Los juegos en la nube: el lastre de Nintendo Switch

La reciente apuesta por Kingdom Hearts al completo en la nube vuelve a poner en el punto de mira esta política de Nintendo Switch.

La polémica con los juegos en la nube para Nintendo Switch vuelve a estar servida. El reciente anuncio del lanzamiento de la saga Kingdom Hearts al completo ha causado de todo menos indiferencia. Tras la confusión inicial, que hizo a muchos creer que la tercera entrega sería la única en no estar disponible de forma nativa, las distintas compañías implicadas confirmaron la noticia que nadie quería escuchar.

A través de dos recopilaciones y una versión completa, los usuarios de la híbrida podrán disfrutar de toda la franquicia en la consola. Sin embargo, en estos instantes solo Melody of Memories, el título de corte musical, puede jugarse sin hacer uso de la versión en la nube. De hecho, incluso obras de la saga lanzadas en portátiles de Nintendo, como Chain of Memories o Dream Drop Distance, no podrán jugarse de forma nativa aun perteneciendo a sistemas menos exigentes.

juegos en la nube Nintendo Switch

Ejemplos como BioShock o Dark Souls, juegos posteriores a los primeros Kingdom Hearts, dejan en evidencia la labor de Square Enix. Incluso podemos utilizar a Final Fantasy XII, trabajo de la propia compañía, si no queremos citar a terceros. Lanzado en 2006, después de las dos primeras entregas de la franquicia protagonizada por Sora, este juego puede disfrutarse en Nintendo Switch sin la necesidad de estar conectado a internet. Por tanto, es casi obligatorio preguntar qué ha llevado a las empresas implicadas a tomar una decisión tan rechazada en redes sociales.

El calvario de los juegos en la nube para Nintendo Switch viene de lejos

Que la era digital ha llegado para quedarse es un hecho. Gigantes como Blockbuster han pasado de ceder un pequeño trozo del pastel a Netflix a desaparecer por completo del mapa. Por ello, si una industria tan potente como la del cine es capaz de dar ese salto tan arriesgado, el aterrizaje de esta maniobra en el mundo de los videojuegos era solo cuestión de tiempo.

A raíz de la pandemia, la venta digital comenzó a ganar peso en el sector. En estos momentos, más del 50% de los videojuegos vendidos ya no necesitan un intermediario físico. Con estos datos en la mano, es lógico que las compañías busquen nuevas maneras de captar la atención de los usuarios. Si a esto le sumamos que Nintendo ofrece una consola menos potente que la de otras compañías, la maniobra parecía cada vez más clara.

Por ello, para permitir a sus usuarios disfrutar de éxitos recientes, la compañía optó por una decisión polémica que no ha terminado de cuajar. Nintendo Switch Cloud Version es un sistema que la gran N implantó para disfrutar de determinados juegos en su consola. En estos momentos, es posible jugar a Control, Hitman 3, Assassin’s Creed Odyssey y Resident Evil VII, si bien los dos últimos solo se pueden disfrutar en Japón.

A estos juegos hay que sumarle la franquicia Kingdom Hearts, tal y como anunció Nintendo recientemente. Si bien Square Enix podría haber optado por portear de forma nativa estos títulos, la compañía decidió ofrecerla en un servicio con luces y sombras muy marcadas. Una opción que, como recalqué antes, sigue sin calar en los usuarios de la consola.

Las ventajas y desventajas del juego en la nube en Nintendo Switch

Pese a llevar varios años en activo, esta vertiente que ofrece la gran N no termina de explotar. Por fortuna, o desgracia, cada ventaja que ofrece el sistema trae consigo un pero enorme. Dicho motivo ha provocado que los usuarios no terminen de aprovechar una de las opciones más discutidas del sistema.

Por un lado, Nintendo Switch Cloud Version requiere internet estable y de alta velocidad para disfrutar al máximo la experiencia. Sin él, a parte del evidente lag, sufriremos caídas de resolución que empañarán la experiencia. Esto toca de lleno con uno de los mayores problemas del sistema, si bien este será solventado con el dock de Nintendo Switch OLED.

Por otro, al jugar en la nube no eres propietario del juego. Tras aceptar una licencia, disfrutas del título en cuestión hasta que los servidores de este estén disponibles. Además, la capacidad de estos últimos determinan tu posición a la hora de disfrutar de tu sesión de juego. Por ejemplo, en los primeros días de Resident Evil VII era habitual experimentar colas de varias horas para iniciar la partida.

Kingdom Hearts podría haber llegado de otra forma

En resumidas cuentas, la existencia de este artículo la motiva la llegada de Kingdom Hearts a Nintendo Switch. La franquicia de Square Enix, una de las más queridas de la industria, protagoniza rumores desde hace años. A excepción de Kingdom Hearts III y de Melody of Memory, todos los títulos de la saga son anteriores al lanzamiento de Switch. Y, por ello, sorprende que ninguno llegue de forma nativa al sistema.

Sin mucha información al respecto, las primeras teorías apuntan a que la desarrolladora ha reutilizado su trabajo con las versiones para otros sistemas. La propia Nintendo confirmó a través de un tweet que se podrán probar los juegos de forma gratuita antes de comprar el pase de acceso. Pese a esto, muchos usuarios se han mostrado disconformes con la decisión.

La realidad es que, en estos momentos, muchos jugadores de Switch no podrán disfrutar de varios juegos con casi dos décadas a sus espaldas si no tienen una conexión a internet estable. En casos como Control o Assassin’s Creed Odyssey, donde la consola no es capaz, se entiende. En situaciones como la de la franquicia Kingdom Hearts, alerta el futuro que tomarán los juegos en la nube de Nintendo Switch.

Archivado en:
Redactado por:
Abelardo González
editor de Nintendúo
Con un mando de Super Nintendo en las manos desde que tengo uso de razón. Chrono Trigger tiene la culpa de mi afición por los líos espacio-temporales.
¿Qué te ha parecido?: