva del clásico de los años 80.

Es difícil, por no decir imposible, reimaginar un clásico de la forma en que lo hace Tetris Effect: Connected. Este videojuego ruso de lógica lleva entre nosotros casi 4 décadas, razón por la que es normal que se agoten las ideas. Con mil y una adaptaciones, la llegada de este título a Nintendo Switch traía consigo una etiqueta de la que es difícil escapar: ser la versión definitiva de uno de las obras más influyentes de la historia.

Resonair, el estudio tras este rompecabezas único, consigue crear una atmósfera única gracias a su ritmo, su planteamiento y su puesta en escena. La jugabilidad más pura que existe da, al fin, la mano a un modo historia que busca hacernos sentir un “extra”, un plus a los mandos que se ve enriquecido si nos sumergimos por completo en la propuesta. Pese a ser lo de siempre, verse como antes y lucirse como antaño, es inevitable pensar que, ahora sí, han dado con la tecla. O, como dirían en el universo de Tetris, con el bloque de cuatro piezas correcto.

Tetris Effect: Connected es una experiencia visual única en Nintendo Switch

Este juego enamora desde el minuto uno. En su concepción, la obra original se desarrolló como una tormenta perfecta. Mientras las piezas invaden la pantalla en forma de cascada, los jugadores tienen que decidir la forma óptima de apilarlas sin dejar hueco alguno. Casi 40 años después, la desarrolladora nipona sigue apostando por una fórmula que funciona, volcando sus esfuerzos en una vertiente que, hasta ahora, no se había sumado a la jugabilidad pura de la idea: introducir experiencias sensoriales acorde a lo que tenemos en pantalla.

Tetris Effect Connected Nintendo Switch

A nivel gráfico, cumple con creces tanto con su propuesta como con las pretensiones de Nintendo Switch. No estamos ante uno de los juegos más exigentes del catálogo de la híbrida, claro está que tampoco busca ofrecer batalla en esa guerra. Es todo lo que tiene que ser, cuenta con un apartado visual impecable que, además, luce a las mil maravillas en el sistema de la gran N.

En el apartado sonoro es donde encontramos una propuesta revolucionaria. Desde el primer momento, el juego te insta a disfrutar de la experiencia con auriculares, la forma idónea de sumergirse en la propuesta de Resonair. La música, el sonido de las piezas, la ambientación y, en general, cualquier elemento presente en pantalla, forma parte de la experiencia única de Tetris Effect: Connected, una atmósfera irrepetible que se conforma gracias al binomio de lo expuesto en pantalla y lo oído a través del apartado sonoro.

La fórmula perfecta

En el viaje que supone este juego, cada nivel es un baile perfectamente coreografiado. A estas alturas de la película, lo ideal habría sido aplicar la ejecución habitual de Tetris y funcionar con el piloto automático. Por suerte, el estudio japonés huye de esa apuesta segura. De hecho, es fácil palpar dónde está el riesgo de esta ruptura de la costumbre, del tijeretazo a lo preestablecido para levantar unas nuevas bases.

Resonair utiliza conceptos temáticos para diferenciar los niveles presentes en el juego. Así, da un giro de tuerca al famoso efecto Tetris (el fenómeno que analiza cómo percibimos el mundo tras muchas horas jugando, momento en el que comenzamos a encajar diferentes objetos cotidianos) y presenta una propuesta en la que lo visual y lo sonoro están a la altura de lo jugable.

La perspectiva es crucial en este juego. Además de la vista habitual, el estudio nos brinda la capacidad de modificar a nuestro antojo el ángulo en que veremos el escenario. Gracias a esto, podremos abandonar el 2D habitual y percibir, además de las figuras desde otro punto de vista, todos los elementos que rodean a nuestra partida. Y esto, en un juego como Tetris Effect: Connected, es indispensable para entender qué tenemos entre manos.

Cuando Tetris 99 encontró a Connected

A través de sus múltiples modos de juego, Tetris Effect: Connected es lo más parecido que existe a un viaje perfecto. Cuenta con niveles, escenarios y eventos para todos los gustos, motivo por el que cuesta creer que no sea un juego ideal para cualquier tipo de público. Además, gracias a la influencia del aclamado Tetris 99 (siempre dispuesto a colaborar con las franquicias de Nintendo), en esta versión se ha incluido un multijugador muy competente.

Fuera de este, el título llega a Nintendo Switch con sus habituales Modo Viaje y Modos Effect. En el primero, tendremos que superar diferentes niveles que, a través de varias experiencias únicas, nos llevarán de la mano en una propuesta diferente a la habitual dentro de la franquicia.

Además de la vista habitual, el estudio nos brinda la capacidad de modificar a nuestro antojo el ángulo en que veremos el escenario.

En el segundo tendremos que sumergirnos en diferentes desafíos que, si bien tienen reminiscencias clásicas, como conseguir el máximo de puntos posible o hacer 30 líneas contrarreloj, también cuentan con ese giro de tuerca presente en cada apartado del juego.

Dentro de este apartado, lo más destacable es el multijugador con el que Tetris Effect: Connected ha decidido aterrizar en Nintendo Switch. Inspirado en el título de la vertiente online de la híbrida, este apartado incluye hasta 5 modos diferentes de juego. En estos podremos cooperar y, al mismo tiempo, enfrentarnos a rivales tanto locales como de todas partes del mundo. Sin duda, un acierto que aumentará exponencialmente la vida útil del título.

Tienes programada una cita en el calendario

A diferencia de lo que se nos propone en el juego, debes ir buscando hueco en tu agenda (y en tu cartera). La obra de Resonair es, en resumidas cuentas, la experiencia definitiva de la fórmula perfecta. Tetris es jugabilidad y diversión pura, un título a años luz de distancia de muchos de los juegos de esta industria. Es sencillo y directo, va al grano y no necesita un tutorial que explique nada (pese a contar con algunos añadidos como la Zona, una oportunidad para parar el tiempo y encadenar líneas).

Tetris Effect: Connected luce espectacular en Nintendo Switch, casi parece haber nacido para disfrutarse en la consola de la gran N. En definitiva, estamos ante la receta de siempre con algún que otro añadido que la convierte en única. Parecía difícil mejorar la perfección y, aún así, el equipo tras el juego ha conseguido hacerlo. Además, cualquier jugador que quiera sumergirse en la propuesta, tenga la habilidad que tenga, podrá hacerlo sin problema. Así, simple y llanamente: el rey está de vuelta.

Análisis – Tetris Effect: Connected (Nintendo Switch)
85

Puntuación: Notable

A través de experiencias sensoriales únicas y una revisión de la fórmula perfecta del juego original, Tetris Effect: Connected consigue aprobar con nota el examen y, además, se erige como la experiencia definitiva de la franquicia.

Presentación
Gráficos
Música y sonido
Jugabilidad
Duración
Extras
  • La experiencia definitiva de una franquicia clásica.
  • Múltiples modos de juego.
  • Una ambientación increíble.
  • Puede ser parco para los jugadores más exigentes.
Archivado en:
Etiquetado en:
Redactado por:
Abelardo González
author de Nintendúo
Con un mando de Super Nintendo en las manos desde que tengo uso de razón. Chrono Trigger tiene la culpa de mi afición por los líos espacio-temporales.
¿Qué te ha parecido?: