Fabricar Nintendo Switch OLED costaría tan solo 10$ más que la actual

Bloomberg afirma que cada Nintendo Switch OLED supondrá a la Gran N un sobrecoste de producción de 10 dólares. Lo analizamos.

Tras el anuncio de Nintendo Switch OLED las redes comenzaron a arder con miles de detractores y partidarios. Por un lado, quienes veían del todo insuficientes los cambios. Del otro lado, quienes veían la nueva pantalla, y el resto de mejoras, como un aliciente más que justificado. Ahora, nos llega información, procedente de Bloomberg, que hace referencia a un supuesto coste de producción que favorecería más aún si cabe a Nintendo.

Nintendo Switch OLED: ¿el impulso final de los de Kioto?

Por normal general, y tras varios años en el mercado, las compañías suelen optar por bajar los precios de sus diferentes sistemas para ver aumentadas sus ventas y poder, de esta forma, mantener unos ingresos más o menos constantes. No obstante, el caso de los de Kioto es realmente curioso. La híbrida, tras más de 4 años en el mercado, aún no ha mostrado signo alguno de desaceleración o envejecimiento. Y esto es algo que sigue marcando la política de precios y ventas de la multinacional nipona.

Es más, la pandemia ha logrado impulsar las ventas (hardware, software y suscripciones online) de la compañía del famoso fontanero. Destacando una tendencia que apunta a superar los 100 millones de consolas vendidas en el presente año fiscal. Por todo ello, su apuesta con Nintendo Switch OLED ha pasado, precisamente, por un aumento de precio.

Según el reconocido medio estadounidense, centrado en información financiera, a la Gran N tan solo le costaría 10 dólares más, con respecto al modelo original, fabricar cada Nintendo Switch OLED. El reporte de Bloomberg afirma que ese insignificante sobrecoste de producción se desglosaría de la siguiente forma:

  • Pantalla OLED: entre 3 y 5 dólares adicionales.
  • Aumento de almacenamiento: 3,5 dólares.
  • Otros (soporte, LAN y mejora de sonido): algún dólar más.

Solo basta con hacer las cuentas para obtener una conclusión bastante clara. El precio de salida del nuevo modelo es de 350 dólares, frente a los 300 dólares del modelo original. Si incluimos en la ecuación ese sobrecoste de producción, de 10 dólares, las cuentas son redondas. Nintendo obtendría, de esta forma, un considerable aumento de su margen de beneficio con cada nueva Nintendo Switch OLED vendida.

Conviene destacar que estos datos no proceden de ninguna fuente oficial. Respondiendo, simplemente, a un análisis interno realizado por la propia Bloomberg. Y vosotros, ¿qué opináis al respecto?

Redactado por:
Serafín Jimenez López
editor de Nintendúo
Murakamiano empedernido, Pynchoniano de nacimiento. Un desconcierto continuo en mundobola desde 1981. Escribo cosas en NintenDúo.
¿Qué te ha parecido?: