Un vistazo a Super Cyborg para Nintendo Switch
Buscar
Inicio > Artículos > Un vistazo a Super Cyborg para Nintendo Switch
Un vistazo a Super Cyborg para Nintendo Switch
Artículos

Un vistazo a Super Cyborg para Nintendo Switch

Super Cyborg aterriza en Nintendo Switch con su última versión para consolas. Os contamos qué nos ha parecido el juego.

Los videojuegos de acción lateral tuvieron un fuerte boom entre la década de los 80 y los 90, y aunque a día de hoy pueden echar hacia atrás por las limitaciones que conllevan, la verdad es que podemos encontrar pequeñas joyas bastante adictivas y entretenidas. Super Cyborg en Nintendo Switch es una de ellas.

Un shooter de acción lateral donde tendremos que acabar con cualquier rastro alienígena del planeta Tierra. Drageus Games nos ha invitado a probarlo, y realizar nuestras impresiones sobre este pequeño monstruo, y es que si os gustan los juegos desafiantes, aquí tenéis un reto con una dificultad de otro planeta.

La Tierra está en peligro

Esto puede que os sorprenda, pero Super Cyborg es un juego hecho por una única persona, Artur Games, un señor ruso amante de los videojuegos cuya consola favorita es la NES de Nintendo. Super Cyborg publicó su beta en 2010, y tras 12 años, por fin ve la luz en consolas, aunque previamente salió en la plataforma Steam en 2015 con críticas muy positivas.

La historia es directa y no es nada del otro mundo: una amenaza alienígena se cierne sobre la Tierra, concretamente en una misteriosa isla donde se llevan acabo experimentos confidenciales. Parece ser que la forma de vida Xirxul ha despertado, y ahora la humanidad está en peligro ¿La Solución? Enviar a un par de soldados para que se líen a tiros y se carguen a todo lo que se mueva. 

En resumen: matar todo lo que se ponga por delante. Literalmente todo. No tendremos cinemáticas, ni diálogos, solo acción pura y dura. Porque entendemos que la destrucción del mundo no necesita tampoco mucha presentación.

Si de algo es fan Artur Games, es de los videojuegos de CONTRA creados por KONAMI. Es básicamente un Shoot ‘Em Up de acción lateral igual que Super Cyborg, y esto no es casualidad, ya que este juego es toda una carta de amor a la saga CONTRA. Así que si sois amantes de estos títulos, Super Cyborg conseguirá hacerse un hueco en vuestro corazón.

Sin prisa, pero sin pausa

Como os hemos dicho, el juego es rápido y directo. Comenzaremos aterrizando en la isla principal, con 4 vidas listos para matar. Los enemigos vendrán por diferentes lados, y tendremos que dispararles con nuestro arma principal que tendrá dos modos, disparo normal y cargado, este segundo es más potente.

A medida que avanzamos, podemos ir mejorándola para disparar más rápido, tener más posibilidades de acertar y hacer daño. Lo malo es que si morimos, perderemos todas las mejoras y volveremos al estado inicial.

La mayoría de la acción del juego transcurre en lateral a lo largo de 7 variados y coloridos niveles, siendo uno de ellos con vista cenital. Una perspectiva que nos dará un respiro mientras continuamos con la cacería alienígena. Sinceramente nos habría gustado más niveles de este estilo, pero solo tendremos disponible uno.

El gameplay es bastante sólido, el sistema de apuntado nos permite fijar la posición mientras que avanzamos, o disparar a la vez que nos movemos sin parar. 

Sin duda lo que más nos ha gustado de Super Cyborg es la posibilidad de compartir la aventura completa con un segundo jugador, y más en Nintendo Switch. Podremos desacoplar los joy-con y jugar con el mando en horizontal con otra persona, sin necesidad de más mandos o cambios en la configuración. Eso sí, preparaos para sufrir en pareja también, porque el juego no tendrá piedad.

Un verdadero reto

Y aquí es donde queremos comentaros el punto más polémico del juego, su dificultad. Al principio de la partida nos pedirán seleccionar entre el modo normal y el modo fácil, pero que estas palabras no os engañen porque nosotros decidimos empezar fuerte con el modo normal y tuvimos que reiniciar la partida y pasarnos al fácil, y es que Super Cyborg ha sido creado para ser un juego desafiante, aunque quizá haciendo un poco de trampas.

En ocasiones hemos sentido que el comportamiento errático de los enemigos y su disposición, están hechos de manera que sean impredecibles para el jugador, provocando en más de una ocasión que perdamos una vida por no saber cómo van a atacar los alienígenas. 

Esto a base de ensayo y error, vamos aprendiendo cómo se comporta cada elemento del escenario, porque cada partida en la misma fase será completamente igual a la anterior. Habrá que andarse con mucho ojo, porque aunque memoricemos el nivel, será bastante complicado esquivar todos y cada uno de los ataques.

Queremos hacer mención especial al diseño de los jefes de Super Cyborg. Perturbadores y gigantescos alienígenas que parecen sacados de un juego de Metroid, intentarán matarnos por encima de todo. Nos ha sorprendido mucho la imaginación que ha tenido Artur Games para crearlos, dándonos sensaciones tan buenas como las de los jefes de Cuphead, el indie del MDHR Studio donde también hay que sudar la gota gorda para acabar con los enemigos.

El caso es que cada uno de estos titanes, tendrá una forma distinta de proceder y atacar. E incluso algunos de ellos tras ser derrotados, sorprenderán con nuevas fases. Que eso por un lado está bien, pero cuando llevas media hora intentando acabar con uno de ellos y descubres que aún queda otra fase para acabar la batalla… Esa sensación duele mucho.

Tradicional pero accesible

Como todo juego de corte retro, no pueden faltar los cheats o trucos, otro guiño a Konami. Aquí podremos activar algunos trucos para por ejemplo desbloquear armas o todas las fases y poder seleccionar la que más nos guste. También podremos activar otro para conseguir 40 vidas, por si 4 se quedan cortas.

En cuanto a nuestra partida, podremos seleccionar hasta 7 slots con partidas diferentes, para poder guardar nuestro progreso al comienzo de cada fase, o en un checkpoint. Esto está bien si queremos mejorar nuestra puntuación o empezar una partida a parte con un familiar.

Hablando de familiares, podremos elegir si queremos jugar uno o dos jugadores en cada fichero, y justo después, tendremos la oportunidad de personalizar nuestro soldado para diferenciarlo del resto. Se podrán seleccionar hasta dos modelos diferente de personaje, pero podremos cambiarles el color a varios objetos para hacerlos únicos y diferentes al resto. No es que sea el mejor modo de personalización, pero menos da una piedra.

Por último tenemos como extra diferentes modos visuales para nuestras partidas. El modo normal, uno que suaviza el apartado gráfico, y por último otro que simula la pantalla de un viejo televisor. Con este último aspecto nos hemos puesto nostálgicos, porque nos ha recordado a nuestras partidas en máquinas recreativas.

Al final estamos haciendo un vistazo a fondo a la versión de Nintendo Switch, por eso también es importante evaluar su ejecución en portátil. En temas de rendimiento, el juego se mantiene intacto porque no hace grandes esfuerzos gráficos, pero el juego gana enteros jugando en portátil. El concepto de inicio instantáneo que ofrece, es ideal para jugarlo en cualquier momento, por lo que echar unas partidas rápidas en el metro, o con un amigo haciendo sobremesa después del café, sientan bastante bien. Obviamente el juego luce mejor en la pantalla OLED de la Nintendo Switch, con unos colores más vívidos que aprovecharán el colorido apartado gráfico de Super Cyborg

Apartado gráfico y sonoro

Valoramos positivamente la estabilidad gráfica del juego, manteniendo invariable la tasa de imágenes por segundo. El acabado y diseño de los niveles es muy vistoso y característico, lo que nos hará sentir que cada área es muy diferente a la anterior. Para aumentar este efecto, los propios niveles tendrán un diseño propio, teniendo que enfrentarnos a fases de escalada vertical, angustiosos túneles de largo recorrido, o niveles más tradicionales infestados de enemigos. El protagonista sí que deja un poco que desear, con un diseño bastante cargado que no nos deja distinguir bien sus partes en pantalla, por suerte podemos modificar el color para hacerlo menos confuso, tanto consigo mismo, como con el entorno. El diseño de los enemigos será el plato fuerte, y hará sombra el resto del apartado gráfico, al final creemos que esto será lo que más recordarán los jugadores de su aventura en Super Cyborg.

En cuanto a la música, queremos mencionar que corre a cargo de Darkman 007, haciendo una ejecución impecable y bien adaptada al apartado gráfico del juego. Los temas están compuestos por un repertorio de chiptunes de corte frenético, que se compenetrarán con los niveles para enfatizar la acción del juego al más puro estilo 8 bits. Eso sí, puede llegar a volverse cargante y repetitiva si pasamos mucho tiempo en una misma fase.

Lo mejor de Contra, y Conra-zón

Super Cyborg nos ha dejado muy buenas sensaciones tras haberlo probado. Un shooter adictivo y desafiante, que bebe muy fuerte de los clásicos de contra. Su dificultad puede llegar a ser decisiva a la hora de influir en el jugador, ya que podría echar para atrás a más de uno. Su rejugabilidad no va más allá de superar nuestros récords, con modos extra apenas existententes más allá del nivel de dificultad, pero tampoco podemos pedir más a un título indie por 7 euros en la eShop. Super Cyborg recoge lo mejor de los clásicos Contra, y nos ofrece una aventura espacial que conquistará a más de un nostálgico.

Archivado en:
Artículos
Etiquetado en:
Redactado por:
Álvaro Rodríguez
administrator de Nintendúo
Voz y Mii en Nintendúo. Ingeniero electrónico. Gamer, pianista electrónico, fotógrafo en prácticas, inkling y héroe del tiempo.
¿Qué te ha parecido?:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.